Elecciones municipales y autonómicas 2019

Carmena ofrece a Julio Rodríguez el número 5 de su lista y Podemos pide otros cuatro puestos de salida

El secretario de Organización y Programa de Podemos, Pablo Echenique, y el secretario general de Podemos Madrid José Julio Rodríguez.

Podemos no solo tiene problemas con sus listas para la Comunidad de Madrid, donde el partido morado se ha quedado sin candidato tras la alianza de quien iba a serlo, Íñigo Errejón, con la alcaldesa madrileña Manuela Carmena. La negociación de la candidatura para el Ayuntamiento de Madrid entre Podemos y la regidora tampoco está cerrada. Pese a que la intención del partido es que su líder en Madrid, el exjemad Julio Rodríguez, sea número dos de Carmena, la última oferta de la regidora pasa únicamente por ofrecerle el quinto puesto. La formación, además, pide que cinco de sus dirigentes vayan en puestos de salida (entre los 20 primeros), mientras Carmena quiere cederles un número menor de posiciones.

La bomba que sacudió el jueves Podemos tras el anuncio de Carmena y Errejón ha provocado la ruptura del partido con su antiguo número dos, pero no con la alcaldesa, a quien Podemos ha anunciado que seguirá apoyando pese a haberle lanzado varios reproches por su último movimiento. En la carta que hizo pública el jueves por la tarde, Pablo Iglesias aseguró que si "las exigencias de Manuela de decidir su lista del primer al último nombre son la condición de posibilidad para que los corruptos y los reaccionarios no vuelvan a gobernar Madrid", Podemos está dispuesto a hacerse "a un lado" y no concurrir a las elecciones municipales. Y, aunque aún ese no es el escenario, las negociaciones pueden complicarse tras los últimos acontecimientos.

Desde finales de 2017, la cúpula de Podemos tenía claro que quería que Julio Rodríguez fuera lugarteniente de Carmena en el ayuntamiento, algo que la regidora rechaza, ya que prefiere tener a su lado a su actual teniente de alcalde y mano derecha, Marta Higueras. De hecho, fuentes del partido morado consultadas por infoLibre confirman que la última oferta que ha realizado la alcaldesa a Podemos es que Rodríguez vaya en el quinto lugar de la lista, precedido por la actual portavoz del ayuntamiento, Rita Maestre, en el cuarto puesto; el coordinador de IU Madrid, Mauricio Valiente, en el tercero; y la propia Higueras en el número dos.

Estas fuentes lamentan esta última oferta de Carmena, ya que Rodríguez es el ganador de las primarias internas que realizó Podemos, pero sostienen que no ponen como condición para el pacto que vaya de número dos. Lo fundamental, según las fuentes de Podemos, es contar con un número mayor de posiciones de salida en la lista final. Podemos ha propuesto a Carmena que ella elija seis personas de su equipo para la candidatura y que el partido morado, a su vez, tenga reservados cinco puestos de salida (Rodríguez y otros cuatro dirigentes).

Carmena rechaza dar cinco puestos a Podemos

La alcaldesa no está de momento por la labor de ofrecer tantos espacios en la candidatura a Podemos. Y el partido morado ha visto reducida su capacidad de influencia a la hora de negociar la lista para las municipales después de haber iniciado el expediente de expulsión contra sus seis concejales en Madrid –entre ellos Maestre–, que se negaron a concurrir a las primarias de Podemos arguyendo que la dirección local de la formación, dirigida por Julio Rodríguez, quería relegarlos a puestos bajos de la lista en los que no tenían opciones de salir elegidos.

El mismo día que saltó la crisis, la alcaldesa confirmó públicamente que quiere contar con los seis ediles en su próximo equipo. Y que Carmena tenga más puestos reservados para sí implica que el número de espacios para Podemos se reduce, habida cuenta de que Ahora Madrid consiguió 20 ediles en 2015 y de que, además de los de la alcaldesa y los de Podemos, también hay que reservar algunos puestos para IU.

Así las cosas, las fuentes de Podemos consultadas por infoLibre aseguran que todas las opciones están encima de la mesa, salvo la de que el partido morado termine presentando una lista en la capital para competir contra Carmena. No obstante, Iglesias ya dejó caer en su carta de este jueves que Podemos podría "echarse a un lado", y de hecho puso argumentos encima de la mesa para ello: que "el nuevo proyecto de Manuela se parece muy poco al anterior", que quiere decidir su lista "del primer al último nombre" y que no ha tratado con la "consideración" que merece a "quien le apoyó y acompañó" en 2015, entre ellos un Podemos que "hizo posible" que fuera candidata.

IU negociará con Errejón pese al portazo de Iglesias

Además de solventar los problemas en la lista para las municipales, Podemos también debe afrontar la búsqueda de un nuevo candidato para la Comunidad, después de dejar claro que Errejón ya no cuenta con el beneplácito de la dirección tras su alianza con Carmena. Las fuentes consultadas por este diario aseguran que la intención es tratar de atraer a algún perfil independiente para que lidere la candidatura, al estilo de lo que ya hizo Podemos con Carmena en 2015 para el Ayuntamiento, aunque aún no hay ningún nombre encima de la mesa.

Pero la búsqueda del candidato no es el único problema al que se enfrenta Podemos. La dirección de IU Madrid se reunió este viernes por la tarde y tanto la coordinadora regional de la federación, Sol Sánchez, como el secretario general del Partido Comunista de Madrid (PCM), Álvaro Aguilera, dieron por "incumplido" el preacuerdo con Podemos para la lista de la Comunidad de Madrid y aseguraron que "el escenario está totalmente abierto", además de mostrarse proclives a negociar un acuerdo a tres que incluya a Podemos, IU y Más Madrid.

En la reunión de su dirección, IU Madrid aprobó una resolución en la que se presenta como la única organización "para recomponer la izquierda" después de la crisis abierta este jueves, y aunque asegura que no puede descartar "ningún escenario", sostiene que sigue apostando por presentar "una única candidatura" a la Comunidad de Madrid. "Para ello mantendremos conversaciones con todos los actores del campo transformador", sostiene IU, lo que implica a Podemos, pero también a la nueva candidatura de Errejón, pese a a "los constantes espectáculos de algunos actores de la convergencia". Eso sí: cualquier pacto, sea a dos (solo con Podemos) o a tres (también con Errejón), debe incluir tanto la candidatura a las autonómicas como las listas para los diferentes municipios en las elecciones locales, condiciona IU.

Fuentes de la organización explican que, tras la crisis abierta en el partido morado, son tres las opciones que baraja la federación: concurrir en solitario a las elecciones autonómicas, terminar suscribiendo un nuevo pacto con Podemos o negociar con la formación de Iglesias y el nuevo partido de Errejón para que haya una sola candidatura. A pesar de que el jueves el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, aseguró que su organización mantenía el "compromiso" con el acuerdo marco firmado con Podemos hace meses, fuentes de la federación madrileña recuerdan que dicho pacto "siempre contempló descuelgues" en aquellas comunidades donde no se lograran acuerdos. "No es nuestro deseo, pero es imposible saber qué va a pasar", lamenta un dirigente.

Sánchez: "Viva España, claro, pero que no viva enfrentada como quieren las tres derechas, sino unida"

Sánchez: "Viva España, claro, pero que no viva enfrentada como quieren las tres derechas, sino unida"

Más sobre este tema
stats