El futuro de Cataluña

Decenas de miles de personas vuelven a tomar las calles en Barcelona en defensa de la unidad de España

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y el líder del PPC, Xavier García Albiol, en la cabecera de la manifestación convocada por la SCC.

infoLibre

Decenas de miles de personas iniciaron este domingo a las 12.15 la manifestación convocada por Societat Civil Catalana (SCC) en defensa de la unidad de España, en el paseo de Gràcia de Barcelona, y con miembros de PP, PSOE, PSC y Cs en la cabecera, con la pancarta "Tots som Catalunya!".

Los ciudadanos portaban mayoritariamente banderas españolas, además de muchas europeas y catalanas, y algunas consignas que se pudieron oír son "Puigdemont a prisión" y "Ahora sí votaremos", además de vítores al helicóptero policial que sobrevoló la zona. La SCC cifró en 1,1 millón los participantes en la marcha, mientras que la Guardia Urbana redujo el número a 300.000.

Entre los asistentes en la cabecera estuvieron la ministra Dolors Montserrat; el exministro Jorge Fernández; el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo; el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, y el del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández.

Cs estuvo representado por su presidente, Albert Rivera; la líder en Catalunya, Inés Arrimadas, y la de líder municipal de Barcelona, Carina Mejías.

El PSC también tuvo entre sus asistentes al primer secretario, Miquel Iceta, y la número dos y alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; y el PSOE estuvo representado por la dirigente y exministra Carmen Calvo. Iceta no había participado hasta ahora en ninguna manifestación de la SCC, a la protesta del pasado 8 de octubre acudió el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa.

También participaron el presidente de la Cámara de España y de Freixenet, Josep Lluís Bonet, y el exvicepresidente del Tribunal Constitucional (TC) Eugeni Gay.

Borrell pide votar el 21-D para "volver a la normalidad"

El expresidente del Parlamento Europeo y exministro socialista Josep Borrell subió al escenario de la manifestación y aseguró que la independencia puede conllevar "una catástrofe para Cataluña y también para España", y llamó a votar en las elecciones para "volver a la normalidad".

Ya participó en la anterior marcha del SCC, y acusó al Govern de la Generalitat cesado, y en especial a Oriol Junqueras, de tener "poca vergüenza" por relativizar las consecuencias del cambio de sede social de empresas de Cataluña.

"¿Cómo puede decir el vicepresidente económico de un país que no pasa nada cuando se han ido empresas que representan el 40% del PIB?", preguntó, y criticó que el Parlament declarara la independencia con los votos de JxSí y la CUP cuando cuestiones como reformar el Estaut requieren de una mayoría cualificada de 90 escaños.

Borrell dijo que no tenía intención de sumarse a la marcha en contra de la independencia, pero relató que se encontraba en un pueblo del Pirineo y vio "las hojas rojas y amarillas del otoño dibujando los colores de la bandera española", lo que lo animó a participar. Proclamó que los asistentes a la marcha defienden tanto la bandera catalana como la de España.

Reclamó "que la justicia haga pronto su trabajo y pida responsabilidades a todos los que están haciendo hoy daño a Cataluña", y reprochó al presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, que renunciara a convocar elecciones autonómicas para evitar que el Gobierno central aplicara el artículo 155 de la Constitución.

"Habrá que salir a votar para defender el regreso a la normalidad" y echar al nacionalismo de la Generalitat, defendió, por lo que llamó a participar en las elecciones del jueves 21 de diciembre.

"Los trabajadores catalanes no se quieren separar del resto de España"

Al escenario también subió el exsecretario general del PCE Francisco Frutos, quien criticó que se haya relacionado al independentismo con la izquierda, y aseguró que "los trabajadores catalanes no se quieren separar del resto de España".

Pidió respeto a la convivencia en Cataluña y llamó a la ciudadanía a parar el independentismo y "el racismo que están creando: el racismo identitario".

También reprochó que sectores de la izquierda se hayan convertido en cómplices del nacionalismo y añadió: "Soy un botifler contra el dogmatismo sectario".

Sin embargo, el Partido Comunista Español (PCE) reprobó "la actitud" del exsecretario. "@elpce no está presente en la manifestación de @societatcivil_ @PacoFrutos1 no nos representa desde el Comité Federal reprobamos su actitud", señalaron mediante un tuit.

 

Miles de personas marchan en Barcelona bajo el lema 'Ahora más que nunca, seny'

Miles de personas marchan en Barcelona bajo el lema 'Ahora más que nunca, seny'

Más sobre este tema
stats