Directo
Ver
La gran paradoja del 21A: un Parlamento más soberanista, una ciudadanía menos independentista

Podemos

Errejón acusa al PSOE de lanzar un ataque a Podemos para “tapar su giro hacia el PP”

Errejón acusa al "aparato del PSOE" de lanzar un ataque a Podemos para "tapar su giro hacia el PP"

El secretario de Política y número dos de Podemos, Íñigo Errejón, quiso calmar este miércoles por la noche a los dirigente del partido tras el estallido de la crisis interna en la Comunidad de Madrid, donde diez miembros de la dirección han dimitido esta semana de sus cargos entre duras críticas a la dirección autonómica. A través de un mensaje dirigido a los principales dirigentes de la formación, Errejón aseguró que existe una "ofensiva en marcha" contra Podemos y culpó de la misma al "aparato del PSOE y alrededores", que estaría "necesitado de algo con lo que tapar su reciente giro hacia el PP arrastrado por Rivera".

El partido se vio ayer sacudido por el anuncio de renuncia de nueve dirigentes de la Comunidad de Madrid afines al número dos, que unieron su dimisión a la que el lunes ya había anunciado el exsecretario de Organización autonómico, Emilio Delgado. Pese a que los dimisionarios aseguraron que su renuncia se debía únicamente a problemas internos en la Comunidad de Madrid y quisieron desvincularla de cualquier eventual conflicto dentro de la dirección estatal, se ha planteado la posible existencia de un choque entre Errejón y el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El número dos intentó salir al paso de estas informaciones –que tachó de "ataque"– en su mensaje. "Parece que algunos medios pretenden trazar una frontera ficticia entre 'moderados' y 'radicales' dentro de Podemos, como intento de encerrarnos a hablar de nosotros mismos y para tratar de crear un culebrón que no se corresponde con la realidad", asegura Errejón, que sostiene que el objetivo de esos mensajes es "generar enemigos internos" y afirma que "trasladar un problema de Madrid a estatal es obviamente un arma que querrán arrojar y amplificar para evitar así, hablar del escoramiento del PSOE hacia la gran coalición de la mano de Rivera". "Ni caso, seguimos a lo nuestro", zanja el dirigente.

De igual forma, Errejón anunció a sus compañeros que él e Iglesias pasaron reunidos "un buen rato" este miércoles para elaborar una estrategia que permita a Podemos "salir al paso de este ataque". "Y lo vamos a parar", se muestra convencido el número dos, que asegura que "algo" habrá "hecho bien" Podemos si está provocando "semejante ofensiva, si para intentar asegurar la restauración les hace falta tal despliegue cuando antes conseguían la gobernabilidad de los de siempre en condiciones de normalidad".

"Por eso hoy más que nunca debemos repetir una y otra vez que solo hay un Podemos", pide Errejón a sus compañeros en su mensaje, en el que ahonda en la tesis de que el partido está siendo atacado porque ha "abierto brecha [...] en un terreno aún marcado por el adversario, ahora en este tiempo de impasse y empate histórico". "Es normal que los privilegiados se pongan nerviosos; toca cabeza fría, mirada larga y paso corto", plantea el número dos, que ruega a los dirigentes que sean "extraordinariamente cautos" para no trasladar a la dirección estatal "los problemas de un territorio, por más que sea Madrid".

Cuatro claves para entender la crisis de Podemos en la Comunidad de Madrid

Cuatro claves para entender la crisis de Podemos en la Comunidad de Madrid

Una crisis con una lectura esencialmente territorial

La crisis en la Comunidad de Madrid se debe fundamentalmente al enfrentamiento existente dentro de la dirección regional, que desde que se constituyó estuvo dividida casi a la mitad en dos sectores antagónicos que desde hace unos meses han sufrido cambios en su composición y en mitad de los que se encuentra el secretario general autonómico, Luis Alegre, que ha sido muy criticado por los dirigentes dimisionarios por su supuesta inacción. 

El choque viene de lejos y se explica, en parte, por las diferentes corrientes que existen dentro de Podemos –de hecho, los diez dimitidos forman parte del sector más afín al número dos, Íñigo Errejón–, pero no tiene como causa principal un enfrentamiento a nivel estatal entre las facciones. De hecho, según las fuentes consultadas, la relación entre Errejón y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no pasan por un mal momento, y los problemas se resumen fundamentalmente en dos: el descontento por la gestión de Alegre y los cambios en la correlación interna de fuerzas en el Consejo Ciudadano madrileño.

Más sobre este tema
stats