Corrupción

Lo que declaró Fernández Ordóñez como testigo en el 'caso Bankia': "Una fusión nunca crea un problema"

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

El exgobernador del Banco de España durante los gobiernos socialistas de Zapatero, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, declara este jueves como imputado en el caso Bankia después de que se conocieran los correos electrónicos del inspector del organismo supervisor empotrado en Bankia José Antonio Casaus en los que alertaba a sus superiores de que la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades de menor tamaño era inviable.

El juez Fernando Andreu, que en toda la semana no ha hecho ni una sola pregunta a los imputados del Banco de España, se resistió en dos ocasiones a citarles como investigados en su Juzgado, el Central de Instrucción número 4. Tuvo que ser la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, compuesta por los magistrados Antonio Díaz Delgado, Clara Eugenia Bayarri García y Ana María Rubio Encinas la que revocara su decisión, y acordara la imputación de Mafo, que es el acrónimo del nombre de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, pero también de otros exdirectivos del supervisor y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Y en esta comparecencia como imputado, Mafo previsiblemente será interpelado por el abogado de la acusación popular que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), Andrés Herzog, sobre el grado de conocimiento de las alertas que realizó el inspector Casaús por correo electrónico a sus superiores sobre "la inviabilidad del grupo y de que la solución de la salida a bolsa no debía ser aprobada, pues suponía grave perjuicio para accionistas, preferentistas y contribuyentes (estimado en unos 15.000 millones de euros)". 

infoLibre ha accedido a la declaración que el propio Mafo realizó el 14 de febrero de 2013, en esta ocasión en calidad de testigo, ante el mismo juez Andreu, en las que el mismo letrado, Andrés Herzog, entonces en representación de UPyD, desarrolló un interrogatorio en el que el exgobernador del Banco de España defendió la creación de Bankia como la solución a los problemas de las cajas implicadas, entre las que destacaban por su tamaño Caja Madrid y Bancaja, encabezadas respectivamente por el exvicepresidente del Gobierno del PP Rodrigo Rato, y por el expresidente de la Generalitat Valenciana José Luis Olivas, también del PP.

Deterioro de activos

"La función del Banco de España era facilitar todo lo más posible las integraciones, porque las integraciones son una oportunidad", aseguró en su declaración Mafo, que rechazó la idea de que fusionar cajas que estaban mal, como era el caso de Caja Madrid y Bankia, fuera negativo: "Una fusión nunca crea un problema, una fusión es una oportunidad de resolver problemas, el problema de las cajas es el deterioro de activos o la falta de margen, que eran los problemas de Bancaja en Bankia", especificó el entonces gobernador del organismo supervisor de la banca española.

Pero Mafo se extendió en su contestación a la pregunta del exlíder de UPyD, y aprovechó para realizar una encendida defensa de sus decisiones: "La integración es una oportunidad de ganar, reduciendo costes, mejorando o cambiando la gestión. Una oportunidad que luego puede ser perdida si no se hace bien, pero es una oportunidad que el Banco de España está obligado a promover".

En el interrogatorio Herzog leyó un párrafo de un informe de 3 de diciembre de 2010 del inspector José Antonio Casaus, que aseguraba de forma literal: "Resulta preocupante la tendencia de mejoría del riesgo trasladada al mercado, dónde además se jactan comparándose con el sector, y que es opuesta a la realidad y nuestras previsiones. Se está posponiendo buena parte de la morosidad dado el perfil de algunos deudores". Y por eso el letrado de UPyD preguntó a Mafo si estas conclusiones se correspondían con las cuentas que había presentado Bankia.

"A mí me gustaría saber el filtro que aplican los diferentes jefes de departamento, porque a veces un inspector dice: toda refinanciación es mala. Mire no, no, pues hay que mirarlo, hay que examinarlo. Lo tiene que examinar el departamento que examina las refinanciaciones, por tanto yo, sobre una cosa concreta, pues es difícil decirlo, pues seguramente será verdad o no será verdad, no lo sé, el tema insisto y a mí lo que me preocupa y lo que me importa es si los problemas de Caja Madrid son resolubles si hay cambio en la gestión, si hay una reconversión, si se gana en costes y si se da un dinero para poder llevar a frente eso. Sí o no, y esa es la decisión importante", respondió Mafo sobre las conclusiones del inspector Casaus.

Fernández Ordóñez también tuvo tiempo para rechazar las críticas a sus políticas: "Pero yo veo una leyenda urbana que dice que las fusiones tienen problemas, que considera que siete cajas malas hacen una mala y que no pueden hacer una buena. Pero perdone usted, si usted coge una caja, que no es que sea absolutamente un desastre sino que tiene problemas resolubles, usted pone dinero, cambia la gestión, hace una gestión profesional...y la prueba es que la cantidad de integraciones y los problemas que han salido ahí son enormes, nos estamos fijando fundamentalmente en Bankia, en Novacaixagalicia, que es otra que no ha podido salir o Catalunya Caixa, pero hay otra cantidad de fusiones que están funcionando", replicó a Herzog, que le contestó: "Discrepo en lo que dice que la fusión nunca crea un problema, pero no es este el momento de polemizar".

"Olivas no era un gestor profesional"

En su declaración, Fernández Ordóñez explicó que el Banco de España "no decide ni aprueba las fusiones, lo único que hace es informar favorablemente, y por tanto, no tiene capacidad, sí tiene capacidad de parar integraciones". Al mismo tiempo, atacó la gestión del expresidente de Bancaja José Luis Olivas, que se negó hasta el último momento a la fusión con Caja Madrid: "Por poco profesional que fuera sabría cómo estaba la caja. Lo que yo creo, y el señor Olivas, aunque evidentemente no era un gestor profesional, por poco que supiera sabía cómo estaba Bancaja, ¿Qué hubiera pasado con Bancaja sola?", se preguntó Mafo.

En ese punto del interrogatorio, Herzog recordó que Olivas había negado en su declaración que Bancaja tuviera problemas de liquidez: "Pues no ha visto usted los informes de los inspectores señalando los problemas que tenía Bancaja", contestó Mafo, que no obstante aseguró que Bankia podría haber salido adelante "si no hubiera habido una segunda recesión. El Fondo Monetario Internacional decía que íbamos a crecer un 1,7%, y si eso hubiera pasado, que es lo que creía la gente, pues probablemente Bankia no hubiera tenido problemas. Pero hay un deterioro impresionante, hay una segunda recesión que nadie ha previsto, nadie, profundísima, y lo que pasa en la economía se traslada inmediatamente al banco".

El actual abogado de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) en el caso Bankia también se interesó en el motivo por el que el Banco de España eligió a Caja Madrid como socia de Bancaja, a lo que Fernández Ordóñez respondió: "Al principio Rato tiene unos meses que también tiene el sueño de que puede ir solo. Pero a diferencia de Olivas se da cuenta antes. Rato es consciente e intenta buscar cajas medianas y no consigue y solo consigue cinco cajas pequeñas. Y Rato lo que le dice al subgobernador es que no podía hablar con Olivas. Y le dice: esto está resuelto, lo tengo aquí, ¿quieres venir? Vente. Y hablas con el señor Olivas, y el subgobernador le dice, mira, tenéis el despacho para hablar todo lo que queráis y nos decís qué es lo que decidís".

Pero entonces Herzog replicó a Mafo, que había asegurado que Caja Madrid estaba en mejor situación que Bancaja, que los informes de inspección de Caja Madrid, de diciembre de 2010, aseguran que la situación "es desoladora. En los informes se indica que Caja Madrid presenta unos ratios de morosidad muy elevados", recuerda el letrado. 

"Se echa a un montón de gente"

Y el exgobernador del Banco de España, que aseguró desconocer esos informes, que firmó el inspector José Antonio Casaus, aunque dijo que sus conclusiones no le sonaban "nada raro". "La cuestión es", prosigue Mafo en su respuesta, que completa, "¿esto es resoluble o no?. ¿Si se mete dinero, si se cambia la gestión, si se hace un plan de cierre de oficinas, de cerrar 800 oficinas, se echa a un montón de gente, ¿se pueden generar recursos para hacer frente a los saneamientos y al capital que necesita la entidad? ¿Sí o no? esa es la pregunta. Que estaba mal, eso es evidente", replicó el testigo.

"¿Pero la solución es ir con Bancaja, que está peor? no lo entiendo...", volvió a preguntar el letrado Herzog, a lo que Fernández Ordóñez respondió: "La integración es la forma habitual de resolver las crisis bancarias, ha sido en el pasado, ahora y va a ser en el futuro. Si usted mira la mayoría de los grandes bancos, Santander Central Hispano y Bilbao Vizcaya Argentaria, es la única forma de resolver los problemas, y lo que sucede es que cuando no tienen capacidad suficiente para una integración,  como por ejemplo con el Banco de Valencia, ha habido que poner dinero", pero a cambio el Banco de España les obliga a "presentar un plan de reconversión, y si es posible que el gestor bueno se quede con ella, la integración es una oportunidad y no dá más que posibilidades de hacer las cosas". 

Y después, ante una nueva pregunta de Herzog sobre si tras las ayudas el Banco de España no tendría que haber impuesto un expediente de sanción, Mafo se mostró reacio a ello: "El problema no se resuelve simplemente imponiendo una sanción, sino diciéndole que necesita es integrarse, obtener margen y sanearse. La integración es una oportunidad, porque muchos de esos problemas vienen por la falta de profesionalidad en la gestión".

"Verdú no era capaz de gestionar" Bankia

En su declaración como testigo de febrero de 2013, Mafo destacó también que la falta de una gestión profesional fue una de las principales disputas que mantuvo con Rato: "El Banco de España no estaba satisfecho con que la cuarta entidad la llevara un gestor sin capacidad para gestionarla. Y en esto es en lo que estaba la dirección de Supervisión, el subgobernador y yo mismo. Tratando de convencerle de que era el momento de dar un paso. Se intentó algo con el señor [Francisco] Verdú, muy bien valorado, pero no era una persona que fuera capaz de gestionar una entidad de ese tamaño. Y el Banco de España dice no, aquí hace falta alguien, y tenía una lista encabezada por [José Ignacio] Goirigolzarri, pero había otras debajo, pero Goirigolzarri para el Banco de España era el mejor". 

Y entonces el letrado de UPyD y que ahora representa a la Confederación Intersindical de Crédito, preguntó en ese momento si las ayudas que recibió Bankia no deberían haber estado condicionadas a los cambios de directivos en las entidades: "El Banco de España lo único que puede hacer, y lo hizo, es presión moral,Banco de España y es tratar de decirlo y decirlo, pero no puede agarrar y decir: se va usted, la presión moral funciona".

Ordóñez, ante el juez: “Nadie me dijo lo de la inviabilidad de Bankia e hicieron bien” porque el inspector “estaba equivocado”

Ordóñez, ante el juez: “Nadie me dijo lo de la inviabilidad de Bankia e hicieron bien” porque el inspector “estaba equivocado”

Más sobre este tema
stats