La XII Legislatura

Las cuatro vías de contacto que mantienen abiertas el PSOE y Unidos Podemos

Pablo Iglesias y Antonio Hernando.

En las últimas semanas, el principal foco mediático está situado encima de la campaña de las elecciones vascas y gallegas, pero eso no significa que la formación de Gobierno a nivel estatal esté totalmente paralizada. Desde hace semanas, Unidos Podemos y el PSOE mantienen contactos discretos para tratar de desbloquear la investidura, y son cuatro las vías de comunicación entre ambos partidos. No obstante, desde ambas formaciones se asegura que en las últimas dos semanas las conversaciones han sido "prácticamente inexistentes".

El canal de comunicación al más alto nivel se conoce públicamente porque así lo han decidido sus protagonistas, los secretarios generales de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Durante la pasada legislatura, ninguno de los dos líderes formó parte de las comisiones negociadoras que se reunieron oficialmente para explorar las posibilidades de pacto, y su sintonía no fue buena. Pese a ello, desde el 26J tanto Sánchez como Iglesias decidieron tomar personalmente las riendas de los contactos entre sus partidos, y han mantenido un contacto regular.

Así se dejó ver, por ejemplo, a mediados de agosto, cuando Iglesias desveló a la vuelta de sus vacaciones de verano que había hablado con Sánchez y ambos estaban de acuerdo en negociar un Gobierno alternativo si el candidato del PP, Mariano Rajoy, fracasaba, como así ocurrió. A pesar del desmentido posterior del PSOE, Sánchez tiene previsto hacer oficial su intención de liderar un Ejecutivo ante el Comité Federal de su partido el próximo 1 de octubre, si bien fuentes de Podemos se quejan de que ambos secretarios generales llevan dos semanas sin hablar y, por ello, son muy escépticos con respecto a las intenciones del líder socialista. De hecho, estas mismas fuentes aseguran que Sánchez e Iglesias tenían previsto reunirse la semana pasada y que fue el primero el que canceló el encuentro a última hora.

La segunda vía de contacto es entre los portavoces parlamentarios de una y otra formación, Antonio Hernando e Íñigo Errejón. Su relación, como han señalado abiertamente, es cordial, y en ello también influye que el número dos de Podemos ve con más optimismo una eventual negociación con el PSOE. Fueron ellos, por ejemplo, quienes mantuvieron contactos relativos a una posible Presidencia socialista del Congreso de los Diputados, que finalmente fue a parar a manos de Ana Pastor (PP).

Los jefes de gabinete de los secretarios generales de uno y otro partido, Juan Manuel Serrano (PSOE) e Irene Montero (Podemos) también mantienen abiertas vías de contacto por teléfono y por mensajes. Se trata de una vía de comunicación más discreta que las dos anteriores en la que participan dos dirigentes de la máxima confianza de Iglesias y Sánchez, y que ya se puso en marcha durante la anterior legislatura, cuando Montero y Serrano –según informó El País– iniciaron contactos entre finales de marzo y principios de abril para tratar de salvar una breve negociación que empezó con mal pie y que terminó por no avanzar.

Por último, la cuarta vía de contacto es la más desconocida. Sus protagonistas son el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y la secretaria de Administraciones Públicas del PSOE, Susana Sumelzo. Ambos son personas muy cercanas a sus respectivos líderes, y aportan su experiencia a nivel autonómico de un pacto entre PSOE y Podemos que sí ha funcionado: el de Aragón, donde el socialista Javier Lambán preside el Gobierno regional con el apoyo externo del partido morado.

El Congreso debate este miércoles la propuesta de Unidos Podemos para poner fin a las puertas giratorias

El Congreso debate este miércoles las propuestas de Unidos Podemos para acabar con las puertas giratorias

Más sobre este tema
stats