Investigación

Una auditoría de Avalmadrid admite que su Comité de Morosidad ocultó la donación fraudulenta de un piso a Ayuso

Juan Luis Fernández-Rubíes y Juan Manuel Santos-Suárez, en imágenes de archivo.

¿Un documento con la relación de bienes de unos morosos, a los que supuestamente se va a embargar, y en el que se oculta quién es el titular de uno de esos inmuebles? En Avalmadrid casi todo era posible. Y es que eso fue exactamente lo que ocurrió en la reunión del Comité de Morosidad de Avalmadrid celebrada el 2 de abril de 2012, en la que se analizó el expediente de la empresa MC Infortécnica SL, entre cuyos propietarios estaban los padres de Isabel Díaz Ayuso. En la propuesta analizada por el Comité de Morosidad se ocultó que la entonces diputada del PP era la nueva titular de un inmueble que estaba garantizando una deuda de 400.000 euros avalada por sus padres. Al omitir ese dato fundamental, se estaban en realidad escondiendo dos cuestiones: la existencia de un más que probable alzamiento de bienes y el hecho de que una de las personas que había participado en el presunto delito era una dirigente política.

Esta circunstancia no le ha pasado desapercibida al autor de una auditoría interna encargada por la presidenta de Avalmadrid, Rosario Rey García, después de que infoLibre desvelase en junio la operación que permitió a Ayuso apropiarse del piso en el centro de Madrid en fraude de acreedores. Lo hizo por medio de una donación de sus padres, que le transfirieron el 7 de octubre de 2011 la nuda propiedad del inmueble, mientras ellos se reservaban el usufructo. "En la propuesta del Comité de Morosidad del 2 de abril de 2012 únicamente se refleja el usufructo de los avalistas, sin hacer referencia a que la nuda propiedad pertenece a su hija. Tampoco se indica de forma expresa que la situación de titularidad del inmueble es distinta a la de la fecha en que se concedió la operación", se destaca en el documento de Avalmadrid, con fecha del pasado 30 de julio y a cuyo contenido ha tenido acceso infoLibre.

Pero el trabajo de encubrimiento de los dirigentes de Avalmadrid fue más amplio aún. Y es que aquel 7 de octubre de 2011, Isabel Díaz Ayuso no fue la única que aceptó una donación de sus padres. Lo mismo hizo su hermano Tomás, que de esta forma pasó a ser el dueño de una vivienda unifamiliar en Sotillo de la Adrada (Ávila). Este inmueble también figuraba en la relación de bienes aportada a Avalmadrid por los Díaz-Ayuso para demostrar su solvencia económica. Y también desapareció de su patrimonio sin que los dirigentes de Avalmadrid se diesen por enterados. "En la referida propuesta al Comité de Morosidad no se incluye ninguna mención relativa a esta finca [la vivienda de Sotillo]", se indica en el informe de Avalmadrid, que analiza las actividades de recuperación realizadas en relación con la deuda de MC Infortécnica SL.

Y no es precisamente que la familia Díaz Ayuso se hubiese ocultado. El cambio de titularidad del piso de Madrid en favor de la diputada del PP se inscribió el 8 de noviembre de 2011, en el Registro de la Propiedad Número 28 de Madrid, sólo un mes después de la firma de la escritura de donación. Mientras que su hermano Tomás formalizó los trámites de cambio de propiedad incluso un poco antes: el 25 de octubre de aquel año ya figuraba en el Registro de la Propiedad de Cebreros como nuevo dueño de la vivienda de Sotillo de la Adrada.

Los accionistas de MC Infortécnica SL eran cuatro matrimonios, entre ellos los padres de Ayuso. Todos ellos firmaron un contrato de afianzamiento (una póliza) con Avalmadrid, por el que se convertían en avalistas solidarios del préstamo de 400.000 euros. Eso comprometía a los ocho a responder con todos sus bienes presentes y futuros de la devolución del dinero. Además, realizaron una declaración de bienes, que en el caso de Leonardo Díaz Álvarez e Isabel Ayuso Puente incluía las dos viviendas donadas a sus hijos el 7 de octubre de 2011. De acuerdo con su propia valoración, el piso de Madrid costaba 480.000 euros y la casa en el pueblo abulense, 61.000.

El Comité de Morosidad estaba formado entonces por cinco personas: Juan Manuel Santos-Suárez (presidente de Avalmadrid); Juan Luis Fernández-Rubíes(consejero delegado); Alejandro Gómez Vivas (director de Operaciones), Darío B. Hernández Martínez (responsable de Recuperaciones) e Isabel Parga Raventós (directora del departamento de Seguimiento del Riesgo y Recuperaciones). El encargado de elevar la propuesta al Comité fue Hernández Martínez.

En la declaración de bienes del padre de Ayuso —fallecido en 2014— figuraban otros dos inmuebles: dos naves industriales en Sotillo de la Adrada. De una era dueño al 50% y también dejó de ser de su propiedad antes de aquella reunión del Comité de Morosidad, ya que la vendió el 25 de febrero de 2012. En este caso, los adquirientes fueron dos personas ajenas a su familia. En cuanto a la otra nave, que le pertenecía al 100%, fue el único bien hipotecado como garantía del préstamo, así que no pudo enajenarlo.

La decisión del Comité de Morosidad fue ejecutar la hipoteca sobre la nave abulense y proceder contra los ocho avalistas. Siete años y cinco meses después, Avalmadrid sigue sin actuar contra los bienes personales de los morosos. A 30 de junio de 2019, la deuda de MC Infortécnica SL con Avalmadrid ascendía a 270.000 euros.

  "No se ha efectuado un análisis hasta junio de 2019"

"Por lo que se refiere a los inmuebles de los avalistas no se ha efectuado un análisis profundo de su situación hasta junio de 2019. Algunos de los bienes tomados en consideración para la concesión de la operación a favor de MC Infortécnica SL ya no se encuentran en el patrimonio de los avalistas", se explica en la auditoría de Avalmadrid, en lo que supone una descripción bastante clara de la actuación negligente por parte de la entidad, cuyos dos principales accionistas son la Comunidad de Madrid (31% del capital) y Bankia (30%).

Sin embargo, el informe peca de optimismo cuando señala que "algunos de los bienes" ya no están en el patrimonio de los morosos. Veámoslo.

A la hora de solicitar el crédito, los cuatro matrimonios propietarios de MC Infortécnica SL justificaron su solvencia con un patrimonio que incluía 13 propiedades valoradas en 3,27 millones de euros. En concreto, se trataba de ocho viviendas, tres plazas de garaje y dos naves industriales repartidos por municipios de Madrid, Alicante, A Coruña y Ávila. Tras producirse el primer impago del préstamo, Avalmadrid localizó otro piso en Asturias.

La situación actual de esas propiedades, tal y como desveló infoLibre la semana pasada tras reconstruir la historia registral  de los 14 inmuebles, es la siguiente: siete cambiaron de titular mediante donaciones o ventas prohibidas por ley; tres se los adjudicaron filiales inmobiliarias de Caixabank y del Santander; otros dos aún son propiedad de los mismos dueños, aunque es probable que por poco tiempo ya que están inmersos en un procedimiento de ejecución hipotecaria, y uno ya había cambiado de manos antes de que se firmase el préstamo el 15 de marzo de 2011. El inmueble restante es la nave en Sotilllo de la Adrada hipotecada como garantía del crédito y que un Juzgado adjudicó a Avalmadrid en abril de 2018.

En definitiva, no es que falten "algunos de los bienes", es que faltan todos. Doce cambiaron de titular y los otros dos están ya en una ejecución hipotecaria instada por Caixabank.

  las operaciones que menciona la auditoría

En la auditoría de Avalmadrid se mencionan expresamente seis de los cambios de titularidad producidos.

Además de las dos viviendas donadas a Isabel y Tomás Díaz Ayuso, se explica que José Luis Santos Marcelino Santamaría y Victoria Suñer Cordero vendieron el 10 de mayo de 2012 un piso y una plaza de garaje que tenían en El Campello, "sin que esta circunstancia se mencionara en la propuesta del Comité de Morosidad de noviembre de 2012". Es decir, al igual que en el caso de la diputada del PP y de su hermano, se ocultó de nuevo que se había producido un alzamiento de bienes. 

En la composición del Comité de Morosidad del 16 de noviembre de 2012 había un único cambio respecto a abril: ya no estaba Darío B. Hernández Martínez como responsable de Recuperaciones y su lugar lo ocupaba Jaime Echeverría Rey. Los otros cuatro —Santos-Suárez, Fernández-Rubíes, Gómez Vivas y Parga— repetían. El encargado de elevar la propuesta al Comité de Morosidad fue Echeverría.

El documento de Avalmadrid señala que Juan Carlos Herrero Casasola y Victoria Fernández Moyano vendieron "en agosto de 2016" un piso que tenían en Oleiros (A Coruña). Sin embargo, según ha podido comprobar infoLibre mediante documentos registrales, esta información no es correcta. El piso se lo adjudicó Caixabank, en un procedimiento de embargo, el 8 de julio de 2014. El 25 de noviembre de ese año, el banco cedió la adjudicación de la finca en favor de una de sus filiales inmobiliarias, denominada Buildingcenter SAU. Y esta última, el 19 de agosto de 2016, vendió el inmueble a terceros. 

En cuanto a los bienes del cuarto matrimonio, formado por Juan Manuel Pitarch Divar —fallecido en 2012— y María del Carmen Angulo López-Cancio, en el informe se indica que vendieron con fecha "1 de octubre de 2015" un piso que tenían en Tapia de Casariego (Asturias) "a tres familiares". Este inmueble figuraba antes de la venta como propiedad 100% de Angulo. De nuevo, la fecha que figura en la auditoría de Avalmadrid es errónea, según ha podido comprobar este periódico con documentos registrales. La venta se produjo efectivamente a los tres hijos del matrimonio, pero el 29 de junio de 2012. En otro informe encargado por Avalmadrid al bufete de abogados Racmo, se califica esta operación como "una donación encubierta".

Hay dos transmisiones fraudulentas que no se mencionan expresamente en la auditoría de Avalmadrid: la citada venta de una nave en Sotillo de la Adrada en febrero de 2012 —propiedad en un 50% de Leonardo Díaz Álvarez— y el cambio de titularidad de un piso en Majadahonda (Madrid) propiedad de los Pitarch-Angulo. Este inmueble fue aportado el 26 de julio de 2012 a una sociedad creada ese mismo díaLas Pantorgas SL. Como administrador único de la compañía figura a día de hoy el propio Pitarch, aunque falleció tan solo tres semanas después de constituir Las Pantorgas SL, y como apoderada consta su mujer.

Errejón asegura que es "cuestión de días" que Más Madrid lleve a Fiscalía la relación de Ayuso con Avalmadrid

Errejón asegura que es "cuestión de días" que Más Madrid lleve a Fiscalía la relación de Ayuso con Avalmadrid

Más sobre este tema
stats