Políticas de austeridad

Dos de cada cinco españoles serán pobres en 2025 si no se frenan los recortes

Dos de cada cinco españoles serán pobres en 2025 si no se frenan los recortes

Ibon Uría

En 2012, el 25% de los españoles vivía en riesgo de pobreza o exclusión social. En 2025, será el 42%: 20 millones de personas en situación de emergencia por culpa de las políticas de austeridad recetadas para salir de la crisis. Es el panorama que dibuja el informe presentado este miércoles por la agencia Oxfam Internacional bajo el título "El verdadero coste de la austeridad y la desigualdad".

"La medicina no está funcionando, sino más bien matando al paciente", alerta Jaime Atienza, director de Campañas y Ciudadanía de Oxfam en España. Y es que, desde que comenzara la crisis económica, y especialmente desde que se aplicaron medidas de recorte, las consecuencias negativas se han multiplicado, apunta el documento: se ha disparado el desempleo, se han deteriorado los servicios públicos, se han recortado salario y pensiones, y se ha vuelto más difícil el acceso al crédito.

Más allá de la crisis europea, el informe señala algunas preocupantes particularidades del caso español. Por ejemplo, la brecha entre las personas más ricas y las más pobres se ha ensanchado hasta ser la cuarta más amplia de los 30 países europeos analizados por Eurostat: sólo en Bulgaria, Letonia y Portugal hay mayores diferencias. Si continúa la misma tendencia, advierte el estudio, en 2025 el 20% de ciudadanos con mayor renta ganará 18 veces más que el 20% con menos recursos.

A este incremento de la desigualdad contribuyen determinadas decisiones políticas que se han cebado con los más desfavorecidos. Por ejemplo, el colectivo de inmigrantes, que soporta una tasa de desempleo mayor –un 35% frente al 27% de media estatal–, se queda también sin cobertura sanitaria, provocando que aumente la espiral de vulnerabilidad.

Finalmente, el documento dedica varias páginas a analizar la situación de la presión fiscal en España y a explicar las consecuencias del rescata a la banca y la amnistía fiscal. Así, Oxfam indica que las personas físicas soportan la mayor carga impositiva: mientras que un individuo sin hijos con unas rentas anuales de 41.310 euros paga un 28% en impuestos, ninguna empresa paga, en la práctica, más del 25,2%.

El resultado de esa combinación es que casi 9 de cada 10 euros de todos los impuestos los pagan los ciudadanos a través del IRPF y el IVA –que acumula una subida de cinco puntos en tres años–. Por el contrario, las empresas apenas aportan un 9,7%. Sobre la amnistía fiscal, se destaca que apenas se recaudaron 1.200 millones de euros y que permitió eludir el paso de hasta 7.500 millones a quienes tenían fondos sin recaudar: "Si este dinero hubiese sido devuelto a Haciendo, España podría haberse evitado todos los recortes sociales", sentencian los autores.

Y ante este panorama, ¿cuál es la solución? Si España sigue aplicando medidas de austeridad, "tiene cada vez más posibilidades de volverse más pobre y desigual, con menos derechos sociales y con una democracia más débil", se apunta. Por el contrario, el panorama "no es catastrofista si se reacciona a tiempo", dice Atienza. "Hay soluciones: abandonar las políticas de austeridad", concluye.

La austeridad provocará que 1 de cada 3 europeos esté en riesgo de pobreza en 2025

La austeridad provocará que 1 de cada 3 europeos esté en riesgo de pobreza en 2025

Más sobre este tema
stats