Los derechos de las mujeres La derecha española ante una sentencia de impacto mundial

El antiabortismo radical de los republicanos de EEUU se extiende en el PP ante la inacción de Feijóo

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, junto a líderes conservadores en un foro este lunes en la sede de La Razón.

"Igual que se avanza en tecnología o en ecologismo, hoy EEUU da un paso en la protección de la vida". "Es una gran noticia, la mejor en mucho tiempo". ¿Quiénes se expresan así sobre la sentencia del Tribunal Supremo que deroga el derecho al aborto en la primera potencia mundial, decisión que radicaliza una ofensiva republicana que criminaliza la interrupción del embarazo y llega a impedirlo incluso en caso de violación?

Aunque lo puedan parecer, no son palabras de Santiago Abascal (Vox), ni de Ignacio Arsuaga (Hazte Oír), ni de Luis Argüello (Conferencia Episcopal). Quienes así celebran la sentencia son el senador del PP Javier Puente y consejero madrileño David Pérez, respectivamente. Es decir, son voces salidas del PP de Alberto Núñez Feijóo, un partido en el que progresan las posiciones alineadas con el Partido Republicano de EEUU ante la inacción de la dirección nacional.

Una prueba más de la extensión de este ideario: hasta seis parlamentarios del PP, además de miembros del partido en Madrid y de Nuevas Generaciones, acudieron el domingo a una manifestación en defensa de la vida "desde la concepción".

A preguntas de infoLibre, el PP apela a la libertad de sus miembros y al carácter no dogmático del partido.

Una sentencia de impacto mundial

Feijóo evita hablar del aborto. Su dirección se limita a recalcar que mantiene la misma posición que con Pablo Casado, aunque sin detallarla. Al margen de anunciar su rechazo a la ley que prepara el Gobierno, la cúpula del PP salida del congreso de abril pasa de puntillas por el tema. Y hay una razón detrás. La historia reciente demuestra que el polémico asunto divide al partido.

El frustrado intento del PP de aprobar su propia ley del aborto acabó vigorizando al movimiento feminista, provocando la dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón y precipitando la ruptura del sector más antiabortista del partido, una parte del cual, con la diputada Lourdes Méndez Monasterio al frente, acabó en Vox.

Este silencio oficial del PP se mantiene incluso cuando el aborto es noticia mundial por un fallo en EEUU que da alas al movimiento antiabortista internacional. La sentencia Dobbs v. Jackson, conocida el viernes, precipita una catarata de leyes restrictivas, a imitación de Oklahoma –que prohíbe el aborto desde la concepción y expone a demandas al personal sanitario que lo practique– y Texas –que lo prohíbe desde el "latido fetal", en torno a la sexta semana, sin excepción por incesto o violación–. Queda abierta la posibilidad de vetar la "píldora del día después" y la tipificación del aborto como delito. En total, al menos 36 millones de mujeres en edad reproductiva podrían perder el acceso al aborto en 23 Estados, según la ONG Planned Parenthood.

Voces en el PP a favor del fallo del Supremo

El fallo ha provocado múltiples reacciones en España. Vox ha aprovechado para marcar como propio el terreno del antiabortismo sin concesiones. El partido de Santiago Abascal apoya la ofensiva legislativa republicana, que sitúa el aborto en un marco de restricción extrema –sin descartar la prohibición total–, de delación y de criminalización.

En contraste con el regocijo del partido ultraderechista, toda la izquierda y Cs rechazan la sentencia.

¿Y el PP? Lo dicho: silencio. Es decir, silencio de la dirección. No de todo el partido. Al menos dos voces del sector con las posiciones antiabortistas más duras del PP han mostrado su apoyo a la sentencia, sin que la dirección nacional realice ninguna desautorización. Así lo hicieron en Twitter el senador por Cantabria Javier Puente y el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid David Pérez.

Parlamentarios del PP a favor de la vida "desde la concepción"

Estos pronunciamientos no son rayas en el agua. No son notas aisladas. Forman parte de una tendencia, de una melodía reconocible.

Puente es una figura clave en este sector duro del PP que actúa ya sin complejos ante el silencio sobre el aborto de la nueva dirección. Senador del PP por Cantabria, se muestra como un entusiasta de las "leyes de latido fetal" impulsadas por el Partido Republicano y por las políticas provida de los Gobiernos nacionalistas de Hungría y Polonia. Es además presidente de Familia y Dignidad Humana, una fundación en cuya dirección coinciden dos referentes provida de Vox –Lourdes Méndez Monasterio y Rocío Monasterio– con hasta siete parlamentarios y cargos públicos en activo del PP, todos ellos en defensa de posiciones como el rechazo al aborto incluso si hay violación. Uno de esos políticos es precisamente David Pérez.

De Familia y Dignidad Humana salen al menos cuatro asistentes del PP a la manifestación provida del domingo en Madrid. Se trata del propio Puente, sus compañeros de bancada en el Senado Rodrigo Mediavilla y Ana Camíns y el diputado en el Congreso José Ignacio Echániz, todos ellos en la dirección de la fundación. A ellos se sumaron los también senadores Antonio Román y Patricia Rodríguez Calleja, así como "una buena representación" del PP de Madrid y de Nuevas Generaciones, según el propio Román. Entre los representantes del PP de Madrid estuvo su secretario general, Alfonso Serrano.

¿Por qué es controvertida la asistencia de parlamentarios del PP a esta manifestación? Su convocatoria –a cargo de unas 200 organizaciones integradas en federaciones como NEOS, One of Us, Foro de la Familia y Asamblea de Asociaciones por la Vida, entre otras– llama a defender la vida humana "desde la concepción", un planteamiento que ha calado en el Partido Republicano de EEUU hasta hacer mayoritarias las posiciones a favor de la prohibición total o casi total del aborto. En teoría, el PP no está en esas tesis maximalistas. Pero tampoco las desautoriza. El manifiesto de la convocatoria acusa al Gobierno de actuar "abandonando la senda de la constitucionalidad y la legitimidad".

Los pronunciamientos de las figuras más visibles de la marcha fueron una sucesión de alegatos a favor de la sentencia de EEUU. "La sentencia es sin duda un elemento de esperanza", declaró a los medios Jaime Mayor Oreja, presidente de Valores y Sociedad y de la federación One of Us y portavoz de NEOS. "La sentencia es una puerta de esperanza a que esto también se haga en España", afirmaba con "enorme alegría" María San Gil, vicepresidenta de la Fundación Villacisneros. Desde el escenario, Nayeli Rodríguez, coordinadora nacional de la plataforma 40 días por la Vida, auguraba: “Este hito histórico [la sentencia] va a desembocar en una ola provida en todo el mundo”.

La dirección nacional del PP apela a la libertad

infoLibre preguntó a la dirección del PP si desautoriza las posiciones de Puente y Pérez – a favor de la sentencia del Supremo de EEUU– y si apoya la manifestación a favor de la vida "desde la concepción", a la que asistieron diversos miembros del partido.

No hubo respuestas directas, sino generales, que muestran una clara intención de no entrar en profundidades. La asistencia el domingo era "libre" y "voluntaria", contestó el partido. Y añadió: "El PP no es un partido dogmático".

Asistencia "a título personal"

Este periódico preguntó también a los grupos del PP en el Senado y el Congreso en calidad de qué se había producido la asistencia de parlamentarios a la marcha y si la dirección del partido había realizado alguna indicación.

A través de sus canales oficiales, el PP en Senado respondió que la participación de los miembros del grupo había sido "a título personal" y que el partido como tal no había fijado ninguna posición.

En cuanto al grupo en el Congreso, señaló: "El PP no es un partido monolítico y hay distintas sensibilidades y más en un asunto tan complejo y tan sensible como este, que merece un debate social sereno y reflexivo, lejos de las cortinas de humo que busca el PSOE. Defendemos la libertad de los afiliados para asistir a cualquier manifestación que se celebre con respeto a la ley a la Constitución. Más si cabe en una cuestión como esta. Recordar que hay una ley que está recurrida ante el Constitucional y lo normal sería esperar a que resuelva, pero el PSOE no quiere esperar porque poco le importa en realidad el bienestar de las mujeres y queda patente con esta nueva ley, que es un batiburrillo que mezcla el aborto con reglas dolorosas, por ejemplo".

Una red de organizaciones a favor

Con Vox en posiciones maximalistas y sectores del PP alineados con el partido de Abascal, no puede ya decirse que las tesis en sintonía con el antiabortismo radical de Estados Unidos sean anecdóticas o marginales en España. Además, sus apoyos no son sólo políticos. Es más, salen fundamentalmente del variopinto catolicismo asociativo, que presiona sin descanso a los partidos.

¿Qué organizaciones aplauden la sentencia Dobbs v. Jackson? El listado es largo. Destaca One of Us, una federación europea que integra en España a Red Madre, Profesionales por la Ética, Valores y Sociedad, Cidevida, Civica, Más Vida, Asociación de Objeción de Conciencia, Aesvida y Familia y Dignidad Humana, entre otras. Otras organizaciones en One of Us, como el Foro Español de la Familia, la Federación Española de Asociaciones Provida y Hazte Oír, han publicado sus propios pronunciamientos a favor del fallo.

Para calibrar su dimensión, hay que tener en cuenta que algunas de estas entidades son paraguas de otras muchas. El Foro de la Familia presume de integrar a 117 federaciones y 19 confederaciones. La Federación de Asociaciones Provida cuenta con 33 organizaciones en todo el país.

También respaldan la sentencia Cristianos en Democracia y la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Los estados de la costa oeste de EEUU se comprometen a blindar conjuntamente el aborto

Los estados de la costa oeste de EEUU se comprometen a blindar conjuntamente el aborto

Más sobre este tema
stats