Corrupción en el PP

El ático de Ignacio González se compró en una notaría diferente a la declarada por el testaferro

Ignacio González entrega a Enrique Cerezo el Premio de Cultura de Cine de la Comunidad de Madrid, el 6 de noviembre de 2012.

El ático de lujo propiedad del expresidente madrileño Ignacio González desde diciembre de 2012 –según la versión oficial– lo compró la empresa offshore Coast Investors en 2008 en una notaría diferente a la declarada por el presunto testaferro de la operación, el ciudadano mexicano Rudy Valner. La Justicia investiga si el ático es en realidad propiedad del político madrileño desde 2008.

Así se desprende del testimonio de una testigo de la compraventa del ático de lujo y del contenido de un informe policial basado en los datos suministrados por un confidente del caso Gürtel, aportado a la causa por el agente de Policía responsable de la investigación, el comisario José Manuel Villarejo, en el que se informaba de que González podría haber percibido dos millones de euros a cambio de permitir una recalificación en Arganda del Rey (Madrid). Parte de esa comisión, siempre según el confidente, habría sido precisamente el ático.

Una testigo alemana

La testigo es Karen A. G., quien en 2008 era la pareja del propietario del dúplex de lujo vendido a Coast Investors. Esta ciudadana alemana compareció como testigo el 10 de mayo de 2015 y, un día después, realizó una declaración ampliatoria en la que asegura que ella misma había acudido a una notaría del barrio de El Pilar, en el municipio de Estepona. En esa declaración ampliatoria, a la que ha tenido acceso infoLibre, Karen A.G. afirma lo siguiente: "Me recordó mi hijo que sí que estuve en el notario, que estaba en El Pilar (Estepona), que no recuerdo nada más ni quién estaba allí, fue hace siete años.".

Estos nuevos datos van en la línea de la querella presentada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que en su primer escrito dirigido al Juzgado ya reclamaba a la jueza que librara un mandamiento al notario de Estepona Ignacio Bayo, "para que remita las escrituras suscritas por [el presunto testaferro] Rudy Valner, en nombre de Coast Investors que obren en su protocolo".

Pero la jueza se negó, habida cuenta de que al Juzgado ya habían llegado las escrituras de la operación que se había acordado según el testaferro profesional Rudy Valner en una notaría en Madrid

Dudas de la validez

Y por eso la existencia de una posible escritura de la operación en Estepona pone en duda la validez del documento conocido de la operación y que fue aportado a la causa por Valner en nombre de la empresa Coast Investors.  

Según el representante legal de la firma norteamericana, que es la única imputada en el caso del ático del expresidente de la Comunidad de Madrid, la operación de compraventa se llevó a cabo en una notaría de Madrid, por un valor de 750.000 euros.

A partir de 800.000 euros

Pero la declaración de la testigo mencionada destaca que el precio de los áticos del edificio del que forma parte el dúplex de lujo de González "era a partir de 800.000 euros".

En el mismo sentido, el informe policial aportado por el comisario José Manuel Villarejo siembra dudas sobre la validez de esta escritura de Madrid, al asegurar también que un confidente policial de Gürtel puso de manifiesto que la operación se acordó en una notaría de Estepona, y no en Madrid.

Islas Caimán

El mismo confidente policial que cita Villarejo aseguró también que el anterior propietario del ático percibió 1.350.000 euros, aunque en realidad se escrituró formalmente en 850.000 euros, abonándose la diferencia en efectivo. Los fondos en metálico se habrían abonado desde una cuenta en Islas Caimán del empresario propietario de la empresa Martinsa, Fernando Martín, imputado en Gürtel por el pago irregular de 25 millones de euros al cabecilla de la trama, Francisco Correa. Fernando Martín siempre ha negado cualquier relación con estos hechos.

La testigo alemana, la entonces pareja del vendedor del inmueble, recordó en su testimonio que el dúplex de lujo de 200 metros cuadrados "estaba en venta en 1.300.000 euros", aunque aseguró desconocer el valor final de la venta.

No se registró

El comisario Villarejo explica además en la nota interna dirigida a sus superiores que la operación "no llegó a registrarse". De hecho, en el Registro de la Propiedad de Málaga no aparecía el nombre de su nuevo propietario, sino el del constructor del edificio y entonces pareja de Karen A.G: Pedro Javier Villate Pérez.

Esta revelación abre una nueva vía para que el colectivo de extrabajadores de Telemadrid, que ha sucedido como acusación popular al SUP, vuelva a reclamar a la jueza, tal y como consta en la denuncia inicial del Sindicato Unificado de Policía (SUP), la información al notario de Estepona.

Precisamente, la acusación de los extrabajadores de la televisión pública madrileña, de la que fueron despedidos más de 850 trabajadores, considera que una escritura de la compraventa del inmueble podría aportar datos sobre el auténtico propietario desde 2008 del inmueble, en referencia al expresidente madrileño Ignacio González.

750.000 euros

La versión hasta el momento del expresidente madrileño Ignacio González de la operación indicaba que apenas unos días después de que la empresa offshore Coast Investors, que según el testaferro Rudy Valner pertenece a un socio de Cerezo, adquiriera en 2008 el inmueble por 750.000 euros, él alquiló la vivienda en la localidad de la costa malagueña por un precio más bajo del mercado: 2.000 euros mensuales durante todo el año. Y que el recibo de la comunidad de propietarios, bastante elevado al tratarse de un inmueble de lujo, lo sufragaba por su cuenta la empresa norteamericana.

El informe policial de Villarejo asegura que tras volver del viaje a Colombia, en el que también participó un directivo de Martinsa, la empresa acusada de abonar la mordida, Ignacio González acudió al dúplex con su mujer. Y que pese a asegurar que se encontraba en régimen de alquiler actuaba como si fuera el auténtico propietario. Así, adquirió numerosos muebles, que permanecieron varios días en las plazas de garaje.

Visitas de Lourdes Cavero

Además, una empleada que se encargó de la venta en 2008 aseguró que el presunto testaferro, residente en Estados Unidos, acordó la compra del inmueble tras una negociación telefónica desde EEUU y después de que la mujer de González, Lourdes Cavero, visitase al menos en dos ocasiones el ático.

Tal y como publicó infoLibre, el entonces presidente de la Comunidad de Madrid compró oficialmente su ático de lujo en Estepona por 770.000 euros el 18 de diciembre de 2012, un día después de que la empresa Coast Investors LCC, cuyo representante legal es el mencionado Rudy Valner, abonase 74.290 euros por impuestos que no había pagado a la Agencia Tributaria.

Ante las posibles conexiones entre el caso del ático y la Gürtel, la jueza de Estepona dictó el pasado 4 de febrero una providencia en la que preguntaba a la Fiscalía Anticorrupción de Málaga si debe enviar su investigacion al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que instruye la causa contra la trama liderada por Francisco Correa.

La Fiscalía Anticorrupción pide que se prorrogue la investigación de la causa del ático de Ignacio González

La Fiscalía Anticorrupción pide que se prorrogue la investigación de la causa del ático de Ignacio González

Más sobre este tema
stats