LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma laboral logra reducir la temporalidad sin dañar el empleo en el año de la guerra y la inflación

26M | 'Superdomingo' electoral

Carmena y Colau pierden Madrid y Barcelona

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante su comparecencia esta noche para valorar los resultados de las elecciones.

Las urnas han decidido este 26M apartar a Manuela Carmena del Gobierno municipal de Madrid. Con el 100% del escrutinio, la regidora madrileña pierde la capital y deja el Consistorio en el que aterrizó hace ahora cuatro años bajo una promesa de cambio. Carmena se queda este 26M con 19 escaños y el 31,55% de los votos, frente a los 20 que consiguió en 2015. Pepu Hernández, el candidato socialista, mejora ligeramente resultados: pasa del 15,3% conquistado en los anteriores comicios al 16,72% actual y se queda con nueve escaños. La izquierda roza pero no alcanza los 29 escaños necesarios para sumar mayoría absoluta en la ciudad.

Sí lo hace el bloque de la derecha, a pesar del evidente batacazo del PP. En 2015, los conservadores lograban la victoria con el 34,6% de las papeletas y 21 escaños. Ahora, José Luis Martínez-Almeida se queda con el 21,6% de los votos y quince actas. Las suficientes para alcanzar una mayoría que les permita formar gobierno junto a Ciudadanos (once escaños) y Vox (cuatro concejales). La derecha, por tanto, recupera Madrid este domingo.

  Maragall desbanca a Colau

Con el 100% de los votos escrutados, Ada Colau pierde también la Alcaldía de Barcelona. La regidora de la ciudad resta un asiento respecto a 2015 y deja de ser la opción más votada por los barceloneses. La formación de la actual alcaldesa consiguió en 2015 sentar a once concejales gracias al 25,21% de los sufragios. Hoy se queda con diez escaños y el 20,72% de los apoyos. Por el contrario, ERC sí logra un salto cuantitativo respecto a los pasados comicios. Entonces, los independentistas se hicieron con cinco concejales y el 11,01% del respaldo electoral. Ahora, se queda con diez asientos y el 21,35% de los votos, siendo de esta manera la candidatura de Ernest Maragall la más votada.

El PSC de Jaume Collboni se consolida como tercera fuerza con el 18,41% de las papeletas y nueve escaños. Hace cuatro años, los socialistas catalanes se hicieron con cuatro concejales y el 9,63% del apoyo electoral. Una posible alianza entre el equipo de Colau y el de Collboni no sería suficiente, por tanto, para hacerse con la mayoría necesaria de 21 escaños.

La cuarta plaza en el Consistorio la ocupa la candidatura Barcelona pel Canvi, encabezada por Manuel Valls y apoyada por Ciutadans. El ex primer ministro francés obtiene el 13,21% de los votos y seis escaños, uno más de los que logró la formación naranja en 2015. Por detrás, Junts per Catalunya, con cinco escaños y el 10,47% de las papeletas. Hace cuatro años, dicha candidatura logró diez asientos y el 22,75% del apoyo bajo las siglas de CiU. En cuanto al PP, con Josep Bou a la cabeza, los conservadores reservan apenas dos asientos en el Ayuntamiento de la ciudad, gracias al 5,01% de los votos. En 2015, los conservadores conquistaron tres concejales (8,7%).

Finalmente, la izquierda independentista de la CUP se queda fuera de Barcelona con el 3,89%. Cuatro años atrás, sí entró en el Gobierno municipal con tres concejales y el 7,42% de las papeletas.

 

Ada Colau tras los resultados del 26M.

Las mareas gallegas salen del gobierno

Mayo de 2015 llevó a las mareas gallegas al frente de las principales ciudades de la comunidad. Así ocurrió en Santiago, con Compostela Aberta y Martiño Noriega a la cabeza; en A Coruña, con la Marea Atlántica de Xulio Ferreiro y en Ferrol, con Jorge Suárez y su marca Ferrol en Común. Cuatro años después, las candidaturas que aspiraban a reeditar el gobierno de cambio han sido desbancadas por socialistas y conservadores.

De esta manera y con el 100% del escrutinio avanzado, el electorado compostelano ha cedido diez asientos a los socialistas (34,7%), por encima de los cuatro que lograron en 2015 (14,65%). En cuanto a los conservadores, el PP de la capital gallega se hace con ocho actas gracias al respaldo del 29,18% de los compostelanos, frente a las nueve que consiguió en 2015 (33,61%).

Compostela Aberta empeora las previsiones de las encuestas y cae a la mitad: los diez escaños (34,58%) de 2015 se transforman ahora en cinco (20,36%). Los nacionalistas del BNG, por su parte, logran dos escaños (9,31%), los mismos que en 2015 (6,94%). Ciudadanos se queda a las puertas, un año más, con el 3,17% de los votos.

En A Coruña, con todos los votos escrutados, socialistas y conservadores logran un empate a nueve asientos, pero son los segundos quienes se hacen con la victoria en porcentaje de voto: 30,34% del PP frente al 30,02% del PSdeG. De esta manera, Xulio Ferreiro se queda con el bronce al reunir seis concejales (20,23%), una pérdida considerable respecto a los comicios anteriores, cuando Marea Atlántica logró diez escaños gracias al 30,89% del electorado. El BNG mejora el resultado de 2015: entonces los nacionalistas se hicieron con un solo escaño (5,75%) y logra ahora dos asientos (7,16%). La mayoría absoluta se sitúa en catorce escaños en la ciudad, una frontera que el bloque de la izquierda superaría de manera holgada.

Como novedad, entra Ciudadanos con un escaño y el 5,81% de los votos. En 2015 la formación naranja logró sólo el 4,89% de los votos.

El ferrolano Jorge Suárez reduce también sus resultados a la mitad. Con el 100% escrutado, el PP vence en la ciudad y ocupa doce escaños (41,35%), muy cerca de la mayoría absoluta, que se sitúa en trece. Los conservadores lograron once escaños en 2015 (36,1%). Pero son los socialistas quienes experimentan una mejora notable en sus resultados: pasan de los cinco de 2015 (18,33%) a ocho asientos (29,48%) este 26M. Ferrol en Común se queda con tres (10,71%) y el BNG se hace con dos escaños (7,38%). La suma entre nacionalistas, socialistas y Ferrol en Común alcanzaría mayoría en la ciudad, que está en trece ediles.

Por su parte, Ciudadanos se queda fuera del Ayuntamiento de Ferrol: la formación naranja logró en 2015 un escaño y el 5,65% de los votos, pero ahora se queda a las puertas con el 3,41% de los votos.

  Pedro Santiesteve pierde Zaragoza

En Zaragoza, con el 100% escrutado, Pedro Santiesteve pierde también la Alcaldía. En 2015, Santiesteve lideraba la candidatura Zaragoza en Común, que obtuvo nueve escaños (6,78%). Este 26M, la izquierda se ha dividido en dos: Podemos, que araña dos escaños (6,12%) y Zaragoza en Común (9,96%), que obtiene tres asientos. Por encima de ambas queda el PSOE con diez escaños (27,68%), que en 2015 se hizo con seis concejales (18,65%). La suma de las fuerzas progresistas no sería suficiente para superar al bloque de la derecha.

El PP logra ocho ediles (21,64%) frente a los diez cosechados en 2015 (26,88%). Ciudadanos, por su parte, gana terreno respecto a los comicios pasados: entonces logró cuatro concejales (26,88%) y ahora consigue seis (18,01%). Entra Vox en el Consistorio por vez primera con dos escaños (6,15%), precisamente los que pierde la Chunta Aragonesista, que esta vez se queda fuera (4,68%). Por tanto, las tres derechas serían suficientes para sumar 16 escaños, mayoría absoluta.

  Joan Ribó mantiene València

Joan Ribó, líder de Compromís en València, experimenta una mejora este 26M, con el 100% del escrutinio avanzado. Hace cuatro años consiguió nueve escaños (23,56%) y logró llegar al Gobierno municipal gracias al PSPV y a València en Comú. Hoy, Ribó se hace con diez ediles y el 27,44% de los sufragios. Por su parte, València en Comú pierde los tres escaños conseguidos hace cuatro años y se queda fuera del Gobierno municipal.

Los socialistas, que hace cuatro años se hicieron con nueve concejales y el 23,56% de los sufragios, logran este 26M siete escaños (19,24%). La suma entre Compromís y PSPV alcanzaría la mayoría absoluta de 17 escaños necesaria para gobernar.

Ciudadanos, por su parte, mantiene los seis asientos (17,61%) que conquistó en 2015 y el PP se queda con ocho (21,75%), un descenso respecto a 2015, cuando arañó diez concejales y el 26,06% de los votos. Entra Vox con dos escaños y el 7,25% de las papeletas, por vez primera. El bloque de derecha quedaría un asiento por debajo de la mayoría absoluta en València.

 

Joan Ribó celebra los resultados del 26M.

Cádiz resiste  

Cádiz, con José María González, Kichi, al frente, es la ciudad que de forma más aplastante mantiene la pulsión registrada en 2015. De esta manera, con el 100% escrutado, Adelante Cádiz logra trece escaños (43,59%), muy por encima de los ocho (27,98%) que consiguió Kichi en 2015 con Cádiz sí se Puede y cerca de la mayoría absoluta en la ciudad, que se sitúa en catorce escaños. Hace ahora cuatro años, el alcalde fue investido gracias al apoyo de Ganemos Cádiz (IU y Equo), que logró dos escaños y el PSOE, que se hizo entonces con cinco regidores (17,68%). Los socialistas mantienen ahora el mismo número de regidores y consiguen el 17,23% del apoyo electoral.

En cuanto a la derecha, el PP cae respecto a los comicios pasados: pasa de diez escaños (33,68%) a seis (22,04%). Y Ciudadanos mejora sus resultados, pasando de dos ediles en 2015 (7,15%) a los tres actuales (10,95%).

  Victoria socialista en Palma

Los socialistas de Palma de Mallorca logran la victoria este 26M, con el 99% de los sufragios escrutados. Gracias al 26,46% de los votos, el PSOE se posiciona como la fuerza más votada, mejorando así los resultados recolectados en 2015 (seis escaños y el 18,99% de las papeletas). Los socialistas alcanzan la frontera de la mayoría absoluta, que se sitúa en quince escaños, gracias a la suma de Més-APIB (tres asientos y el 10,49%) y Podemos (tres escaños y el 10,72%).

El PP se queda con seis actas (18,49%), de manera que los conservadores pierden cuatro ediles respecto a 2015 y son incapaces de sumar con Ciudadanos, que mantiene sus cuatro asientos (12,35%). Vox logra otros cuatro, entrando por vez primera en el Gobierno municipal y quedando como tercera fuerza (13,11%).

Desde junio de 2017 gobierna en Palma de Mallorca Antoni Noguera, candidato de Més-APIB. Lo hace después de que estuviera al frente de la alcaldía, durante los primeros años, el socialista José Hila, ahora ganador de las elecciones municipales en la ciudad. Hasta ahora, Noguera ha dirigido el Consistorio mediante un acuerdo con el PSOE y Somos Palma.

Por qué perdió Carmena la Alcaldía: lo que revelan los datos

Por qué perdió Carmena la Alcaldía: lo que revelan los datos

Más sobre este tema
stats