Libertad de expresión

La Audiencia archiva sin posibilidad de recurso la denuncia de 'El Correo Gallego' contra el alcalde de Santiago

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, y una portada del diario local, 'El Correo Gallego'.

infoLibre

El Correo Gallego no se ha salido con la suya. El intento de inhabilitar al alcalde de Santiago, Martiño Noriega (Compostela Aberta) acusándole de revelar secretos de la empresa se ha topado con los tribunales de Justicia. El diario, de tendencia conservadora, llevó a los tribunales su batalla contra el regidor, destacado dirigente nacionalista y uno de los protagonistas del movimiento político que dio lugar a la creación de En Marea, en un intento de expulsarle de la actividad política con el argumento de que que había dado a conocer la deuda que el periódico tenía con la Seguridad Social, tal y como adelantó infoLibre.

El periódico le había denunciado por haber revelado supuestamente secretos al hacer público a través de Twitter y Facebook que el diario tiene una abultada deuda con la Seguridad Social (unos 800.000 euros), lo que impediría al ayuntamiento de la capital gallega formalizar contratos con la empresa editora. Entre otras cosas, llegó a pedir a la jueza de instrucción la inhabilitación de Noriega para el ejercicio de cargos públicos.

La demanda del diario ha sido archivada ahora por la Audiencia de A Coruña "sin posibilidad de recurso", según ha informado este martes el propio regidor, quien ha destacado su "evidente satisfacción".

En una rueda de prensa en el Pazo de Raxoi, la sede municipal, Noriega ha recordado que no hizo declaraciones sobre este caso porque las partes estaban advertidas de mantener el silencio y ha ratificado que fue en la pasada jornada cuando se notificó el archivo de las diligencias.

"Satisfecho" por la decisión, ha asegurado que tuvo "la sensación de tener una cámara oculta detrás" al recibir la denuncia del grupo mediático compostelano después de publicar en redes sociales "una información veraz en la que respondía a otra información publicada" en El Correo Gallego.

"Fui acusado de uso discriminatorio de la publicidad institucional y yo informaba de que no había discriminación porque ese medio tenía una deuda con la Seguridad Social y las administraciones no pueden contratar con las empresas en esa situación. Entendía que era una respuesta que había que dar porque se me estaba interpelando", ha esgrimido.

 

Anotación en Facebook del alcalde de Santiago publicada en julio de 2015.

A renglón seguido, ha defendido que él siempre enmarcó su comentario dentro de lo que entendía que era "libertad de expresión" y ha sugerido que, tras "esta denuncia por vía penal", se encontraba la intención del medio de intentar "inhabilitarle judicialmente" tras "una campaña" de "difamaciones".

"La denuncia nace en un contexto de no aceptar el resultado de las urnas en 2015, se nos difamó a mí y a mi entorno e incluso a mi entorno familiar", ha afeado el regidor, quien espera que este archivo —que también había pedido la Fiscalía— suponga "un punto de inflexión" en la actitud del medio.

No en vano, Noriega, quien todavía no ha pensado si pedirá alguna compensación por el daño a su imagen, ha confesado que algunos momentos fueron "difíciles" y ha reprobado que hubo quien, como el secretario general del PP, Miguel Tellado, intentó "instrumentalizar políticamente" la situación aprovechando que él "no podía" pronunciarse.

El regidor ha asegurado que defiende "el rol crítico de los medios" y que no quiere "medios sumisos o complacientes", pero ha reivindicado "un campo de juego en el que no se difame, se contrasten las informaciones y no se incite a las mociones de censura". Por último, ha trasladado su "solidaridad y respeto" por la cabecera y los trabajadores de El Correo Gallego.

Por su parte, El Correo Gallego, consultado por Europa Press acerca del archivo de este caso, ha declinado pronunciarse.

Desde que se celebraron las elecciones, el periódico no tardó en pasar a defender posiciones muy críticas contra las políticas impulsadas por el nuevo ayuntamiento. Y el alcalde, a su vez, respondió inmediatamente utilizando las redes sociales. Acusó en numerosas ocasiones al periódico de tergiversar, manipular y mentir y ha relacionado esta actitud hostil con su decisión de poner fin a los gastos en publicidad y propaganda de los que, según él mismo denunció a través de Facebook en julio de 2015, se había venido beneficiando El Correo Gallego en los últimos años. Las cifras, según los datos del alcalde, superaron los 200.000 euros sólo en los meses previos a las elecciones.

Martiño Noriega: “Aspiro a que Galicia, mi país, por lo menos pueda decidir”

Martiño Noriega: “Aspiro a que Galicia, mi país, por lo menos pueda decidir”

Más sobre este tema
stats