Barcelona recuerda a las víctimas del 17A, con el boicot de unos 40 independentistas

Uno de los momentos del homenaje a las víctimas de los atentados del 17A.

infoLibre

Barcelona conmemoró este miércoles el quinto aniversario del atentado del 17 de agosto en La Rambla y Cambrils (Tarragona) con un acto de recuerdo y de homenaje a las víctimas en el memorial que se instaló en el Pla de l'Ós de La Rambla, informa Europa Press.

En el acto, que arrancó a las 10.00 horas, participaron víctimas, familiares y representantes institucionales, como el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés; la alcaldesa, Ada Colau; el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

Fue un homenaje de unos 15 minutos, sin parlamentos y conducido por la escritora Fàtima Sabeh, que comenzó con la pieza musical Agafant l'horitzó, de Txarango, a cargo de la coral sinfónica de jóvenes Vozes.

Posteriormente, Saheb leyó el poema Memoria de Salvador Espriu y recordó la frase que luce en el memorial con una placa incrustada en el suelo: "Que la paz te cubra, oh ciudad de paz" –reproducida en castellano, catalán, inglés y árabe–.

El acto finalizó con un minuto de silencio acompañado de la música del Cant dels Ocells y una ofrenda floral, que dio protagonismo a las víctimas y familiares, quienes fueron los primeros en depositar claveles blancos sobre el Pla de l'Os, donde el 17 de agosto se detuvo la furgoneta tras el atropello masivo.

Después de los familiares, llevaron sus flores los diferentes representantes políticos y los cuerpos de seguridad (Mossos d'Esquadra, Policia Nacional, Guardia Civil y Guardia Urbana) y emergencias.

"Queremos saber la verdad"

Durante el acto, unas 40 personas se concentraron en las inmediaciones de La Rambla con carteles de "Reclamamos responsabilidades" y "Queremos saber la verdad" y abuchearon a las autoridades en distintos momentos.

En el minuto de silencio, uno de los manifestantes gritó: "Vamos a dar un pequeño susto a Cataluña". Una frase que guarda relación a unas declaraciones que hizo el excomisario José Manuel Villarejo en las que insinuaba la participación de los servicios de inteligencia en el ataque terrorista.

Al terminar el acto, la presidenta de Junts, Laura Borràs, se acercó a los manifestantes, que la recibieron con gritos de "Presidenta" y corearon Els Segadors.

En un comunidado, esta formación política elogió la actuación de los Mossos d'Esquadra durante los atentados, al tiempo que criticó "la pasividad por parte de algunos estamentos políticos y policiales del Estado español" y censuró que "nunca" se haya querido "investigar con la transparencia y el rigor que se requiere" la relación entre el CNI y el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty.

En una línea similar se pronunció en redes sociales el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, quien afirmó que el mejor homenaje que se puede hacer a las víctimas es "saber toda la verdad". "No es justo ni es humano negar a las víctimas el derecho a saber. Y es la mejor manera de aclarar dudas y responsabilidades", afirmó en varios apuntes en Twitter.

"Siempre he dicho que un acto de homenaje a las víctimas tiene que estar limpio de mensajes políticos. Qué lástima que haya gente que utilice hoy el acto para hacer política", señaló en declaraciones a los medios el asesor de la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por Terrorismo (Uavat), Robert Manrique, quien hizo un llamamiento para que "se respeten de principio a fin" futuros actos.

Atentado yihadista "poco planificado"

El comisario de la Jefatura de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, defendió este miércoles en una entrevista en Catalunya Ràdio que en la actualidad el eventual riesgo de la amenaza yihadista es "un atentado poco planificado de una persona radicalizada", lo que hace más difícil la prevención y la detección. Además, explicó que una de las incógnitas que quedan por resolver del 17A es si los miembros pertenecían directamente al Daesh.

En la entrevista, el mando policial explicó que recientemente se han producido tres detenciones vinculadas al terrorismo yihadista en Cataluña: dos en Tarragona y una en Mataró (Barcelona). Y puso en valor la importancia de la colaboración e intercambio de información de los servicios de inteligencias de las fuerzas policiales. Una comunicación que, dijo, ha mejorado tras el atentado.

Representantes políticos

Al acto también asistieron la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet; la vicepresidenta segunda del Parlament, Assumpta Escarp; el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró; los consellers de Salud e Interior, Josep Maria Argimon y Joan Ignasi Elena, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay.

Ademas, acudieron la presidenta de Junts, Laura Borràs, o el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Maria Estela. Y, por parte del ayuntamiento de la Ciudad Condal, los tenientes de alcalde Jaume Collboni, Albert Batlle y Jordi Martí, así como concejales de los distintos grupos políticos del consistorio, además del alcalde de Cambrils (Tarragona), Oliver Klein.

Trapero asegura que "la sociedad no ha sido generosa" con las víctimas del atentado del 17A

Trapero asegura que "la sociedad no ha sido generosa" con las víctimas del atentado del 17A

Más sobre este tema
stats