Orgullo LGTBI

"La extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos al ostracismo. Ni un paso atrás"

Asociaciones LGTBI en una concentración en Madrid.

El 28 de junio es el día internacional del colectivo LGTBI. Hace 50 años las mujeres trasvestis, trans y racializadas, que se veían obligadas a trabajar en muy malas condiciones, fueron las primeras en protestar de manera violenta contra el asedio policial e institucional en Estados Unidos: la revuelta de Stonewall. Abrieron camino a las generaciones LGTBI venideras en materia de derechos humanos y asentaron las bases del colectivo. Medio siglo después, lesbianas, gais, transexuales y bisexuales siguen echándose a las calles para reclamar sus derechos y libertades en todo el mundo. 

Precisamente la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), una de las entidades encargadas de organizar la Manifestación Estatal del Orgullo LGTBI 2019 en Madrid, dedica este año a esas personas mayores que históricamente han sufrido agresiones verbales o físicas por su orientación sexual o su identidad y/o expresión de género y que pelearon por los derechos jurídicos y sociales que el colectivo LGTBI tiene en el Estado español. Son esas mismas personas que ahora sufren edadismo y homofobia. "Las personas mayores LGTBI exigimos respeto y que se atiendan particularmente nuestras necesidades vitales, sociales y económicas. Nuestra memoria puede servir de ejemplo para todas las edades, nuestra experiencia para enseñar a otros y nuestros logros como base para seguir luchando por una sociedad en la que la igualdad real sea un hecho y no una mera declaración", exponen en el manifiesto para la Manifestación Estatal.

La resistencia trans, que comenzó todo, también tiene un hueco importante en el manifiesto de la FELGTB. Denuncian que se les sigue tratando como personas enfermas y que se las patologiza al obligarlas a pasar por un proceso médico para que se les certifique su identidad de género. Por eso exigen el "derecho de autodeterminación", es decir, que por ejemplo puedan obtener el nombre que desean sin pasar por este proceso médico que, además, les causa problemas psicológicos. Este "derecho de autodeterminación" está recogido en algunas comunidades, pero la Ley 3/2007 hace que se quede en la teoría. Y es que dejan claro que muchos de sus problemas sólo se pueden solucionar a través de las competencias de Estado y vuelven a insistir en la "necesidad" de aprobar la Ley Estatal de Igualdad LGTBI, que contiene en su seno toda una ley trans. 

El manifiesto cierra con alusiones a Vox y organizaciones ultraconservadoras que piensan que la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad son una enfermedad y que hay que someter a las personas a terapia para "curarlas". "Ante un pasado lleno de discriminación, de odio y de violencia, un pasado oscuro, un tiempo gris al que la extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos al ostracismo. No vamos a ceder. No vamos a dar ni un paso atrás", aseguran desde la FELGTB.

"Combatiremos las terapias aversivas. Defenderemos la educación en diversidad, protegiendo a nuestras familias y dando referentes a los menores LGTBI. Defenderemos el derecho a ser, a amar y a expresarnos en libertad. Combatiremos la serofobia y el estigma social asociado al VIH", sentencian. La Manifestación Estatal es el próximo sábado 6 de julio a las 18:30 y se desarrollará de Atocha a Colón. 

El riesgo de ataque de la ultraderecha en Europa sigue siendo elevado

El riesgo de ataque de la ultraderecha en Europa sigue siendo elevado

Más sobre este tema
stats