LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Podemos

El CIS rompe los estereotipos sobre el votante de Podemos

Pablo Iglesias propone regular los medios a través de mecanismos de control público

Tras su irrupción en las últimas elecciones europeas fueron muchos los que se preguntaron qué tipo de elector se escondía tras las 1.245.948 personas que metieron en la urna la papeleta de Podemos. Poco más de dos meses después de esos comicios, el barómetro del CIS del pasado julio hecho público este lunes ha arrojado luz sobre esta incógnita. Y lo ha hecho tirando por tierra algunos estereotipos.

Por ejemplo, evidencia que la formación que lidera el profesor universitario Pablo Iglesias es la primera fuerza en intención directa de voto en el grupo de “empresarios, altos funcionarios y ejecutivos” y entre las personas de “clase media-alta”. Asimismo, determina que duplica en apoyos al resto de partidos entre los que tienen entre 18 a 34 años, pero que no sólo tiene apoyo entre los más jóvenes. De hecho, es también la formación preferida para quienes tienen entre 35 y 54. En el otro lado, los sectores en los que tiene menos respaldo son pensionistas, amas de casa, agricultores y personas sin estudios.

El barómetro del CIS pronostica que Podemos, que sería tercera fuerza en el Parlamento, obtendría el 15,3% de los votos si ahora se celebraran elecciones generales, sólo 5,9 puntos porcentuales menos que el PSOE, hundido en su peor resultado en toda la serie histórica. Además, refleja que la ventaja del PP sobre los socialistas se amplía hasta los 8,8 puntos y que el zarpazo del partido de Iglesias erosiona a IU, al que votarían el 8,2% de los electores y a UPyD (5,9%). El trabajo de campo del sondeo se hizo entre el 1 y el 9 de julio, antes de que los militantes del PSOE eligiesen a Pedro Sánchez nuevo líder del partido.

01. Clase social 

La encuesta conocida este lunes refleja cómo Podemos tiene su principal caladero de votos entre las clases altas y medias. De hecho, si hoy se celebraran elecciones al Parlamento, la formación de Pablo Iglesias sería primera fuerza entre lo que el CIS define cómo "clase alta/media-alta" –que comprende a profesionales, directivos y cuadros medios– con el 13,2% de intención directa de voto, 0,9 puntos porcentuales por encima del PP y 8,1 puntos por delante del PSOE. También sería el partido con más respaldo (12,9%) entre las "nuevas clases medias" –donde se sitúan asalariados no manuales–. En esta categoría el PP cuenta con una intención de voto del 10,9% de los sufragios y el PSOE el 7,8%. El partido revelación de las europeas está más igualado con conservadores y socialistas entre los "obreros cualificados", donde el PSOE firmaría un primer puesto con el 12,9%, siete décimas por delante de Podemos y con 1,5 puntos de ventaja sobre el PP. 

Teniendo en cuenta la condición socioeconómica de los votantes, otro dato que resulta llamativo es que, si ahora hubiera elecciones generales, Podemos obtendría un respaldo igual al PP, el 17,7%, entre el grupo de "empresarios, altos funcionarios y ejecutivos y profesionales por cuenta propia". Ambas formaciones serían las más votadas en esta categoría. El PSOE se queda en el 4,2%. La joven formación también firmaría un primer puesto en el grupo de "profesionales y técnicos por cuenta ajena y cuadro medios", con un 13,3% de intención de voto. Le sacaría 3,7 puntos de ventaja al PP, 6,8 a IU y 8,5 al PSOE. Podemos también sería el partido más votado entre el "personal administrativo, comercial y de servicios" (14,5%) y entre los "capataces y obreros cualificados no agrarios" (15%), donde doblaría el apoyo de IU (6,8%) y triplicaría el del PSOE (4,8%). Podemos tiene otro importante caladero de votos entre parados (14,4%) y estudiantes (16,7%), colectivos entre los que también sería primera fuerza. Los sectores donde tiene menos apoyo son agricultores, pensionistas, y amas de casa. 

02. Género, edad y nivel de estudios

El partido de Pablo Iglesias no sólo tiene tirón entre los jóvenes. Aunque entre los menores de 35 años dobla en intención directa de voto al segundo partido que resultaría más votado, también sería la formación más apoyada entre los que tienen entre 35 y 54 años. De forma desglosada, la joven formación obtendría el 14,7% de apoyo declarado entre los que tienen entre 18 y 24 años. Entre los más jóvenes le sacaría 7,3 puntos a PSOE e IU y 8,7 al PP. En el siguiente segmento, el de los que tienen entre 25 y 34 años, sería la formación más votada con el 16,1%, por el 8,4% del PP y el 8% que tendrían PSOE e IU, respectivamente. Su éxito se diluye entre los que tienen 55 años en adelante, entre los que el bipartidismo todavía resiste. 

Por nivel de estudios, el CIS pone de manifiesto cómo Podemos tiene su principal granero de votos entre las personas con un cierto grado de formación. Sería la lista más apoyada entre los que han completado el Bachillerato con el 13,9% de intención de voto, a 0,9 puntos del PP; 6,2 de IU y 7,1 del PSOE. Y también entre los que tienen una FP. De este grupo declaran que lo votarían el 16,1% de los electores, por el 8,5% que optaría por conservadores y socialistas, respectivamente, y el 6,1% que apoyaría a la formación de Cayo Lara. También ganaría Podemos entre los que cuentan con estudios universitarios. Sería primera fuerza con el 14,4% de los votos declarados. Por detrás quedarían PP (10,6%), IU (6,4%) y PSOE, al que sólo tienen intención de votarlo el 5,4% de los diplomados, licenciados y doctores. 

La encuesta publicada este lunes evidencia que Podemos obtiene más apoyo en las grandes ciudades, aunque su intención de voto está por encima del 10% en los municipios de menos de 10.000 habitantes. En este tipo de poblaciones, donde el PP obtendría los mejores resultados de celebrarse ahora elecciones generales, IU y UPyD no llegan en ningún caso al 5%. El partido de Pablo Iglesias es el que tiene más apoyos en las ciudades de entre 50.000 y un millón de habitantes. En Madrid y Barcelona, las únicas que tienen más de un millón de habitantes, sería el PP el partido que recabaría más respaldo (11,18%), ocho décimas más de lo que obtendría Podemos

En la comparación por sexos, Podemos es el partido que tiene una mayor diferencia en intención de voto entre hombres y mujeres. Si hoy hubiera elecciones, el 13,5% de los hombres y el 10,2% de las mujeres afirman que lo votarían. La diferencia, por tanto, es de 3,3 puntos porcentuales. Entre los votantes del PP la diferencia es de 1,2 puntos, entre los del PSOE de 1,3 y entre los de IU de 0,4. 

03. ideología 

La nueva dirección socialista hace una fotografía del militante medio: sexagenario y poco participativo

La nueva dirección socialista hace una fotografía del militante medio: sexagenario y poco participativo

Aunque Podemos se ha posicionado desde su creación en el eje arriba-abajo, su programa electoral contenía propuestas que se pueden asimilar con la izquierda. Sus votantes, según ha evidenciado ahora el CIS, también. De hecho, la formación de Pablo Iglesias lidera la intención de voto en los segmentos que van de uno a tres en la escala de autoubicación ideológica, donde uno es la extrema izquierda y diez la extrema derecha.

Los datos ponen de manifiesto también que los electores de Podemos se sitúan a sí mismos más a la izquierda que los que apoyan a la formación de Cayo Lara. Podemos le saca a Izquierda Unida 9,2 puntos en el segmento uno (extrema izquierda), 5,7 en el segmento dos y 7,1 en el segmento tres. Entre los votantes que se autoubican en el centro-izquierda, Podemos tiene una intención de voto del 8,3%, sólo 1,6 puntos por debajo del PSOE. Resulta llamativo también el hecho de que la joven formación recabaría el 3,1% de los sufragios entre el grupo de electores que se autodefine como de extrema derecha. 

Con solo medio año de vida –el partido fue presentado hace seis meses e inscrito en el registro del Ministerio del Interior el pasado 11 de marzo–, el barómetro demuestra que ha sabido infiltrarse en las bases electorales de PSOE, IU y UPyD. El 27,8% de los votantes que respaldaron al partido de Cayo Lara en las últimas generales de 2011 dicen que ahora votarían a Podemos, al igual que el 16,9% de quienes apostaron hace tres años por el PSOE y el 16,1% de quienes votaron a Rosa Díez. Una declaración de intenciones que demuestra, por otra parte, la baja fidelidad que tienen los cuatro partidos que más apoyo lograron en 2011: sólo el 50,5% de los votantes del PP declaran ahora que repitirían, un porcentaje que se reduce al 38,1% en el caso del PSOE, al 45,5% en IU y al 48,2% en UPyD. 

Más sobre este tema
stats