El final de Canal Nou

Canal Nou anuncia su ERE de extinción casi dos meses después de cortar la emisión

Ibon Uría

Casi dos meses después del fin de las emisiones de la radiotelevisión pública valenciana, la comisión liquidadora de RTVV ha dado el primer paso para el ERE de extinción. Desde que el pasado 29 de noviembre Canal Nou se fuera a negro, 70 trabajadores acuden cada día a las instalaciones para dar servicio a las cadenas de la TDT que emiten a través de los repetidores de la desaparecida televisión. El resto, hasta completar la nómina de más de 1.600 empleados, están en situación de permiso retribuido.

Este martes, la comisión ha comunicado al comité de empresa su intención de realizar el ERE de extinción. Según Vicent Mifsud, actual presidente de la representación de los trabajadores, se trata de un paso previo que otorga al comité un plazo de una semana para nombrar a los trabajadores que intervendrán en la negociación del expediente de regulación. A partir del próximo miércoles, los liquidadores de la cadena podrán entregar la documentación del ERE y decidir su fecha de inicio en cualquier momento.

Pero hay más cuestiones pendientes en el proceso de cierre de Canal Nou. Además del recurso ante el Constitucional interpuesto por el PSOE y que la Justicia ha admitido a trámite, los trabajadores denuncian que la cadena adeuda salarios a los afectados por el primer ERE, anulado por el TSJCV. Según explica Mifsud, los cientos de periodistas readmitidos tras meses cobrando el paro no han percibido la diferencia entre su salario y la cuantía del subsidio de desempleo, algo que legalmente les corresponde.

"RTVV es viable"

El Comité de Empresa también considera que los motivos esgrimidos por la comisión liquidadora para cerrar RTVV son, en realidad, excusas. "El hecho de que sigamos cobrando sin trabajar demuestra que ni el cierre era urgente ni los motivos económcios son tales", asegura Mifsud, quien subraya que Canal Nou lleva casi dos meses sin ingresar un céntimo por publicidad al tiempo que se ve obligada al pago de las nóminas de sus empleados.

Mifsud recuerda también que, aunque el presidente regional Alberto Fabra (PP) siempre ha esgrimido la necesidad de liquidar la cadena por una cuestión económica, los trabajadores presentaron un plan de viabilidad basado en bajas voluntarias, prejubilaciones, reducciones de jornada e incluso un ERE temporal. Según la versión de los trabajadores, el plan suponía un ahorro de 28 millones de euros y se ajustaba al presupuesto que la Generalitat valenciana había reservado a RTVV para 2014.

"Entendemos que no existen causas económicas para cerrar la empresa, así que tendrán que justificarlo. Nosotros creemos que RTVV es viable", resume Mifsud. La empresa se ha comprometido en el encuentro mantenido con los profesionales este martes a entregar en próximas reuniones toda la negociación. Fuentes consultadas por infoLibre prevén que el proceso de extinción de la empresa se prolongue hasta mediados de marzo.

Canal 9 desiste en 35 juicios tras amparar la Justicia las protestas de los trabajadores

Canal 9 desiste en 35 juicios tras amparar la Justicia las protestas de los trabajadores

Más sobre este tema
stats