Poder Judicial

Casado se jacta de su influencia en la UE contra la reforma del CGPJ, que según él amenaza los fondos europeos

Teodoro García Egea y Pablo Casado en la reunión del Comité Directivo del PP.

Fernando Varela

“No se puede subestimar la influencia del PP en las instituciones comunitarias, que en 24 horas ha dejado claro que no puede haber reformas que vayan contra la independencia judicial”, advirtió este lunes el presidente de los conservadores, Pablo Casado, en respuesta a las críticas que ha recibido por parte del Gobierno y del PSOE por haber cuestionado en Bruselas la calidad de la democracia en España.

“Esta es la labor que teníamos que hacer” y “seguiremos desplegando” actividad en Unión Europea en contra de la reforma del Consejo General del Poder Judicial que promueven el PSOE y Unidas Podemos, incluido el envío de una carta al comisario comunitario de Justicia y la presentación del caso ante la Comisión de Venecia, el órgano del Consejo de Europa que vela por el respeto al Estado de derecho en el continente.

Casado presentó este lunes la reforma del CGPJ que ha elaborado su partido como alternativa a la de los socios de la coalición de Gobierno.  En ella propone, en línea con lo que defienden Ciudadanos y Vox, que doce de los 20 vocales del órgano de gobierno de los jueces sean elegidos por la judicatura sin ninguna participación del Congreso y el Senado, como viene ocurriendo en España con ejecutivos del PP y del PSOE desde hace 35 años y como sucede en muchos de los países de nuestro entorno.

En rueda de prensa, Casado negó que su partido hubiese llegado a ningún acuerdo con el PSOE para renovar la composición del Consejo, pendiente desde hace dos años. Sin embargo, el PP ya ha roto hasta en dos ocasiones un pacto de renovación aplicando la actual ley, que ahora Casado —además de Cs y Vox— quiere cambiar. La primera tuvo lugar en diciembre de 2018, cuando el entonces portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, reveló a través de WhatsApp que su grupo había alcanzado un “pacto previo” con los socialistas para repartirse el COGPJ a razón de diez vocales para el PP y otros diez para el PSOE, dejando la presidencia teóricamente en manos del ÑSOE pero en la práctica, aseguraba, situando en el puesto a un magistrado como Manuel Marchena, que consideraba de absoluta confianza.

La segunda tuvo lugar el pasado mes de agosto Casado lo admitió el pasado 7 de octubre cuando reconoció que este verano había acuerdo con el Gobierno porque Sánchez aceptaba sus condiciones para renovar el Consejo pero que él decidió romperlo después de que Unidas Podemos criticase a Juan Carlos de Borbón por abandonar España. Las condiciones del PP que Sánchez aceptaba, explicó el líder conservador, eran que no hubiese expolíticos entre los nuevos miembros del CGPJ y que los candidatos tuviesen el aval de las asociaciones judiciales.

Interior traslada al País Vasco a 'Fiti', histórico etarra detenido en Bidart que ya fue acercado a Asturias en 2019

Interior traslada al País Vasco a 'Fiti', histórico etarra detenido en Bidart que ya fue acercado a Asturias en 2019

Más sobre este tema
stats