28A | Elecciones generales

Las 14 preguntas que responderán los españoles en las urnas

Trabajadores del Ayuntamiento de Pamplona durante la colocación este miércoles de los paneles, urnas y papeletas en un colegio electoral.

Casi tres años después de las últimas elecciones generales, celebradas en junio de 2016, los españoles vuelven a elegir a su presidente del Gobierno. El socialista Pedro Sánchezpulsó el botón de la llamada a las urnas tras comprobar que no tenía apoyos para aprobar sus Presupuestos y entre fuertes acusaciones de la derecha –representada por PP, Cs y Vox– de haber respondido a las presiones de los nacionalistas catalanes. 

Como si el tiempo no hubiera pasado, el PSOE de Sánchez llega a la cita ante las urnas con las mismas acusaciones de las bautizadas como "tres derechas" pero siendo el partido favorito por los españoles según todas las encuestas. Y PP, Cs y Vox, peleándose por el liderazgo de su espacio ideológico en una carrera en la que Pablo Casado quedaría a la cabeza. El otro gran partido, Unidas Podemos, intenta remontar tras unos meses plagados de crisis internas, mientras que los partidos nacionalistas podrían mejorar su presencia en el Congreso.

Este es el contexto en el que 36.893.976 españoles votan este domingo para elegir a 350 diputados y 208 senadores. 1,1 millón de ellos lo harán por primera vez. Un contexto que deja muchas preguntas en el aire que empezarán a tener respuesta bien avanzada la noche de este domingo, cuando se cuenten los votos depositados en las más de 212.000 urnas, según cálculos del Ministerio del Interior.

infoLibre repasa las principales cuestiones que deben encontrar respuesta en las urnas. 

  EL GOBIERNO

1. ¿Qué apoyos necesita Pedro Sánchez para seguir en el Gobierno?

En el Partido Socialista no ocultan que el mejor escenario para Pedro Sánchez sería el de no tener que depender de los independentistas catalanes para ser investido presidente. Así, se desharía de un plumazo de las acusaciones del bloque de la derecha –PP, Ciudadanos y Vox– de seguir en la Moncloa gracias al apoyo de los que quieren "romper" España. Tampoco hay que olvidar que el juicio del procés sigue en marcha y que las negociaciones con los independentistas no serían para Sánchez un camino de rosas.

Pero más allá de escenarios ideales, los que mandan son los números y Pedro Sánchez necesita los 176 escaños en los que está instalada la mayoría absoluta para seguir siendo presidente (o una mayoría simple en una hipotética segunda sesión de investidura). Con las encuestas en la mano, la suma de los diputados de PSOE y Unidas Podemos tendría complicado alcanzar esa cifra. El papel que pueda jugar un Partido Nacionalista Vasco que crece ligeramente en los sondeos para que a Sánchez le salgan las cuentas es clave.

En el peor pronóstico del último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la suma de PSOE y Unidas Podemos se quedaría en 156 diputados, aunque en la parte más alta de la horquilla alcanzaría los 179 parlamentarios. El PNV se haría con seis escaños y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), con entre 17 y 18. La prueba definitiva, esta noche.

2.  ¿Tiene el bloque de la derecha en su mano llegar a la Moncloa?

En la recta final de campaña, PP, Cs y Vox se han esforzado en escenificar sus diferencias y en exhibir músculo en forma de poder de convocatoria y de fichajes de última hora para lograr ventaja en la carrera por el liderazgo de la derecha. Pero la idea de estas formaciones en un escenario de un Partido Socialista muy fuerte es sumar votos para poder reeditar un pacto a la andaluza. El que permitió a Juan Manuel Moreno (PP) ser investido presidente de la Junta de Andalucía con el apoyo de los diputados de Ciudadanos y Vox.

Además de en si PP, Cs y Vox logran esa mayoría absoluta, los focos van a estar puestos en cuál de los tres partidos se hace con el liderazgo de la derecha. En los últimos días de campaña ha habido teorías para todos los gustos, todas ellas basadas en los estudios encargados por los propios partidos: desde un sorpasso de Cs al PP a un sorpasso de Vox a Cs. sorpasso

El aterrizaje de Vox en la política nacional después de un fulgurante estreno en Andalucía complica todo tipo de pronósticos.

3. ¿Suman PSOE y Cs la mayoría absoluta de los diputados en el Congreso?

En política todo es posible. Pero ni Pedro Sánchez se siente atraído por la posibilidad de acercarse a Ciudadanos ni en el partido naranja están dispuestos a darles apoyo. Quedó claro en los debates televisados de esta semana y en el veto del partido de Albert Rivera al candidato socialista.

Pero por mucha línea roja que Ciudadanos haya marcado a la hora de asegurar que ni por asomo se prestará a hacer a Sánchez presidente, dirigentes de todos los partidos coinciden en que las presiones a Albert Rivera desde amplios sectores de la política y el poder económico serán tremendas si el resultado del PSOE y el de Cs suman la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados.

PSOE y Cs ya pactaron tras las generales de 2015 después de que Albert Rivera hubiese negado con insistencia cualquier posibilidad de acuerdo. Un episodio que el PP aprovecha para subrayar que no son de fiar y Vox para hablar de "veleta naranja", mientras desde Unidas Podemos advierten a su vez de ese mismo "riesgo".

  LOS PARTIDOS

4. ¿Vuelve a ser el PSOE el partido más votado después de 11 años?

No hay sondeo que no sitúe al PSOE de Pedro Sánchez como partido más votado para estas elecciones generales. Lo contrario sería una sorpresa mayúscula. Con ello, la formación volvería a ser la favorita de los españoles tras 11 años.

La última vez que los socialistas quedaron por delante del PP en unas elecciones fue en 2008, cuando José Luis Rodríguez Zapatero obtuvo 169 escaños frente a los 154 de Mariano Rajoy. En 2011 bajaría a 110 con Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato y desde ese momento siempre ganaron de forma clara los conservadores. 

El peor resultado del PSOE en la democracia han sido los 84 diputados de Pedro Sánchez en las generales de 2016.

5. ¿Llevará Casado al PP al peor resultado de su historia?

Con las encuestas en la mano, Casado tendría que hacer frente a uno de los peores resultados de su partido uno de los peores resultados de su partidocuando todavía no ha transcurrido un año desde que llegó a la Presidencia del PP, en sustitución de Mariano Rajoy.

Los 107 escaños de Aznar en las generales de 1989 son, hasta la fecha, el peor resultado obtenido por el Partido Popular. En el año 2000 Aznar obtuvo el mejor resultado de sus años al frente de la formación conservadora: 183 escaños. Pero, en el cómputo global, el mejor resultado del partido en sus 30 años de historia fue anotado en las generales de 2011, con Mariano Rajoy al frente: 186 escaños. Una mayoría absoluta más que sobrada.

En Génova creen que están en disposición de llegar a los cien escaños, pero ninguna encuesta lo ha reflejado.

Las fuentes consultadas por este diario coinciden en que, dentro del batacazo que supondría, Casado "salvaría los muebles" si su resultado está en el entorno de los 107 escaños que logró José María Aznar en 1989. Tres años antes, en las generales de 1986, la Alianza Popular de Manuel Fraga se hacía con 105 asientos. En la XII Legislatura, la que arrancó tras las generales de 2016, Mariano Rajoy logró 134 diputados.

El líder del PP desvincula cualquier resultado de su futuro político pese a que su estreno puede llevar al partido al peor resultado de su historia.

6. ¿Ha habido un ‘efecto Pablo Iglesias’ en Podemos?

El sábado 23 de marzo Pablo Iglesias volvió a la actividad del partido tras la baja paternal que compartió con su pareja, Irene Montero, para el cuidado de sus mellizos.

"Tengo muchas ganas de encontrarme con vosotros y vosotras el día 23 en la plaza del Reina Sofía. Vuelvo cargado de energía y con ganas de compartir mis reflexiones en este tiempo de permiso de paternidad y de estar de otra forma con la familia, los amigos y la gente del partido", dijo el candidato a los suyos. Había estado apartado de la vida pública desde el 20 de diciembre. Y en ese intervalo de tiempo, la formación morada había atravesado diversas crisis internas, sobre todo por divisiones en los territorios. Una de las más graves, la alianza entre Íñigo Errejón y Manuela Carmena en Madrid.

Según la última oleada del CIS, Unidas Podemos caería al cuarto puesto, tras Ciudadanos, con entre 33 y 41 sillones y el 12,9% de las papeletas.

En la formación morada están convencidos de que las urnas van a a reflejar ese efecto Pablo Iglesias. Destacan su campaña de denuncia de los movimientos de "las cloacas del Ministerio del Interior" para que Podemos no llegara al Gobierno y su participación en los dos debates televisados, en los que ofreció un tono mucho más moderado al que tenía acostumbrados a sus votantes, afeando al resto de partidos que estuviesen más preocupados en atacarse que en hacer propuestas.

7. ¿Ha perjudicado o beneficiado a Cs la foto de Colón?

Todos los expertos en comunicación y estrategia política coinciden: que Albert Rivera se subiese al escenario de la manifestación de la Plaza de Colón en la que se pidió la convocatoria de elecciones junto a PP y Vox fue una maniobra "muy arriesgada". Como arriesgado fue decir de una forma tan categórica que bajo ningún concepto Pedro Sánchez iba a contar con los votos de los diputados de Cs para ser investido presidente.

La "x" de esta ecuación que trata de averiguar si Rivera se equivocó al entrar en competición con PP y Vox por el liderazgo de la derecha se despejará este domingo. También podrá responderse a la pregunta de si su electorado aprueba el acuerdo con el PP y con los ultraderechistas de Santiago Abascal en Andalucía para echar de la Junta a la socialista Susana Díaz.

Ciudadanos tuvo en la última legislatura 32 escaños. En casi todas las encuestas mejora esta cifra (el CIS le da entre 42 y 51 diputados).

8. ¿Tenía Vox voto oculto?

Los doce escaños de Vox en el Parlamento andaluz fueron una sorpresa que casi nadie supo ver venir. El CIS le da una horquilla amplísima de entre 29 y 37 actas para estas generales. Pero sus rivales políticos ponen estas cifras en cuarentena porque al ser una formación nueva se desconoce su perfil de votante, lo que hace muy complicado sacar conclusiones. Tampoco hay que perder de vista que últimamente las casas de sondeos se han desviado bastante en sus pronósticos.

Desde el partido liderado por Santiago Abascal llevan toda la campaña bombardeando en redes sociales con pabellones hasta la bandera de futuros votantes. De los exteriores de estos recintos con colas y colas de personas que se queden fuera porque se superan todos los aforos. Es su forma de advertir de que las encuestas se quedan cortas.

Pero en el PP, su principal rival, no comparten la tesis del voto oculto en el caso de este partido de ultraderecha. Creen que Vox está en ese momento de los nuevos partidos en el que quien va a votarles no tiene ningún problema a la hora de decirlo. Además, insisten en que por las provincias que reparten menos de cuatro escaños van a tener complicado entrar en el Parlamento por el sistema de reparto del voto.

  LOS TERRITORIOS

9. Cataluña: ¿consigue ERC al fin convertirse en primera fuerza?

La gestión de la crisis catalana ha derivado en una división de las fuerzas independentistas en la que la formación más beneficiada ha sido Esquerra Republicana de Catalunya. Todos los sondeos ubican a esta formación como la gran ganadora en esta comunidad autónoma en detrimento de Junts Per Catalunya, la marca electoral del PDeCAT y de Puigdemont.

Otra incógnita, en el campo independentista, será saber si Front Republicá entra en el Congreso. Formado por Poble Lliure (uno de los partidos de las CUP), Som Alternativa y Piratas de Cataluña, y con Albano-Dante Fachin (ex líder de Podemos en Cataluña) como cabeza de lista por Barcelona, mantienen un discurso de desobediencia al Estado más radical que ERC.

En las últimas elecciones generales, contando los escaños de todas las circunscripciones catalanas, la fuerza más votada en esta comunidad fue En Comú Podem (12 actas), seguida de ERC (9), CDC (8), PSC (7), PP (6) y Cs (5). Según el CIS, la formación que mejor parada saldría de estos comicios es ERC, con entre 17 y 18 escaños. Supone multiplicar por dos su representación actual en la Cámara Baja. Esta formación se haría con parte de los escaños de Junts per Catalunya, que caería de los ocho que consiguió en 2016 a cuatro o cinco. Conjuntamente, las dos fuerzas independentistas obtendrían entre 21 y 23 diputados, por los 17 que tuvieron en los anteriores comicios.

La lista de ERC la encabeza Oriol Junqueras, que lleva más de un año en prisión preventiva por el juicio de procés. Su número dos es Gabriel Rufián.

10. País Vasco: ¿desaparece por completo la derecha española?

Casado, Rivera y Abascal pasaron el primer fin de semana de campaña protagonizando mítines en el País Vasco. En el caso de Cs y Vox, hubo intentos de boicots de los mítines y los asistentes fueron insultados. Llegó incluso a haber detenciones.

La presencia de las fuerzas de la derecha en Euskadi hay que entenderlas más en clave del mensaje de rechazo del nacionalismo que querían lanzar al resto de España que en clave de que Álava, Gipuzkoa o Bizkaia sean circunscripciones en las que se la juegan y en las que pueden rascar escaños.

Una de las dudas que tiene que despejar este 28A es si la división de la derecha española ha servido para mejorar la raquítica representación de este espacio político en el Congreso por las tres circunscripciones vascas. En las generales de 2016, el PP sólo logró dos escaños. Uno por Álava y el otro por Bizkaia

A la espera de lo que decidan los electores, el CIS sólo ha dado malas noticias a PP, Cs y Vox en el País Vasco. Ninguna de las tres formaciones lograría representación.

11. Navarra: ¿suma la alianza de las tres derechas?

En las anteriores generales, los cinco escaños elegidos por los navarros se repartieron así: dos para la coalición PP-UPN, que fue la más votada; dos para la coalición encabezada por Podemos, que incluía a la formación nacionalista Batzarre, y uno para el PSOE. EH Bildu y Geroa Bai se quedaron sin escaños.

En esta ocasión, PP y UPN han sumado a Ciudadanos conformando Navarra Suma. Una alianza que pretende que el voto al partido naranja no se quede sin representación. En 2016, Cs logró 20.505 votos en Navarra, el 11%. Se tradujeron en cero escaños. Vox, por su parte, concurre por separado.

Según el CIS, los socialistas serían esta vez la fuerza más votada, con dos escaños, y Navarra Suma se movería entre uno y dos. Unidas Podemos (Podemos-IU-Equo-Batzarre) se haría con un escaño y EH Bildu estaría en la horquilla 0-1. A Geroa Bai no le otorga representación.

12. ¿Obtienen los nacionalistas representación en Galicia, Comunitat Valencià, Illes Balears o Canarias?

Mientras que los nacionalistas catalanes y vascos mejorarán su representación en el Congreso según el grueso de las encuestas, los sondeos son menos optimistas para esas fuerzas en otros territorios. En un parlamento tan fragmentado como el que se prevé, este tipo de partidos se convierten en fundamentales a la hora de ayudar a los más votados a articular mayorías.

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) no obtuvo representación parlamentaria en las generales de 2015 ni en las de 2016. Reducía a cero su presencia tras haber obtenido dos escaños en las generales de 2011. En el reparto de escaños por provincias del último CIS, la formación independentista gallega vuelve a quedarse sin representación. Pero otras casas de sondeos como GAD3 sí han llegado a pronosticar la vuelta de los nacionalistas gallegos a Madrid.

En la Comunitat Valencià, la coalición A la Valenciana (Compromís, Podemos y EUPV) obtuvo nueve escaños en las anteriores generales. Ahora, el panorama ha cambiado porque de esta coalición se ha bajado Compromís. El CIS sólo da entre uno y dos escaños a Compromís. Mientras que Unidas Podemos ser haría con tres, dos por Valencia y uno por Alicante. La ruptura de esta coalición, pues, les haría perder poder.

En las pasadas elecciones, Més per Mallorca concurrió a las generales coaligado con Podemos y Esquerra Unida. Lograron dos escaños. La coalición se ha fragmentado porque ahora Més concurre junto a Ara Eivissa y Esquerra Republicana de les Illes Balears bajo el nombre de Veus Progressistes. Los resultados de este domingo desvelarán si la ruptura del bloque sirve para incrementar la fuerza en el Congreso.

Ana Oramas, la única diputada de Coalición Canaria en el Congreso en la última legislatura, repite como cabeza de lista por Tenerife. En la peor horquilla del CIS, dejaría de ser parlamentaria. En el mejor de los casos, mantendría esa única acta.

  EL SENADO

13. ¿Recupera el PSOE el Senado después de 23 años de mayoría del PP?

Los votantes escogen este domingo a 208 senadores –el resto, hasta 266, son designados por los parlamentos autonómicos–. En el Senado, aunque los candidatos aparecen agrupados por partidos políticos en la papeleta de votación, las candidaturas son individuales a efecto de votación y escrutinio. Así, el elector puede votar a candidatos de fuerzas políticas diversas. Es un procedimiento distinto al de las listas al Congreso de los Diputados, que son cerradas y bloqueadas. El sistema electoral empleado en el Senado suele conducir a que la fuerza política con más votos de cada circunscripción se haga con la mayoría de los escaños. En este contexto, el PSOE tiene ahora muchas posibilidades de volver a ser la fuerza mayoritaria de la Cámara Alta tras 23 años como segundo partido.

Desde las generales de 1993 a las de 2016, el Partido Popular ha sido la fuerza política más votada en las elecciones al Senado. El mejor resultado de los conservadores se registró en 2011: 136 senadores frente a los 48 de los socialistas. Fue el año de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy.

El mejor registro de los socialistas es de 1982: 134 actas; el peor, los 43 que logró en las generales de 2016 Pedro Sánchez.

En el último tramo de esta XII Legislatura, desde la moción de censura que expulsó al PP del Gobierno, los conservadores han usado el Senado como la Cámara de revancha contra lo que ocurría en un Congreso que no controlaban. 

14. ¿Qué va a pasar con el 155?

PP, Ciudadanos y Vox llevan a sus programas electorales la aplicación del artículo 155 de la Constitución como uno de los pasos para hacer frente a la crisis territorial catalana. Casado ha llegado a decir que la intervención de la autonomía de esta comunidad autónoma sería una de las primeras medidas que tomaría el Consejo de Ministros que él liderase.

La aplicación de este artículo de la Carta Magna sólo puede activarse con el voto de la mayoría absoluta del Senado –134 votos–. Esto implica que PP, Cs y Vox tendrían que sumar esta cantidad de escaños. El PP tuvo en la última legislatura 147 senadores, muy por encima de los 134. Pero Mariano Rajoy no quiso dar el paso sin haber buscado antes el apoyo de Pedro Sánchez y Albert Rivera.

En las filas conservadoras el temor a perder la mayoría absoluta es fuerte. Por eso, Casado ofreció a Ciudadanos presentar listas conjuntaslistas conjuntas, algo que rechazaron en el partido naranja. Si a la derecha no le dan los números, su única arma política estará en ofrecer a Sánchez el apoyo para aplicar el 155 y presionarlo así en la delicada situación del conflicto político catalán.

Así te hemos contado la jornada electoral

Así te hemos contado la jornada electoral

Más sobre este tema
stats