Elecciones 20-D

Podemos consigue un 20% más de votos que el PSOE en las ciudades de más de 100.000 habitantes

Ada Colau (tercera por la derecha) celebra con sus compañeros los resultados de las elecciones en Barcelona.

Podemos y Ciudadanos basaron sus resultados del domingo en el voto urbano. Ambas formaciones consiguieron prácticamente uno de cada dos votos en ciudades de más de 100.000 habitantes (el 47,3% en el caso del partido de Pablo Iglesias y el 46,4% en el de Albert Rivera).

El peso de las áreas urbanas entre los votantes del PP es menor (el 42,9%) y en el del PSOE el porcentaje desciende al 36,9%, una cifra que ha encendido las alarmas en la sede socialista porque demuestra su pérdida de influencia en las localidades más dinámicas del país.

En su particular duelo con Podemos, los socialistas sólo han conseguido batir a la formación morada en 23 de las 55 ciudades de más 100.000 habitantes, diez de ellas situadas en Andalucía, su tradicional granero de votos. Si ponemos el foco en las localidades más pobladas, el balance es aún peor para los de Pedro Sánchez: el PSOE sólo ganó a Podemos en dos de las diez mayores (Sevilla y Málaga) y se quedó por detrás en el resto: Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Las Palmas, Murcia, Bilbao y Palma de Mallorca.

Los socialistas sumaron más votos en el conjunto de España que las candidaturas de Pablo Iglesias y sus aliados (5.530.779 frente a 5.189.463) pero, en cifras absolutas, Podemos atrajo más votos en las grandes ciudades que el PSOE, concretamente 414.388 (un 20% más). Y consiguió imponerse en siete de ellas (Barcelona, Las Palmas, Vigo, L'Hospitalet, Vitoria, Badalona y Sabadell). El PSOE, en cambio, sólo se alzó con el primer puesto en dos de las 55 ciudades más pobladas: Fuenlabrada y Huelva.

La victoria más abultada de Podemos se registró en Vigo, donde la lista de En Marea (Podemos, Anova y Esquerda Unida, además de las candidaturas ciudadanas que triunfaron en las municipales) se hizo con un 33,9% de los votos en una ciudad en la que apenas hace unos meses el PSOE había conseguido un holgada mayoría absoluta. El mayor porcentaje en una ciudad conseguido por los socialistas se registró en Huelva (28,7%) y estuvieron a punto de perderlo a manos del PP, que se quedó a sólo unas décimas (28,4).

La situación en las cuatro ciudades más importantes

Del descalabro urbano del PSOE da idea también el análisis del voto de las cuatro ciudades más importantes, las que concentran más población de España (Madrid, Barcelona. Valencia y Sevilla). Aquí quedó en primer lugar el PP con 1.312.988 votos y en segundo lugar Podemos, con 1.071.445 (apenas 240.000 menos que los conservadores). Los socialistas sólo fueron capaces de atraer a 800.831 votantes, apenas cien mil más que Ciudadanos (699.272).

El PP capeó mejor el temporal que los socialistas. Se alzó con la victoria en la mayoría de las grandes ciudades y en 32 de las 55 más pobladas superó incluso el porcentaje de voto que consiguió a escala nacional (28,7%). Los más llamativos se produjeron en Salamanca (41,07) y Murcia (40,86). Donde peores resultados obtuvo fue en las ciudades catalanas y vascas (Sabadell es el caso más extremo: 9,5%).

Ciudadanos, que en el conjunto de España sumó el 17,47% de los sufragios consiguió sus mejores resultados en las áreas urbanas en los municipios de Zaragoza. Málaga, Alicante, Móstoles, Elche, Cartagena, Alcalá de Henares, Albacete, Castellón, Tarragona, Marbella y Algeciras y sobre todo Murcia. En esta capital provincial el partido de Albert Rivera consiguió su mejor resultado urbano (20,07% de los votos y el segundo puesto en las preferencias de los vecinos).

Los alcaldes del cambio de Madrid, Barcelona y Valencia, los mejor valorados en sus ciudades

Más sobre este tema
stats