La portada de mañana
Ver
El Gobierno prepara más medidas frente a Milei, que redobla su pulso y volverá en junio

El Congreso celebrará la moción de censura de Vox y Tamames el 21 y 22 de marzo

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha confirmado este luneslas fechas del debate de la moción de censura contra Pedro Sánchez que presentó Vox con el economista Ramón Tamames como candidato a presidente del Gobierno: será los días 21 y 22 de marzo, según informa Europa Press.

Así lo ha confirmado la propia Batet en una comparecencia ante los medios de comunicación en la Cámara Baja.

Vox registró su moción de censura el pasado 27 de febrero pero la Mesa del Congreso no le dio el visto bueno formal hasta el pasado martes, 7 de marzo, tras comprobar que cumplía los requisitos que establece el Reglamento: llevar la firma de al menos una décima parte del Congreso (35 diputados) y el nombre de un candidato a la Presidencia.

El texto fue remitido al Gobierno y a los portavoces de los grupos parlamentarios para que se dieran por enterados y se abrió un plazo de dos días para la presentación de posibles candidaturas alternativas. Como esta previsto, nadie dio ese paso y, tras el cumplimiento de esa formalidad, la presidenta del Congreso ya podía poner fecha al debate.

Finalmente, Batet lo ha fijado para el martes y miércoles de la semana que viene, justo antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez emprenda dos viajes internacionales, a Bruselas (Bélgica) para participar en una reunión el Consejo de la Unión Europea y a Santo Domingo (República Dominicana) para asistir a la Cumbre Iberoamericana. Con la elección de estas fechas, el líder del PSOE podrá ir a ambas citas internacionales presumiendo de haber derrotado otra moción de censura en su contra.

Sexta de moción de la democracia

Así, la sexta moción de censura de la democracia, la primera con un candidato independiente y la segunda que impulsa Vox esta legislatura, se debatirá 22 días después de registrarse, tan solo un día más que su inmediata predecesora que tuvo como candidato a Abascal.

La que presentó Pedro Sánchez en mayo de 2018 solo tardó una semana escasa en llegar al Pleno, y es que en aquella ocasión el PP optó por precipitar la fecha convencido erróneamente de que, tras aprobar los Presupuestos del Gobierno, la censura del PSOE estaba destinada al fracaso.

Más tiempo se tomó el PP de Mariano Rajoy y Ana Pastor con la moción de censura de Pablo Iglesias, que se registró un 19 de mayo y se debatió el 13 de junio, casi un mes después. La iniciativa de Podemos no tenía opciones de prosperar, pues no la apoyaba ni el PSOE, y el PP no tuvo prisa en debatirla.

Le presentará Abascal

La mecánica del debate prevé que el candidato sea presentado ante el Pleno por uno de los diputados firmantes, que en este caso Vox ya ha adelantado que será el propio Abascal. En 2020, él mismo era el candidato y fue presentado por su entonces cabeza de cartel a las elecciones en Cataluña, Ignacio Garriga, el mismo papel que desempeñó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en 2018 con Sánchez, y la número dos de Podemos, Irene Montero, con Pablo Iglesias en 2017.

Tamames contra Vox: un infiltrado útil, pero incómodo

Tamames contra Vox: un infiltrado útil, pero incómodo

El Gobierno podrá intervenir para dar réplica a Abascal, pero no los demás grupos parlamentarios. Después será el turno del candidato, que tendrá un tiempo ilimitado para exponer su programa de gobierno. Y tras una pausa, será el turno de los grupos parlamentarios, aunque los detalles los fijarà este martes la Junta de Portavoces.

Conforme a los usos parlamentarios, el candidato va debatiendo con el Gobierno, que elige quien le da la réplica, y con los distintos grupos parlamentarios. En todo caso, el candidato impone el ritmo y en este caso Ramón Tamames, de 89 años, decidirá cómo responderá a los demás grupos. Salvo que los turnos de palabra se reduzcan al mínimo, al día siguiente, 22 de marzo, llegará la votación, que es pública y por llamamiento, con cada diputado manifestando a viva voz el sentido de su voto.

Para prosperar, la moción de censura exige recabar la mayoría absoluta del Congreso (176 votos), un objetivo que se antoja inalcanzable dadas las posiciones expresadas por los grupos en las últimas semanas.

Más sobre este tema
stats