28A | Elecciones generales

Podemos apura el plazo para cerrar sus confluencias en Cataluña y Galicia

Pablo Iglesias con el antiguo líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, en una imagen de archivo.

Las elecciones generales se acercan y los partidos apuran los últimos días para negociar sus alianzas. Este viernes termina el plazo para registrar las coaliciones para los comicios del 28 de abril, y mientras el PP ya tiene cerrados sus pactos en Navarra o Asturias, Podemos se encuentra negociando a contrarreloj y con dificultades la confluencia en Galicia y Cataluña. El PSOE, por su parte, ha roto su coalición con Nueva Canarias en las islas, mientras Ciudadanos ha suscrito por primera vez una alianza para las generales con UPN.

En las elecciones generales de 2016 fueron 12 las coaliciones que se presentaron en todas o algunas de las circunscripciones. En la izquierda, por ejemplo, a Unidos Podemos, coalición de Podemos, IU, Equo y otro puñado de fuerzas, se sumaron con entidad diferenciada À la Valenciana (alianza de Podemos, IU y Compromís), En Comú Podem (Podemos, EUiA, ICV y Barcelona en Comú) y En Marea (Podemos, IU y Anova). A la derecha también hubo alianzas: el mejor ejemplo es que el PP fue a las urnas en coalición en Aragón, Navarra y Asturias (con el PAR, UPN y Foro, respectivamente). E incluso partidos nacionalistas como ERC o el BNG suscribieron sus propias coaliciones.

Para las elecciones del 28A no está claro cuántas de esas alianzas se repetirán, aunque hay algunas que ya es seguro que no serán reeditadas. Es el caso, por ejemplo, de À la Valenciana, ya que Podemos y Compromís han decidido concurrir por separado a las elecciones. Tampoco volverán a concurrir unidos PP y PAR en Aragón, ya que la formación regionalista ha declinado presentarse a las elecciones. Asimismo, Nueva Canarias y el PSOE no irán unidos a los comicios. Y las negociaciones para que En Comú Podem y En Marea vuelvan a concurrir juntos están siendo muy peliagudas. Estas son las coaliciones que se presentarán el 28A o que se están negociando en este momento:

  En Comú Podem y ERC-Soberanistes

En 2015 y 2016, la coalición conformada por Podemos, ICV, EUiA y Barcelona en Comú consiguió ganar las elecciones generales en Cataluña. Pero tres años después, los desencuentros entre los partidos que componen Catalunya en Comú, los malos resultados electorales en las autonómicas y el acercamiento de una parte de los comuns a las tesis independentistas y, en concreto, a ERC, ha generado muchas dudas en lo relativo a una coalición que hace apenas unos meses todos los actores daban por segura.

Las fricciones entre los diferentes partidos que componen Catalunya en Comú y vienen de meses atrás y fueron uno de los motivos que provocaron la dimisión de su exlíder, Xavier Domènech, y la retirada de la portavocía parlamentaria a Elisenda Alamany, una de sus dirigentes más cercanas. Pero en las últimas semanas, la situación se ha agravado a raíz del acuerdo alcanzado entre ERC y Soberanistes, el partido liderado por Alamany y Joan Josep Nuet, coordinaador de EUiA y también diputado de Catalunya En Comú Podem en el Parlament.

Hace unos días, Comunistes, el partido que lidera Nuet dentro de EUiA –y que es el mayoritario de la formación–, aprobó abrir esta negociación con los independentistas, pese a que EUiA sigue formando parte de Catalunya en Comú y ratificó este mismo miércoles que se presentará a las elecciones dentro de esa formación. Esta decisión ha generado un gran cisma interno dentro de EUiA, que apoyará la candidatura de los comuns en las próximas generales mientras Nuet, su líder, concurre en el número cuatro de las listas de ERC por Barcelona, tal y como confirmaron los republicanos a última hora del jueves.

Tras el anuncio de que finalmente Nuet decidía pasarse a ERC, Catalunya en Comú decidió suspenderlo de militancia de manera cautelar y expulsarlo del grupo parlamentario de los comuns en el Parlament, donde es aún diputado. En un comunicado este jueves, el partido que lidera Ada Colau sostuvo que Nuet "ya no defiende el ideario ni los principios fundacionales de Catalunya en Comú" y le exigió que deje su acta de diputado.

Mientras tanto, la negociación entre Podemos y los comuns para conformar las listas para el 28A sigue bastante atrancada. Catalunya en Comú ya ha escogido sus listas, en las que ahora tendrán que incluirse los candidatos de Podemos en los puestos que negocien ambas direcciones. Pero las malas expectativas electorales –de los 12 diputados actuales se espera pasar a alrededor de siete– están dificultado que las conversaciones lleguen a buen puerto.

La alcaldesa de Barcelona y líder de los comuns, Ada Colau, ha trufado buena parte de los puestos de salida de las listas con sus afines, empezando por el candidato, el hasta ahora tercer teniente de alcalde Jaume Asens. Además, Gerardo Pisarello, su mano derecha en el ayuntamiento, irá como número tres de la plancha. Esos nombres y algunos más, unidos a los puestos de salida que corresponden a ICV, han dejado a Podemos prácticamente sin espacio en las listas para incluir a sus candidatos en posiciones con opciones reales de conseguir escaño.

El partido morado ha elegido a Óscar Guardingo, que en la última legislatura ha estado en el Senado, para que ocupe el primero de los puestos de la lista de los comuns reservado a Podemos. El problema, explican fuentes conocedoras de la negociación, es que el primer puesto que ofrece Colau para el partido morado es el séptimo por Barcelona, para no alterar así el equilibrio entre los espacios de ICV y los reservados al núcleo de personas elegidas por la alcaldesa. Tal y como pintan las encuestas, el número siete de la lista por Barcelona se considera un puesto con serias opciones de no ser elegido, por lo que Podemos quedaría sin representación por esa provincia, aunque ha conseguido asegurar el número uno por Tarragona.

  En Marea

Tampoco ha habido aún acuerdo definitivo para reeditar En Marea, la coalición que en 2015 y 2016 integraron Podemos, IU y Anova. Los partidos siguen negociando a escasas horas de que se cierre el plazo, aunque en caso de haber acuerdo tendrán que cambiar la marca con la que se presentaron en los anteriores comicios. Y es que el nombre de En Marea está ahora en manos de la dirección liderada por Luís Villares, líder de En Marea en el Parlamento de Galicia y frontalmente enfrentado a Anova, Podemos e IU, que han decidido presentarse por su cuenta sin contar con él.

No obstante, las tres formaciones también están teniendo problemas para ponerse de acuerdo entre ellas. El problema es similar al de Cataluña: la caída de las expectativas electorales, sumada además a la presencia de un nuevo competidor –la candidatura del partido de Villares, que también se presentará el 28A–, dejan un número menor de puestos de salida a repartir entre los mismos actores. Podemos busca asegurar la presencia en el Congreso de su secretario general en Galicia, Antón Gómez-Reino, como cabeza de lista en A Coruña, y pretende también colocar en puestos de salida a Yolanda Díaz –de IU pero con una relación muy estrecha con Pablo Iglesias e Irene Montero– y Ángela Rodríguez –de Podemos–.

El gran punto de fricción se encuentra ahora mismo en quién lidera la lista de Pontevedra. En 2016 fue Alexandra Fernández, de Anova, quien la encabezó, y pese a que ella lleva tiempo distanciada de En Marea y no repetirá, Anova quiere asegurarse liderar la candidatura en esa provincia, una ambición que también tiene Podemos. Lo más probable, además, es que el diputado Miguel Anxo Fernán Vello –también de Anova– sea el número uno en Lugo, pero no es seguro que este puesto vaya a conseguir escaño, ya que algunas encuestas pronostican que el espacio a la izquierda del PSOE lo perdería en favor de Ciudadanos.

  Navarra Suma

La coalición que sí está ya cerrada es la que congregará en torno a la misma lista a PP, Ciudadanos y UPN en Navarra bajo la marca Navarra Suma. La candidatura unitaria de las derechas españolistas –a excepción de Vox– estará liderada por un candidato de UPN, que además designará a la mayor parte de los miembros de la lista, y la alianza se extenderá tanto a las elecciones generales como a las municipales y autonómicas de mayo. Para suscribir la alianza, Ciudadanos ha tenido que aceptar el reconocimiento expreso en el acuerdo al régimen foral de Navarra y al convenio económico, pese a que su líder, Albert Rivera, lleva años denunciando los "privilegios" que supone esta particularidad y poniendo en duda la existencia de los "derechos históricos".

  PP-Foro

La segunda de las coaliciones conservadoras que sí se repetirá en las generales de este año será la que suscribieron hace unas semanas PP y Foro para la circunscripción de Asturias. Al igual que en 2016, la lista estará encabezada por un dirigente del PP, mientras que Foro ocupará los puestos dos y seis, con los que en las anteriores elecciones obtuvo un diputado, Isidro Martínez Oblanca.

  PDeCAT-CDC

Al igual que hará, probablemente, ERC, el PDeCAT también acudirá en coalición a las elecciones del 28A. Pero, a diferencia de los republicanos, la coalición de los nacionalistas conservadores será... con ellos mismos. Formalmente, el PDeCAT ha suscrito una alianza con Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido al que sucedió hace unos años y cuya marca se encuentra desde entonces inactiva. Y lo ha hecho porque CDC es el "actual propietario de los derechos electorales", según explica el propio PDeCAT en un comunicado, con todo lo que ello implica: espacio reservado para realizar publicidad electoral, ahorrarse recoger avales para presentarse a las elecciones, etc.

  Front Republicà

La tercera pata del bloque independentista, la CUP, decidió hace unos días en una votación entre sus bases no presentarse a las elecciones del 28A. Pero uno de los dos partidos más grandes que componen la organización anticapitalista, Poble Lliure, ha rechazado esta decisión y sí concurrirá a los comicios. Poble Lliure no irá sola a las urnas, sino en coalición con Som Alternativa –la formación que creó y que lidera el ex secretario general de Podemos Cataluña, Albano-Dante Fachín– y con Pirates, un pequeño partido extraparlamentario en Cataluña. El nombre de la alianza será Front Republicà.

  Recortes Cero-Grupo Verde

Dentro de las coaliciones extraparlamentarias, quizá la más potente sea la que conforma Recortes Cero-Grupo Verde con otros cuatro partidos: Partido Castellano-Tierra Comunera, Grupo Verde Europeo, Partido Demócrata Social y Autonomista y Unificación Comunista de España. La candidatura de Recortes Cero-Grupo Verde estará encabezada por Nuria Suárez, coportavoz de un partido que en 2016 logró 51.742 votos (un 0,22% del total en España).

Los alcaldes gallegos del cambio no conseguirían revalidar mayorías según una encuesta a pie de urna

Los alcaldes gallegos del cambio no conseguirían revalidar mayorías según una encuesta a pie de urna

Más sobre este tema
stats