José Manuel Villarejo

El BBVA no solo ordenó a Villarejo pinchar teléfonos sino también seguir físicamente al número dos de la CNMV

El presidente del BBVA, Francisco González.

infoLibre

El BBVA presidido por Francisco González encargó al comisario José Manuel Villarejo seguimientos físicos del vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV), Carlos Arenillas, en plena ofensiva del Gobierno y la constructora Sacyr para tomar el control del banco.

Es lo que revelan este martes sendas informaciones publicadas por Moncloa.com y El Confidencial,  que revelan que el policía siguió y tomó fotografías al menos a dos vehículos oficiales del organismo bursátil. También vigiló la vivienda en Madrid de Carlos Arenillas, al que tanto Villarejo como el presidente de BBVA, Francisco González, vinculaban con las maniobras del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para controlar la entidad bancaria

Los dos digitales publican fotografías de los seguimientos a los vehículos de la CNMV y el espionaje de la casa de Arenillas. "A Francisco González y Villarejo no solo les interesaba el número dos de la CNMV por su pasado en Intermoney, la misma agencia de valores por la que también pasó el entonces jefe de la Oficina Económica de Moncloa, Miguel Sebastián, el dirigente del PSOE más implicado en el asalto a BBVA. Al presidente de la entidad financiera le inquietaba, sobre todo, lo que podía hacer Arenillas con una denuncia que el regulador había recibido en plena ofensiva", explica El Confidencial.

Las imágenes confirmarían que la Operación Trampa, el encargo del BBVA a Villarejo, no se habría limitado únicamente al control de las llamadas de teléfono de los principales implicados en el asalto al banco, más de 15.000, sino que además incluyó seguimientos. 

El Gobierno desclasifica este viernes más material del espionaje de Villarejo a Bárcenas

El Gobierno desclasifica este viernes más material del espionaje de Villarejo a Bárcenas

Más sobre este tema
stats