Memoria histórica

La búsqueda de Lorca encalla en la burocracia

La búsqueda de Lorca encalla en la burocracia

"No podemos perder más tiempo", lamenta con frustración Nieves García, nieta de Dióscoro Galindo, el maestro republicano fusilado junto a Federico García Lorca en la madrugada del 17 al 18 de agosto de 1936 entre Víznar y Alfacar, en el contexto de la represión en Granada tras el alzamiento fascista contra la II República. El deseo de Nieves –hija adoptiva de Antonio, uno de los tres hijos de Dióscoro Galindo– y de su hermana Julia –nieta biológica del maestro asesinado– es encontrar a su abuelo, para lo que pretenden impulsar una búsqueda en uno de los puntos donde, según diversos testimonios históricos contrastados por el investigador Miguel Caballero, se encuentran sus restos enterrados desde hace ya casi 80 años. La búsqueda de Galindo tiene un añadido de relevancia porque su hallazgo podría suponer también el de los restos de García Lorca, el emblemático poeta de Fuente Vaqueros cuya muerte es símbolo mundial de la barbarie fascista contra la razón, el talento y la libertad.

La búsqueda apoyada por Nieves y Julia, solicitada ante la Junta de Andalucía por la asociación Regreso con Honor, afronta un camino incierto y lleno de obstáculos burocráticos. En junio de 2015, hace un año, esta asociación solicitó a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía autorización para realizar una excavación arqueológica. La iniciativa está liderada por el arqueólogo Javier Navarro, presidente de Regreso con Honor, y el historiador Miguel Caballero, autor de Las trece últimas horas en la vida de García Lorca. Según Caballero, el enterramiento de Lorca, Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas se encuentra en una explanada en el conocido como Peñón del Colorao, en el término municipal de Alfacar, bajo una capa de tierra que según la zona va de cinco a ocho metros, en un área que fue removida para la construcción de un campo de fútbol que no se llegó a hacer.

Esta tesis recupera la versión del falangista Eduardo Molina Fajardo, publicada en 1983 sobre el relato del general Fernando Nestares. La zona en cuestión está pegada a otra en la que ya se realizó una búsqueda fallida en 2014, y a unos 400 metros del punto del parque García Lorca en el que se excavó también sin éxito en 2009. Esta primera búsqueda, la de mayor repercusión pública, se basó en el testimonio de Manolillo el Comunista, recogido por los investigadores Agustín Penón e Ian Gibson. Allí, donde indicó Manolillo, no había nada. Caballero pretende ahora encontrar unos pozos bajo la tierra removida del Peñón del Colorao.

Numerosas autorizaciones

La solicitud de 2 de junio de 2015 de Regreso con Honor, asociación radicada en Zaragoza, ha recibido ahora respuesta de la Consejería de Cultura. El oficio, fechado el 6 de junio, afirma que la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta no tiene que autorizar ninguna tarea de prospección, y que su autorización sólo será necesaria si aparecen restos humanos, cuando los investigadores deberán avisar a la Consejería y a las autoridades judiciales. Es decir, la Junta se aparta, de momento. En paralelo, señala que los promotores de la búsqueda requieren de la autorización del titular de los terrenos [en este caso, la propia Junta de Andalucía, según Cultura], de las autorizaciones exigidas por la "normativa sectorial" –para actividades arqueológicas, de patrimonio histórico, de salud pública...–, así como del Ayuntamiento de Alfacar.

La comunicación ha sido recibida con contrariedad por los promotores. "Yo ya he pasado por todo eso. Y ahora nos hacen volver al punto de inicio. Es sólo una cortina de humo para hacernos perder el tiempo y que al final no se haga nada", afirma Miguel Caballero. En octubre de 2011 este investigador ya solicitó permiso al Ayuntamiento de Alfacar, acompañando copia de la autorización del dueño de los terrenos. En diciembre de 2012 el Ayuntamiento comunicó que cualquier actuación debía ser autorizada por Cultura. Desde entonces Caballero no ha dejado de golpear la puerta de la Junta. En 2014 llegó a haber una excavación en la zona del Peñón del Colorao, una intervención que finalmente resultó frustrada. Las gestiones que en su día hizo Caballero ya no tienen validez para esta nueva búsqueda.

"La comunicación de la Junta es una jugada. Nos quieren liar más", afirma Nieves García, nieta de Dióscoro Galindo. Tanto ella como Miguel Caballero y Javier Navarro, presidente de Regreso con Honor, creen que la Junta de Andalucía no quiere realizar la búsqueda, a la que se opone la sobrina nieta del poeta y presidenta de la fundación que lleva su nombre, Laura García Lorca, reticente ante la espectacular dimensión pública que adquiere todo lo relacionado con el autor de Poeta en Nueva York. infoLibre intentó recabar la opinión de Laura García Lorca sobre este nuevo proyecto, sin éxito.

Elevado ritmo de exhumaciones

La Consejería niega desinterés por esta intervención. Su versión es que Regreso con Honor no es una asociación memorialista como tal, sino cultural, y que no estaba, al menos cuando presentó la solicitud, vinculada con la familia de ninguna víctima, lo cual supone particularidades en el proceso de autorización. Cultura encargó dos informes jurídicos. El primero no fue concluyente, según este departamento. Con el segundo se ha considerado que no es necesaria su autorización, ya que además la asociación no solicita subvención, sino que pretende realizar la búsqueda con fondos propios. "La Junta no es competente para dar permiso en fase de localización", añaden estas fuentes. Eso sí, señalan desde Cultura, si aparecieran restos sí se activaría el protocolo de exhumación de la Junta. Ahí se podrían manifestar a favor o en contra de la exhumación otros posibles familiares, por ejemplo los Lorca. La Junta "ponderará" entonces su decisión, señalan desde Cultura.

En la Consejería comprenden que los promotores de la asociación puedan considerar que los tiempos administrativos se dilatan, pero también recuerdan que los requisitos de autorización son iguales para todas las búsquedas de fosas, y que les serían exigibles también en caso de solicitar directamente la exhumación.

Para ilustrar su interés por el apoyo a las búsquedas de desaparecidos, la Consejería subraya que 2015 ha sido el año con mayor número de exhumaciones, con un total de 12 actuaciones en las que se han recuperado 220 víctimas. Actualmente se trabaja en Cádiz y Puerto Real, añaden. Cuando la familia presente una nueva solicitud de búsqueda de fosas, lo cual pretende hacer este mismos miércoles, la Consejería de Cultura la evaluará.

"Yo creo que está ahí"

"Yo creo que está ahí", señala Javier Navarro, arqueólogo y presidente de Regreso con Honor, en referencia al punto donde pretende buscar ahora. Con más de 150 intervenciones arqueológicas dirigidas a sus espaldas y la localización de seis fosas comunes en España, la que ahora persigue le provoca un especial entusiasmo. En 2014, trabajando sobre el terreno, se dio cuenta de que "la fosa no estaba donde buscábamos". Pero no se rindió. Durante la excavación recibió –explica– la visita del general Fernando Nestares García-Trevijano, hijo del capitán Nestares, a quien se ha atribuido el mando sobre los asesinos de Lorca. Su versión es coincidente con la de Molina Fajardo, con la de Miguel Caballero... "El hombre [Nestares], que tenía siete años cuando ocurrió, tiene la cabeza muy bien amueblada", afirma Navarro, que cree que esta pista puede ser la buena. Regreso con Honor cifra la inversion necesaria en 36.000 euros, que cubrirían enteramente con fondos propios.

Para llegar a ese punto hay que salvar obstáculos administrativos. Los impulsores del proyecto están además convencidos de la falta de voluntad política del Gobierno andaluz. "Nos han enviado a la casilla de salida. Siguen la máxima de Romanones: 'A los amigos, lo que quieran; a los enemigos, la aplicación del reglamento'", dice Navarro. Miguel Caballero señala que el camino que le marca la Junta "supone empezar de cero", y que incluso es más complicado que cuando él lo emprendió en 2011, porque podría implicar zonas protegidas por la Consejería de Medio Ambiente. Ambos opinan que la Ley de Memoria Histórica de 2007 permite perfectamente que la Junta, como autoridad competente, facilite el trabajo de búsqueda y exhumación. "Se agarran al protocolo de exhumaciones, que no especifica la autorización por parte de la Junta de un trabajo previo de prospección, como hemos solicitado nosotros", denuncia Navarro.

La opción de la vía judicial

Miguel Caballero sostiene que, de encontrar dificultades para desarrollar la intervención, para la que Regreso con Honor va a realizar una nueva solicitud, se abre la opción de la vía judicial. En esta vía los familiares de víctimas enterradas en el Valle de los Caídos han marcado el camino, a juicio de Caballero, al lograr la primera autorización de una exhumación. "Está la opción de un juzgado civil o de un contencioso-administrativo. Tenemos un equipo jurídico apoyando a la asociación. La decisión sería siempre de la familia", señala Caballero.

Nieves García, que recuerda que su hermana Julia ya ha dejado una muestra de ADN en el laboratorio Labgenetics para cotejarla con el ADN extraído si hay hallazgo de los restos de Dióscoro Galindo, afirma que ambas tienen "la convicción de llegar hasta el final". "Vamos a ir a Sevilla a presentar una nueva solicitud", afirma Nieves, de 56 años. No obstante, afirma que irá a la vía judicial si la Junta "impide" la exhumación.

Así es la mujer que busca la fosa de Lorca

Así es la mujer que busca la fosa de Lorca 80 años después

Más sobre este tema
stats