Convención Nacional del PP

Casado, a los votantes de Ciudadanos y Vox: "Muchos quieren imitarnos, pero no les sale"

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pronunció este domingo en Madrid su primer gran discurso [aquí, en PDF] después de haber sido elegido hace seis meses líder de los conservadores. Cumpliendo su promesa de convocar una convención "ideológica", el jefe del principal partido de la oposición clausuró este cónclave considerando que el futuro del PP pasa por volver a unir a "todo" lo que hay a la derecha del Partido Socialista. Como ocurrió, destacó, hace 30 años, con la refundación de su partido. "La vieja Alianza Popular unía su proyecto conservador al de los liberales del Partido Liberal, y al de los demócrata cristianos del PDP", recordó.

No hace todavía ni una semana de que Juanma Moreno Bonilla haya sido proclamado presidente de la Junta de Andalucía gracias a los votos de Ciudadanos y Vox. Y Casado quiso lanzar un mensaje a sus antiguos votantes. Un especie de aviso de que el verdadero PP ha vuelto y ellos ya pueden volver también a la que sigue siendo "su casa".

"Creo sinceramente que aquellos que se fueron a buscar al PP fuera del PP no lo han encontrado y no lo van a encontrar", dijo en lo que sonó un mensaje a los exvotantes del PP, a los desencantados, que ahora escogen la papeleta del partido de Albert Rivera o la de los ultraderechistas de Santiago Abascal. Más tarde lo diría de otra manera: "Muchos quieren imitarnos, pero no les sale",

"Grandes" que hacen "política pequeña"

"Lo que no unan los electores en las urnas alrededor del PP puede quedarse sin unir, porque los demás parecen ser incapaces de encontrarse. Quieren ser grandes pero hacen política pequeña. La nueva política ha traído poder a los nuevos partidos, pero no a los españoles. Por eso no hay alternativa a lo que representamos. Porque no basta con ponerse el disfraz del PP ni versionar en un karaoke los temas populares", añadió.

A su juicio, el PP es el único partido que garantiza "que una mayoría social de centro-derecha como la que hoy existe en España, se convierta realmente en un Gobierno de centro-derecha eficaz, como el que se necesita urgentemente".

A los suyos le pidió que no se queden de brazos cruzados. Dijo que "el PP ha vuelto fuerte y unido" tras el congreso nacional y quiere que quienes se fueron vuelvan. "Pero hay que salir a buscarlos, no esperar a que regresen. Tenemos que volver a hacer popular el partido", consideró.

Tras los mensajes en clave interna, Casado repasó las propuestas que desgranó durante la campaña que le llevó a presidir el PP y en su discurso una vez proclamado sucesor de Rajoy: liberalismo económico, defensa de la Constitución y la unidad de España, aplicación del 155, mano dura con los independentistas y defensa de la vida y de la familia fueron los principales platos del menú.

Tras la polémica a cuenta del pacto con Vox y la violencia de género, Casado quiso recalcar que "Desde el Partido Popular" reafirman su "compromiso inequívoco para combatir la violencia contra las mujeres", tal y como hizo el PP, sostuvo, "con el primer Plan Nacional en el 2000 y el primer Pacto de Estado en el 2015". "También intensificaremos las medidas contra la violencia doméstica contra niños y ancianos, y el acoso escolar", dijo.

Casado terminó su larga intervención como empezó: instando al orgullo PP. "No hay más PP que este, el nuestro. Muchos quieren imitarnos, pero no les sale. Recuperemos nuestro orgullo y mostrémonos como somos. Y digamos una y otra vez que quien quiera que gobierne el PP tiene que votar al PP. No quiero un PP pequeño. No quiero un PP que sea uno más. Quiero un PP ambicioso. Quiero un PP que convenza. Quiero un PP que ilusione. Quiero que no salgamos a empatar. Quiero que salgamos a ganar. Y vamos a ganar, para recuperar el futuro de una España en libertad", cerró. Pero el verdadero fin de fiesta llegó con el himno de España. 

Rajoy, ausente. Aznar, no se lo pierde

Rajoy faltaba en esta clausura. Pero José María Aznar ha decidido que su regreso no sea a medias. Ahí estaba, en primera fila, junto a su mujer, la exalcaldesa de Madrid Ana Botella. Otros rostros del aznarismo tampoco quisieron perderse la cita. Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid, también se siente cómoda en el PP de Casado y estuvo este domingo y también el sábado. También se dejó ver el exministro Manuel Pizarro.

Antes de que Casado subiera al escenario fue el turno de Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía. Lo hizo mientas sonaban los acordes de "We are de champions". Y el auditorio tarareaba. "Qué bien suena lo de presidente de la Junta de Andalucía en un afiliado del Partido Popular", dijo tras escuchar su presentación.

Moreno, que apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias, agradeció a Casado haberse dejado "la piel" en la campaña que le ha llevado a la presidencia de la Junta de Andalucía. También al "mejor equipo negociador". A los "negociators", al secretario general, Teodoro García Egea, y al vicesecretario de Organización, Javier Maroto. De ellos dijo que habían trabajado por lograr un acuerdo "sin dejar atrás ni uno solo de los principios" que defiende el PP.

"Sólo pueden los que creen que pueden", dijo Moreno, que ha logrado cambiar los colores del Gobierno de Andalucía tras 37 años de dominio del Partido Socialista.

"Lo vamos a conseguir", animó al auditorio, en referencia a que Casado será el próximo presidente del Gobierno de España.

"Este partido es el centro de las ilusiones y los anhelos de los españoles. [...] Un proyecto político en el que cabe todo el mundo. Esta convención es un revulsivo para todos, para los grandes objetivos que tenemos para España", añadió. La ola de cambio que empieza en Andalucía, se mostró convencido, "va a llegar a la Moncloa". "Más allá de Despeñaperros", dijo.

"Querido Pablo. Te necesitamos en Moncloa ya. [...] No podemos esperar ni un minuto más", animó al presidente de los conservadores. 

"Me siento tan orgulloso de este partido como el primer día", dijo el presidente del Senado y del PP de Madrid, Pío García-Escudero. Y como había hecho también en su discurso del viernes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se declaró "orgulloso" de todos aquellos líderes que han presidido el PP. De Manuel Fraga a Casado. Pasando por José María Aznar y Mariano Rajoy. Si el aplausómetro manda, el ganador fue el expresidente Rajoy. Por goleada. Y eso que no estaba presente en esta jornada de clausura. Su agenda personal se lo ha impedido, aseguran en su entorno.

Casado recicló párrafos enteros de su discurso de 2019 para el relanzamiento del PP en València

Casado recicló párrafos enteros de su discurso de 2019 para el relanzamiento del PP en València

Más sobre este tema
stats