Plaza Pública

¿Qué pasa con la sanidad madrileña?

Hugo Martínez Abarca

Hay dos noticias recurrentes respecto a la sanidad madrileña. Cada semana sabemos de un techo que se cae en un hospital público, de la ausencia de calefacción y mantas en otro en plena ola de frío, de inundaciones en quirófanos y UCI,  de pasillos repletos de enfermos porque no hay recursos… Mientras, cada semana conocemos un nuevo escándalo ligado a la gestión sanitaria de los gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid, desde Esperanza Aguirre a Cristina Cifuentes.

Los últimos de estos escándalos han sido las investigaciones de la UCO de la Guardia Civil según las cuales la Comunidad de Madrid adjudicó los contratos de los hospitales privatizados (el Modelo Aguirre) a cambio de que un porcentaje fuera directamente a financiar actos electorales del PP-Madrid. Mientras a los hospitales de los madrileños se les caían los techos, tenían listas de espera interminables… al PP de Madrid le salían gratis las campañas electorales, es decir, partían con el dopaje electoral que les han permitido ganar elecciones por lo civil o por lo tamayar.

Esta semana en la Asamblea de Madrid hemos empezado a investigar el Modelo Aguirre de los hospitales (que, por cierto, defendió reiteradísimamente el actual consejero de Cifuentes en los festivales de propaganda que regalaba Telemadrid al PP). Los madrileños llevamos pagando diez años a las empresas concesionarias un canon, una parte del cual se supone que paga la construcción del hospital. Sospechosamente,  esa parte permanecía opaca.

De las comparecencias de la primera semana ya hemos obtenido datos suficientes como para saber que los madrileños ya hemos pagado la construcción del Hospital de Vallecas (Hospital Infanta Leonor) y que por tanto no tiene sentido que sigamos pagando veinte años más como pretende el gobierno de Cristina Cifuentes.

Mientras, de la parte que no corresponde a la construcción sino a la gestión del Hospital las cuentas están claramente infladas para favorecer a las empresas concesionarias a costa de la salud de toda la ciudadanía madrileña.

Por poner un ejemplo especialmente obsceno: mientras estos hospitales pagan 20 euros/hora a los médicos de guardia, prevén 65 euros/hora para, por ejemplo, el cambio de bombillas. Obviamente alguien ha decidido regalar dinero de la Sanidad Pública a empresas privadas: Aguirre decidió empezar a hacerlo y Cifuentes ha decidido continuar los regalos.

¿Y por qué? Esa es la pregunta que toca responder mientras seguimos acumulando información. Pero lo que sí sabemos es que además de ese dinero que las concesionarias destinaban a financiar campañas electorales de la Comunidad de Madrid funcionaron las puertas giratorias de forma magistral. En el Hospital del Tajo una de las empresas quebró al conocerse su participación en la trama Gürtel y ¿quién fue contratado como asesor de las empresas que se quedaron con la gestión del Hospital del Tajo? Sí, Manuel Lamela, el consejero que diseñó el modelo y que había adjudicado los hospitales.

Puede haber razones, parece que las hay buenas, para que el PP quiera que los madrileños sigamos pagando los próximos 20 años o los que haga falta un dineral a unas empresas que tanto bien les ha hecho a ellos, pero que ya han recibido el dinero que corresponde a lo que han hecho por los madrileños.

La construcción de los hospitales del Modelo Aguirre ya ha sido pagada. El Gobierno de Cifuentes pretende que sigamos pagando durante 20 años más. El "no debemos, no pagamos" parece pensado para lo que Cifuentes pretende pagar durante 20 años más y que en ningún caso es un gasto sanitario, aunque Cifuentes (y Ciudadanos) lo contarán como tal, sino un gasto que se sustrae a la Sanidad para devolver los favores al PP-Madrid. _________________________________

Hugo Martínez Abarca es diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid.

'America First'

Más sobre este tema
stats