LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

Los abusos de la banca

El Banco de España acusa a Rato de falta de control en la operación para financiar el nuevo Mestalla

El Banco de España ha detectado "defectos de control interno" de BankiaBankia, bajo la presidencia de Rodrigo Rato, en la operación para terminar la construcción del estadio de fútbol de Mestalla aprobada el último trimestre de 2011, "con un nivel de concesión de riesgos que podría haber superado los 350 millones de euros", según un informe del supervisor al que ha tenido acceso infoLibre.

El Banco de España destaca que la inversión total de Bankia en la promotora que iba a construir el estadio, Aedifica, fue de 109 millones de euros, con unas pérdidas de 57 millones, lo que supone el 52% del total.

En diciembre de 2011, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el entonces presidente del Valencia C.F, Manuel Llorente, anunciaron a los valencianos que las empresas que iban a retomar la construcción de Mestalla, tras tres años de paralización, serían la división inmobiliaria del banco (Bankia Hábitat) y la promotora valenciana Aedifica.

Aedifica pertenece a José Enrique Granell Guillamón, quién según el diario Levante, es un promotor que logró amasar una pequeña fortuna durante la etapa de la burbuja inmobiliaria. Controla una sociedad de inversión en capital variable (Sicav) con un patrimonio de 4,1 millones de euros.

Acuerdo con Aedifica

Bankia, con Rodrigo Rato de presidente, llegó a un acuerdo con la sociedad Aedifica para que una empresa participada por ambas al 50%, en concreto Newcoval, se quedara con el estadio de Mestalla (recalificado por el Ayuntamiento de Valencia), con los terrenos de la ciudad deportiva (recalificados por el Consistorio de Paterna) y con una parcela junto al nuevo estadio, a cambio de cancelar la deuda de 245 millones que el club tiene con Bankia (220) y Banco de Valencia (25), informó el diario El Economista.

Además, Bankia se comprometía a otorgar otro crédito para terminar las obras del nuevo estadio. Todo ello estaba sujeto a unas condiciones, fundamentalmente modificaciones urbanísticas, que debían estar cumplimentadas el 21 de agosto de 2012.

Pero la realidad, según el Banco de España, era que en la operación "Aedifica no asumía ningún riesgo, ya que hasta su aportación de fondos a la sociedad conjunta iba a ser financiada por Bankia".

Meses después de la dimisión de Rato, en concreto el 20 de septiembre de 2012, "el actual equipo gestor de Bankia paralizó esta operaciónBankia  aduciendo el incumplimiento de determinados hitos urbanísticos que se deberían haber cumplido antes del 21 de agosto", indica el informe del supervisor.

Sin alternativas

En este sentido, un informe del Banco de España constata que en el consejo de administración de Bankia en el que se aprobó el plan para reactivar la construcción del campo de fútbol del Valencia (Mestalla) "no se plantearon, por parte del departamento de Riesgos, opciones alternativas a la elección de Aedifica como socio estratégico, a pesar de la relevancia de la inversión", según consta en un documento aprobado por la comisión ejecutiva del organismo supervisor al que ha tenido acceso infoLibre.

Además, a algunos miembros del consejo de administración se les explicó que a Aedifica no le habían detectado ningún riesgo: "Sin embargo, se ha comprobado que a lo largo de 2011 y 2012, como consecuencia de la delicada situación económica y financiera del grupo, se le tuvieron que refinanciar operaciones, en muchos casos, sin aportar garantías adicionales". "En algunos casos", prosigue el documento, "se introdujeron carencias tanto de principal como de intereses".

Ante la existencia de estos defectos de control interno, el Banco de España le pide a Bankia que revise sus procedimientos de control, para evitar este tipo de actuaciones.

Texas Pacific Group

Pero la operación de Newcoval no es la única que vincula a un sociedad relacionada con Rato al Valencia C.F. Según la prensa valenciana, la sociedad de inversión Texas Pacific Group (TPG), que propuso a Rato como consejero de Servihábitat (Caixabank), fue una de las empresas que presentaron una oferta para controlar el Valencia C.F.

De hecho, el diario Levante va un poco más allá, asegurando que este proyecto, que durante varios meses fue el favorito, llevaba el sello de Newcoval, en el que participaba Aedifica. El rotativo explica también que el expresidente del Valencia que negoció con Rato la operación que ha sido paralizada, Manuel Llorente, también estaba vinculado a la oferta de Texas Pacific Group (TPG).

Más sobre este tema
stats