La situación en el PP

Un 'aguirrismo' descabezado se enfrenta a Cifuentes por el reparto de poder en el PP de Madrid

La presidenta de la gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes.

El Partido Popular de Madrid tiene pendiente elegir un nuevo equipo directivo desde hace casi un año, cuando Esperanza Aguirre dejó la presidencia de la formación en plena investigación de la operación Púnica. A medida que se acerca la fecha del congreso regional (17, 18 y 19 de marzo) la tensión es más palpable. Cristina Cifuentes, la presidenta de la gestora, no ha anunciado todavía su candidatura pero todo el PP da por hecho que así será. Y los dirigentes y cargos públicos que hicieron carrera política junto a Aguirre se resisten a que con la nueva etapa empiecen a perder cuotas de poder.

Es en este contexto en el que las fuentes consultadas por infoLibre interpretan los roces e intercambios de acusaciones entre diferentes sectores del PP de Madrid de los últimos días. ¿Es este el germen de una candidatura alternativa a la prevista de Cristina Cifuentes? "Se está sondeando a gente. Pero, a día de hoy, nadie parece dispuesto a dar el paso", señala uno de los dirigentes críticos consultados. "Hay desconcierto y malestar por algunas de las decisiones de la gestora. Pero no hay un patrón que lo organice", añade sin ocultar que es difícil que alguien dé el paso con tantas posibilidades de que la operación sea un fracaso.

Sobre el papel de Aguirre a la hora de alentar a los críticos existe división en función del sector al que se cuestione. Hay quienes creen que la expresidenta madrileña ve estos movimientos con buenos ojos porque ha sido testigo de cómo la gestora apartaba a los suyos. Pero también hay quienes aseguran que "no está enredando" en ninguna batalla sucesoria y que, en el supuesto de haber dos candidatos, apoyará "al más liberal". Si al final se presenta sólo Cifuentes, la apoyará, aseguran. Íñigo Henríquez de Luna, su mano derecha en el Ayuntamiento de Madrid, es el dirigente que más contundente ha sido en sus críticas a la gestora. Pero tanto desde su entorno como desde el de Aguirre desmienten una actuación "coordinada".

"Yo no soy la marioneta de nadie. En el PP nos conocemos todos. Siempre he defendido lo mismo", señaló este mismo jueves desde los micrófonos de la cadena Ser. El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid lleva presentando enmiendas a la ponencia de estatutos del PP pidiendo la instauración de primarias desde el XVI Congreso Nacional, celebrado en Valencia en junio de 2008.

Si la semana pasada los puntos de fricción estuvieron en la fecha escogida para celebrarse el congreso de Madrid, en pleno puente de San José, y en la petición de que los estatutos recojan la obligación de las candidaturas ganadoras de integrar a las perdedoras, esta semana la polémica estalló a cuenta de una reunión con concejales vecinos presidida el miércoles por Cifuentes en la sede regional de la formación. Al término de la misma, Henríquez de Luna se quejó de que la presidenta de la Comunidad de Madrid había "impedido la participación y el debate". Le siguieron con similares argumentos otros presidentes del PP en distritos madrileños como Eva Durán (Vallecas) o Luis Asúa (Chamberí). Todos los mensajes los lanzaron a través de sus perfiles en Twitter.

Donde estos dirigentes próximos a Aguirre vieron un "mitin" de Cifuentes, la propia presidenta de la gestora defiende que estuvo "dos horas hablando con militantes de todo tipo". "No quiero polemizar con ningún compañero de partido, con nadie", sostuvo en declaraciones a los medios.

Los críticos con la presidenta regional se quejan de que, desde la gestora, Cifuentes ha hecho "todo lo contrario" a integrar. Señalan que lo ha controlado todo desde el primer momento y que se ha dejado llevar por sus "afinidades". Similares críticas se vertían contra Esperanza Aguirre en sus años al frente del PP de Madrid. Desde la gestora niegan estas acusaciones e insisten en que la presidenta habla y se reúne con todo aquel que se lo pide. En este sentido, recuerdan que hasta la fecha no ha tenido ocasión de escuchar de boca de Henríquez de Luna sus demandas de la última semana.

También hay malestar por la forma en la que está manejando su pacto de legislatura en la Asamblea de Madrid con Ciudadanos. "Se escuda en este pacto y va más allá", considera un de los concejales molestos con la presidenta. La misma fuente considera que cuando estalla algún escándalo, Cifuentes actúa de forma diferente en función de si los afectados son o no de su entorno.

En materia legislativa, un sector minoritario se declara incómodo con la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, más conocida como la ley contra la LGTBIfobia. Ha ido, señalan quienes no comparten el texto, "más allá de lo que la ideología del partido exige". Dos diputados conservadores, David Pérez, también alcalde de Alcorcón, y Luis Peral se ausentaron de la votación.

Enmiendas

La semana pasada Henríquez de Luna presentó sus enmiendas al XVIII Congreso Nacional del PP. Y, aunque destinadas al cónclave nacional, tienen al regional en el punto de mira. Con una de ellas demanda que entre el congreso nacional y los regionales transcurran más de 30 días. Hace una semana el Comité Ejecutivo Nacional convocó el congreso de Madrid para los días 17, 18 y 19 de marzo.

El concejal pidió a Cifuentes que sea "coherente" con sus posicionamientos a favor de la democracia interna en el partido y no promueva un "congreso exprés, trampa". Que no se cierre el paso a que quienes quieran presentarse lo puedan hacer. En todo caso, aclaró que su intención no es la de presentarse como candidato. "No estoy en esa historia", señaló. 

Por su parte, desde la gestora no comparten esta visión. Y consideran que la fecha del congreso se criticaría de la misma forma si se hubiese aplazado unas semanas. La propia Cifuentes se ha pronunciado al respecto: "En las próximas elecciones al PP regional no hay privilegios ni ventajas para nadie". "Todos y cada uno de los más de 90.000 militantes del Partido Popular [de Madrid] han tenido desde que se constituyó la gestora como órgano provisional, para preparar su programa, su campaña y su equipo", añadió. Estas palabras fueron pronunciadas por la presidenta en el acto que mantuvo con los concejales vecinos el miércoles en Génova. Y Henríquez de Luna respondió este jueves: "Para autopromoción la que Cifuentes lleva haciendo de sí misma desde hace un año".

Con estas palabras, el portavoz adjunto del PP de Madrid se quejaba de que la presidencia de la gestora ha servido a Cifuentes para consolidarse como candidata y, además, respondía a quienes en el partido achacan sus enmiendas y su mayor presencia pública de los últimos días a un intento de posicionarse como recambio a Aguirre en el Ayuntamiento de Madrid.

Integración de los perdedores

Henríquez de Luna ha presentado otras enmiendas. Una de las principales novedades del texto que ha trasladado a los ponentes de la reforma de los Estatutos del PP dentro de su tradicional enmienda demandando primarias tiene que ver con la fijación en las normas de funcionamiento interno del partido de la obligación del candidato ganador de los congresos de integrar en la nueva dirección a miembros de las candidaturas perdedoras.candidaturas perdedoras.

"La democracia interna no se puede convertir en una excusa para laminar a los compañeros de partido", defiende Henríquez de Luna, presidente del PP del madrileño distrito de Salamanca, uno de los principales caladeros de votos de los conservadores en la capital. Hay en el PP quien ha visto tras esta enmienda una especie de "vacuna" de cara al congreso regional por si al final alguien decidiese dar el paso y plantar cara a Cifuentes. Uno de los nombres que lleva sonando meses es el del diputado por Madrid en el Congreso Antonio González Terol, considerado la cuota aguirrista de la lista del PP por la capital. Pocos en el PP creen que esté dispuesto a presentarse. También es alcalde de Boadilla, localidad madrileña considerada el epicentro de la Gürtel.

Rajoy traslada el peso de la renovación a los congresos regionales y provinciales del PP

Rajoy traslada el peso de la renovación a los congresos regionales y provinciales del PP

Más sobre este tema
stats