El colectivo de presos de ETA pide que los ‘ongi etorri’ se celebren de “forma privada y discreta”

El preso de ETA Xabier Ugarte a su llegada este domingo a la localidad de Oñate, en Gipuzkoa.

infoLibre

El colectivo de presos de ETA, EPPK, ha anunciado su deseo de que los recibimientos a los presos de la banda terrorista excarcelados se desarrollen de forma "privada" y "discreta" cuando lleguen a sus localidades o en la misma salida de las cárceles, según recoge en un comunicado enviado a Gara, que publica en su edición digital y que ha recogido Europa Press.

"A través de este comunicado, EPPK transmite a nuestra familia, amigos y compañeros, y a la sociedad vasca, que quiere que las recepciones que se nos hacen cuando salimos a la calle se desarrollen de manera privada y discreta, siguiendo el camino recorrido en general en los últimos meses", indica el texto.

Asimismo, señala que "ciertos agentes y partidos buscan irresponsablemente el enfrentamiento en lugar de la convivencia". "No queremos alimentar ninguna controversia estéril, de ninguna manera: tenemos la voluntad de actuar constructivamente y ser responsables", asevera.

"No nos daremos por vencidos en el camino que hemos tomado —prosigue—, las excusas de quienes se sienten cómodos en las actitudes más pesimistas son cada vez más evidentes para los ciudadanos vascos, sobre todo a medida que su influencia se desvanece".

Tras recordar que han pasado diez años desde que finalmente terminó la lucha armada, destaca que "quienes quieren impedir la paz y perpetuar la imposición, han buscado bloquear y sabotear cada paso adelante desde entonces, buscando venganza y con la voluntad de imponer una historia falsa que distorsione el conflicto, alimentando la historia de ganadores y perdedores".

Por otro lado, el colectivo de presos reconoce que "hay personas que han expresado honestamente que sienten dolor con la bienvenida del público". "Son personas dañadas por las acciones de nuestra militancia del pasado y entendemos que pueden sentirse heridas", manifiesta.

"Aun aceptando que el preso que sale después de muchos años y muy duras condiciones de prisión tiene derecho a recibir el abrazo de sus familiares, [esas víctimas] han expresado que los actos públicos de recepción les causan dolor. Decimos claramente que nuestro deseo es aliviar todos los sufrimientos y abrir nuevas opciones, curar heridas y fortalecer la convivencia entre los ciudadanos vascos", precisa.

Después de consultar a los presos de ETA, el EPPK considera oportuno que su "alegría de ser libres" sea compartida con quienes les esperan en la puerta misma de la prisión o con quienes les reciben "con discreción". "En el futuro, solo queremos recepciones en un espacio privado entre familiares", añade.

El EPPK sitúa esta decisión como "una contribución individual y colectiva" que hacen los presos de la banda a la "convivencia, la paz y el reconocimiento del sufrimiento ajeno", además del suyo propio y el de sus familiares. El diario Gara publicará este martes el comunicado completo en su versión original, en euskera.

El Gobierno

El portavoz parlamentario del PSOE, Héctor Gómez, ha asegurado este martes que su formación está "en la labor" de llevar a cabo medidas que "corrijan" los actos y celebraciones a favor de los presos de ETA tras salir de la cárcel.

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Gómez ha condenado los 'ongi etorri' y ha defendido que su grupo parlamentario "siempre" estará "al lado de las víctimas" de la banda terrorista.

En esta línea, ha pedido a los grupos de la oposición no hacer política ni "atacar" al Gobierno con ETA. "Debemos ser consecuentes y maduros. Ver en qué momento nos encontramos, aunar esfuerzos. Mirar al futuro y trabajar con sentido de Estado", ha apuntado.

El portavoz ha respondido así preguntado por el anuncio del colectivo de presos de ETA, EPPK, el cual trasladaba este lunes su deseo de que los recibimientos a los presos de la banda terrorista excarcelados se desarrollen de forma "privada" y "discreta" cuando lleguen a sus localidades o en la misma salida de las cárceles.

Posición "firme" sobre la 'ley mordaza'

Cuestionado sobre si el Gobierno va a reflexionar sobre la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como la 'ley mordaza', tras la manifestación de policías este sábado, Gómez ha afirmado que se mantienen en una "posición firme".

Asimismo, Gómez ha asegurado que "van a seguir garantizando" la seguridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras la reforma de la ley, al tiempo que ha señalado que, a su juicio, el Gobierno está "fortaleciendo" a los policías con un aumento de plazas y recursos, y una mejora de las condiciones salariales.

Con todo, Gómez ha defendido que la reforma de la 'Ley Mordaza' eliminará los aspectos que "vulneran los derechos y libertades" de los ciudadanos y, en especial, los manifestantes. Y añade que las modificaciones van "en la línea" de las organizaciones internacionales y la mayoría de la ciudadanía, según apunta, reflejada en el Congreso de los Diputados.

La declaración del PNV

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que el comunicado del EPPK sobre los homenajes a presos es "bienvenido" porque es "positivo", aunque llegue "tarde" y, en este sentido, ha instado a que "no hagan esperar tanto y den los pasos que tienen que dar". De este modo, ha subrayado que "el nudo gordiano" es "reconocer que ETA no debió existir, que sus acciones causaron un dolor injusto a las víctimas y un daño irreparable" a la sociedad.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el dirigente jeltzale ha considerado "un paso positivo" el comunicado del EPPK difundido este lunes en el que anunciaba su deseo de que los recibimientos a los presos de ETA excarcelados se desarrollen de forma "privada y discreta" cuando lleguen a sus localidades o en la misma salida de las cárceles.

No obstante, ha señalado que, cuando "uno oye estas noticias, por un lado, dice 'qué bien, ya era hora'", pero también se pregunta "por qué hasta ahora no ha sido así" y por qué, en "una cosa que era tan clara", se lleva "sufriendo, discutiendo, generando esa tensión durante los últimos 10, 15, 20 años, haciendo sufrir innecesariamente a quien ya había sufrido mucho".

De este modo, ha indicado que "bienvenido es cuando ha llegado" porque, aunque "sea tarde, está bien", si bien ha pedido que "ese mundo haga una reflexión porque, al final, terminan haciendo lo que deben, lo que pasa es que lo hacen muy tarde".

Según ha manifestado, "con la experiencia de últimos años, dándose cuenta de que al final tienen que hacer lo que la mayoría les pedimos que hagan", no deberían hacer "esperar tanto". "Que den los pasos que tienen que dar. Saben cuáles son, que los den ya, porque eso seguro que abriría un nuevo panorama político en el país", ha subrayado.

En este sentido, ha dicho que hay un paso "muy básico, que es el nudo gordiano", el de "reconocer que ETA no debió existir, que sus acciones causaron un dolor injusto a las víctimas y un daño irreparable a la sociedad, y que eso sirva como vacuna para que ningún vasco nunca más decida coger ese camino".

En 600

Por otro lado, ha rechazado las críticas que ha manifestado el PP sobre este asunto relacionándolo con "el pacto Sánchez-Otegi, presos por presupuestos". Andoni Ortuzar ha considerado que "los presos están saliendo porque les toca salir" y ha añadido que en esto hay que ser "equilibrados y, a veces, da la sensación de que el PP necesita este lío para sacar cabeza".

El presidente del PNV ha advertido de que "la política de 2022 no puede ser la de 1998". "Hay que cambiar los ejes y el PP tiene que renovar un poco su parque móvil de argumentario porque, de esta manera, va a seguir yendo en 600", ha concluido.

La petición de las víctimas

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha valorado positivamente que el colectivo de presos de ETA EPPK afirme que van a renunciar a hacer 'ongi etorris' a los reclusos a su salida de prisión, pero remarca que "no queremos palabras, sino hechos". En este sentido, ha exigido a la izquierda abertzale "no solo que cesen los ongi etorris, sino toda expresión de legitimación y justificación a ETA".

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, les ha reclamado que "dejen de llamar presos políticos a los asesinos de nuestros familiares, que dejen de exigir su impunidad en multitudinarias manifestaciones, que saquen a ETA del espacio público, de las calles de todos y no hagan pintadas, pancartas, de exaltación a ETA, y que dejen de homenajear también a etarras fallecidos".

Para el colectivo, el trabajo que llevan realizando desde 2016 con su Observatorio de la radicalización "ha sido fundamental para vislumbrar y comprender la verdadera dimensión del problema de la radicalización violenta y de los homenajes públicos a quienes pertenecieron a ETA, una realidad que ha existido desde que ETA comenzó a matar, pero de cuya magnitud no éramos conscientes".

De este modo, ha afirmado haber realizado este trabajo de "denuncia pública y penal de los indignos homenajes a etarras prácticamente en soledad" durante varios años, hasta que, en 2019, con dos homenajes que se produjeron en verano de ese año y que "supusieron un boom mediático", toda la sociedad y la clase política "empezó a ser consciente del problema y a denunciarlo también".

Covite ha acusado a la Audiencia Nacional de ser la institución responsable de la "impunidad con la que se ha venido realizando este culto al etarra", ya que hasta ahora "ha archivado todas las denuncias presentadas por el Colectivo por homenajes públicos a etarras a su salida de prisión". Un total de 27 denuncias desde 2016.

"La Audiencia Nacional ha demostrado que no tiene voluntad de aplicar el artículo 578 del Código Penal, que tipifica los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, como sí lo hacía hasta hace unos años por los mismos hechos que denunciamos últimamente, llegando a condenar a dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi o Tasio Erkizia", ha reprochado Ordóñez.

Comunicado "cínico"

Por otra parte, Covite ha tachado de "cínico" el comunicado del EPPK, ya que en él acusan a las víctimas de "buscar la venganza con voluntad de imponer un relato falaz que distorsione el conflicto", así como "la confrontación en vez de la convivencia".

Consuelo Ordóñez ha calificado de "inaudito" que "después de que llevemos muchísimos años aguantando las humillaciones y provocaciones de la izquierda abertzale, encima nos acusen a las víctimas de querer venganza y de ser un impedimento para la paz y la convivencia".

"Precisamente si hoy disfrutamos de una convivencia en paz y libertad es gracias a que las víctimas nunca nos hemos vengado ni nos hemos tomado la justicia por nuestra mano", ha remarcado.

En este sentido, desde Covite han acusado a la izquierda abertzale de haber hecho esta declaración "por un cálculo estratégico y no por un reflexión ética". "Prueba de ello es que por ahora siguen llamando presos políticos a los etarras a los que supuestamente han renunciado a homenajear y también lo es que se vayan a terminar los 'ongi etorris' sin que EH Bildu los haya condenado expresamente", ha afirmado Ordóñez.

Así, el colectivo ha recordado que hace apenas tres semanas EH Bildu se negó a suscribir una declaración institucional de condena de estos actos en el Parlamento vasco.

"Que nadie espere que ahora les tengamos que dar las gracias por dejar de homenajear públicamente a asesinos y terroristas. Que nos alegremos por ello es una cosa, y otra muy diferente es que tengamos que reconocérselo como un gran gesto por la paz y la convivencia. Es lo mínimo que pueden hacer y llevábamos reclamándolo muchos años", ha subrayado.

Sortu se compromete a trabajar por el fin de los 'ongi etorris'

Sortu se compromete a trabajar por el fin de los 'ongi etorris'

Más sobre este tema
stats