La muerte de Suárez

El Congreso abre sus puertas a los ciudadanos en la despedida a Suárez

infolibre

La familia del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez ha entregado al Conegreso de los Diputados, pasadas las diez de la mañana de este lunes, el féretro con los restos mortales del fallecido político para la instalación de la capilla ardiente. Los hijos y nietos del presidente centrista han caminado unos pasos detrás del ataúd, que iba cubierto con una bandera de España.

El cortejo fúnebre ha llegado a la Carrera de San Jerónimo tras recorrer el centro de la capital procedente de la Clínica Cemtro y ha sido recibido con aplausos por el millar de personas que se congrega en los alrededores de la Cámara. Lo abría la Policía Local y estaba escoltado por motoristas de la Guardia Civil y la Policía Nacional, y ha sido trasladado por un piquete de honor por la Puerta de los Leones, seguido por los familiares.

En la escalinata del Palacio del Congreso esperaban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, además de los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García Escudero; del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y el CGPJ, Carlos Lesmes, así como los miembros de las Mesas del Congreso y del Senado. También se ha sumado el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, así como las esposas de Rajoy, Elvira Rodríguez, y de Rodríguez Zapatero, Sonsoles Espinosa.

En la entrada principal del Palacio esperaba a la comitiva una Sección de Honor del Regimiento Inmemorial del Rey con traje de época. El féretro ha entrado en la sede parlamentaria por la puerta principal del Congreso, conocida como 'Puerta de los Leones', que sólo se abre en ocasiones especiales como en las Jornadas de Puertas Abiertas y cuando el Rey acude a la Cámara para inaugurar cada legislatura.

Los restos mortales de Suárez han sido trasladados al Salón de Pasos Perdidos donde se instalará la Capilla Ardiente, el mismo sitió donde se veló en 2008 al expresidente Leopoldo Calvo Sotelo. Un año antes, el Congreso había acogido la capilla ardiente de uno de los padres de la Constitución, el diputado del PP, Gabriel Cisneros, pero en ese caso se instaló en el contiguo Vestíbulo de Isabel II.

Está previsto que el rey Juan Carlos y la reina Sofía lleguen a las 10:30 horas, acompañados de la Infanta Elena. Los Príncipes asistirán a las 12 horas en Bilbao al funeral por el alcalde de la ciudad Iñaki Azkuna y, cuando regresen a Madrid, se desplazarán también al Congreso.

La capilla ardiente se abrirá pasado el mediodía y se cerrará al público a las 10 de la mañana del martes. Una hora después, comenzará la ceremonia de despedida de los restos mortales en el Congreso y alas 11.30 el féretro será trasladado a Ávila, según han indicado a Europa Press las mismas fuentes.

“¿Suárez? ¿Qué Suárez?”

Más sobre este tema
stats