Primarias bajo sospecha

Ciudadanos amenaza con sanciones a los perdedores de las primarias que insistan en pedir explicaciones sobre la votación

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, con un perro guía durante una visita a dependencias de la ONCE.

Fernando Varela

En pleno período electoral y con la campaña ya en marcha, Ciudadanos quiere cerrar cuanto antes el caso Primarias, caso Primarias,que sacó a la luz las deficiencias del sistema telemático de elección interna de sus candidatos después de que el partido se viese obligado a admitir un pucherazo en el proceso de votación para seleccionar al candidato a la Presidencia del Castilla y León.

Y para echar tierra al asunto no sólo ha dado la consigna a sus dirigentes de responder siempre lo mismo cuando son preguntados por lo ocurrido —que Cs está muy orgulloso de su sistema de primarias— sino que ha dado un paso más al amenazar a los perdedores de la elección interna en diversos territorios con medidas disciplinarias si insisten en seguir pidiendo que les aclaren las dudas que ha levantado el controvertido sistema telemático de votación.

La Comisión de Garantías de Ciudadanos ha enviado una carta a todos los candidatos que en los últimos días pidieron información y aclaraciones al partido sobre el proceso de primarias para elegir candidatos a las elecciones generales, autonómicas y municipales en la que no sólo da por cerrado el asunto sino que advierte a quienes se dirigieron a este órgano de la posibilidad de que hayan incurrido en “una situación anómala y perjudicial para el partido, con publicidad externa en grupos de redes sociales y/o medios de comunicación y que podrían ser conculcadoras” de los Estatutos del partido.

Los diez candidatos perdedores de los procesos de primarias abiertos para elegir a los candidatos a la Presidencia de Madrid, Cantabria, Aragón, Canarias y Murcia, al cabildo de Gran Canaria, a las elecciones generales por Cádiz, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas y a la Alcaldía de València se dirigieron a la Comisión de Garantías para que este órgano arbitral les aclarase las dudas que les planteaba el proceso telemático de votación después de que la manipulación de las primarias de Castilla y León pusiese de manifiesto la vulnerabilidad del procedimiento. La propia Comisión de Garantías determinó que en ese caso se habían computado 82 votos falsos a favor de la candidata preferida por Albert Rivera, la exdirigente del PP Silvia Clemente. La anulación de esos sufragios supuso un vuelco en la votación y la elección de su rival, Francisco Igea.

Riesgo de expulsión

La amenaza a los militantes que pidieron explicaciones alude al artículo 12 de los Estatutos, que castigan con penas de suspensión, pérdida de cargo, inhabilitación y hasta expulsión a los afiliados cuyas “manifestaciones públicas menoscaben el buen nombre del partido o de sus afiliados”, así como la “realización de manifestaciones públicas que puedan ser consideradas desleales o contrarias a los intereses del partido”. Los perdedores de las primarias que insistan en cuestionar el proceso de primarias ya saben a qué atenerse. Uno de los afectados, en conversación con infoLibre, confirmó que la carta sólo puede interpretarse como una amenaza de expulsión.

La misiva hace también referencia a las primarias de Castilla y León, en las que fueron detectados 82 votos falsos, y da por resuelto el asunto con la designación de Francisco Igea como candidato a la Presidencia. Fuentes oficiales de Ciudadanos, consultadas por infoLibre, aseguraron no estar en condiciones de confirmar que esa referencia signifique que la investigación interna cuya apertura fue anunciada en su día por el secretario general del partido, José Manuel Villegas, haya concluido.

Las mismas fuentes explicaron que la Comisión de Garantías es “un órgano interno” que, de momento, no ha trasladado a Villegas si ya ha dado por concluidas las pesquisas anunciadas para averiguar cómo y quien introdujo en la votación de Castilla y León 82 votos falsos a favor de la candidata patrocinada por Albert Rivera o si, por el contrario, continua con sus averiguaciones.

La Comisión de Garantías tardó menos de 48 horas en constatar que esos votos no podían computarse. Desde entonces han pasado diez días sin que Ciudadanos haya dado explicación alguna acerca de cómo pudo tener lugar el pucherazo.

A diferencia de lo ocurrido en procesos anteriores de primarias, esta votación fue gestionada por el propio partido y no por una empresa externa.

La Fiscalía investiga el pucherazo en las primarias de Ciudadanos en Castilla y León a partir de una denuncia anónima

La Fiscalía investiga el pucherazo en las primarias de Ciudadanos en Castilla y León a partir de una denuncia anónima

Más sobre este tema
stats