LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

Caso Serrano

Las fechas desmontan la coartada del juez Serrano, que siguió al menos nueve meses en la empresa tras conocer ilegalidades

El tuit de Serrano en el que afirma que sufrió engaño y que salió de la empresa "cuanto [sic] detecté irregularidades".

El 14 de octubre de 2019 infoLibre publicó la información que dio origen al caso Serrano. "Un proyecto empresarial fallido del juez Serrano le cuesta al Estado 2,4 millones", decía el titular [ver aquí]. Esa misma mañana, Serrano trató de marcar distancias con sus exsocios y también con la propia empresa de la que fue fundador y administrador publicando un hilo de mensajes en Twitter que terminaron siendo claves para armar el caso. "Mi falta de confianza en este proyecto empresarial comenzó cuando me di cuenta de que las máquinas que se habían aportado mediante facturas proforma no habían acabado en poder de mi socio", escribía el juez, dando la pista para acreditar después que la supuesta maquinaria industrial de la que se habían servido para obtener la ayuda pública de casi 2,5 millones en realidad no existía. Este miércoles, 8 de julio, Serrano ha vuelto a defenderse en un hilo de Twitter de las acusaciones contra él. Lo hace ahora cuando el caso es ya una investigación penal por el posible fraude de 2,48 millones de dinero público que le ha valido su salida de Vox. Pero su mensaje se tambalea en contacto con la realidad, sobre todo porque obvia que se mantuvo en Bio Wood Niebla, la empresa con la que obtuvo la ayuda pública, más de nueve meses después de ser consciente de las irregularidades, a tenor del relato que él mismo ha hecho de los acontecimientos. Y también obvia que Serrano fue administrador de Bio Wood Niebla. Fue él mismo, de hecho, el que pidió la ayuda pública supuestamente defraudada. 

Aunque había un tercer impulsor en la sombra, Bio Wood Niebla fue constitiuida formalmente por Serrano y otro socio, Enrique Pelegrín, el 30 de marzo de 2016. Ante notario presentaron unas facturas proforma que acreditaban la posesión de una supuesta maquinaria que en realidad no había sido adquirida [ver aquí el dosier del caso]. El 99,43% del valor de la empresa (1.238.000 euros) radicaba en la maquinaria: un secadero para biomasa aportado por el despacho de Serrano y tres granuladoras aportadas por Pelegrín. Una maquinaria que, según admitió Serrano a raíz de la primera información sobre el caso publicada por este periódico, en realidad no había sido adquirida ni cuando la ayuda fue solicitada ni cuando fue concedida por el Ministerio de Industria. Sin afirmar la existencia de esa maquinaria, la empresa no hubiera podido obtener una ayuda de 2,48 millones de euros, ya que las reglas lo impedían. El dinero no ha sido devuelto a Industria y el proyecto para el que fue concedido, una fábrica de combustible a base de madera en Niebla (Huelva), está lejos de convertirse en realidad.

Las fechas

Industria le concedió la ayuda a Bio Wood Niebla el 24 de noviembre de 2016. El dinero fue traspasado el 22 de diciembre, menos de un mes después, según la Fiscalía. Poco más de una semana más tarde, el 30 de diciembre, Bio Wood Niebla SL hizo una reducción de capital, consistente en la devolución a los socios de la supuesta maquinaria aportada, con lo cual el valor de la empresa se reducía de 1.245.000 a 7.000 euros. Se trataba, según dijo Serrano, de un movimiento para "ajustarnos a la legalidad" [ver aquí]. El problema es que el “ajuste a la legalidad” se produjo una vez concedida la ayuda de 2,48 millones (24 de noviembre) y una vez ingresada (22 de diciembre). El falseamiento del capital de la empresa fue clave para obtener la ayuda. Ni en el hilo de octubre del año pasado ni el de este miércoles explicaba Serrano si hizo algo para devolver el dinero.

Veamos en detalle. ¿Qué afirmaba Serrano en octubre del año pasado, cuando este periódico desveló el caso? "El crédito, que no una subvención, fue concedido el 31/12 de 2016 y al interesarme por la situación de la maquinaria aportada, me explican que no se ha podido adquirir. Ante esta situación solicité inmediatamente una reducción de capital, para así ajustarnos a la legalidad". Esas fechas no coinciden con las oficiales, según las cuales el crédito fue concedido el 24 de noviembre e ingresado el 22 de diciembre. Es importante, porque la reducción de capital se realizó el 30 de diciembre, según la información del registro mercantil. Ateniéndonos al discurso del propio Serrano, ya debía saber de las irregularidades, porque dicha reducción se hizo para "ajustarnos a la legalidad". A preguntas de este periódico, el juez no hace ninguna aclaración. La reducción consistió en la devolución a los socios de la maquinaria supuestamente aportada, con lo cual el valor de la empresa se reducía de 1.245.000 a 7.000 euros.

La versión de Serrano

Ha llovido desde octubre, cuando Serrano trató de exculparse con aquel hilo [ver aquí]. Las informaciones de infoLibre dieron lugar a una denuncia del vicepresidente de Facua, Rubén Sánchez, ante la Policía Nacional, que abrió una investigación y denunció los hechos ante la Fiscalía de Sevilla, que los elevó a la Fiscalía Superior por ser Serrano aforado. Y la Fiscalía Superior se ha querellado contra Serrano. El decreto en el que la Fiscalía Superior acuerda la presentación de una querella ha sido el último mazazo para Serrano [ver aquí]. El Ministerio Público sostiene que Serrano y Pelegrín "se concertaron" en 2016 "con la intención de obtener fraudulentamente ayudas públicas". El escrito señala que ambos desviaron 438.000 euros "préstamos a terceros, retiradas de efectivo, pago de facturas y gastos varios", operaciones sin ninguna relación con la fábrica de pellets. Según la Fiscalía, el traspaso del dinero se realizó el 22 de diciembre de 2016, es decir, antes de la reducción de capital, ingresándose en una cuenta de Serrano en la entidad Targo Bank. La cuenta fue cancelada el 20 de marzo de 2017, "habiéndose transferido previamente sus fondos a cuentas abiertas a nombre de Bio Wood Niebla SL" en la entidad Ibercaja Banco. El 8 de febrero de 2017 fueron a parar 1,4 millones a una cuenta; el 16 de marzo, 651.000 euros a otra, siempre según la Fiscalía. En total, más de 2 millones. La Fiscalía no aclara el destino de ese dinero, pero sí afirma que los dos querellados se "apropiaron" de la totalidad de la ayuda. No obstante, sólo señala 438.000 euros como empleados de forma indebida.

Serrano reaccionó este miércoles al escrito con otro hilo de Twitter [ver aquí]. En el mismo señala: "Es falso afirmar, y no lo dice el fiscal, que el dinero de un crédito solicitado para una persona jurídica se ingrese en la cuenta de una persona física. El crédito se recibió en la cuenta de Biowood y en una entidad bancaria donde nunca he tenido ningún tipo de cuenta personal". Pues bien, esto es lo que dice el escrito del fiscal, firmado el pasado 26 de junio: "El 22 de diciembre de 2016, una vez aprobado el préstamo, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo procedió al traspaso de los 2.489.000 euros concedidos a Bio Wood Niebla SL, ingresándolos en la cuenta que el querellados don Francisco de Asís Serrano Castro tenía abierta en la entidad bancaria Targo Bank". A pesar de esto, Serrano afirma que la Fiscalía no dice que el dinero se ingresase en la cuenta de una persona física. Este periódico solicitó aclaraciones al parlamentario, sin respuesta. Tampoco las ofreció el Ministerio de Industria, por estar el caso sub iudice. El despacho que representa a Serrano tampoco hace ningún comentario, por el mismo motivo.

Según el relato de Serrano hecho público este miércoles, las cosas ocurrieron así: "Sufrí engaño y perjuicio económico para entrar en la sociedad y cuanto detecté irregularidades por parte del otro socio que era quien administraba, me desvinculé cuando aún había fondos para el proyecto por el que sea dio el crédito". Un detalle: la frase está mal formulada. Dice que se desvinculó "cuanto detecté irregularidades", con lo cual es difícil de saber si se refiere a "cuando detecté" o a "en cuanto detecté". Un error oportuno. Si hubiera dicho "en cuanto detecté", la mentira sería muy obvia. Porque las fechas no perdonan. El juez no se desvinculó de Bio Wood Niebla hasta el 4 de octubre de 2017, más de nueve meses después de la reducción de capital que, según su relato, había servido para "ajustarnos a la legalidad". Así lo indica la información registral de la compañía. 

Las maniobras

Antes de salir de Bio Wood Niebla, le dio tiempo a mover más fichas. El 21 de junio de 2017, menos de un mes después de la ratificación de Serrano como administrador único de una segunda sociedad, Proyectos e Inversiones Serralba SL, esta compañía constituyó en Extremadura la sociedad Pellex Energía SL. Era una filial controlada al 100% por Proyectos e Inversiones Serralba SL. El objeto social de Pellex Energía SL es la explotación de la madera, una actividad similar a la de Bio Wood Niebla SL, la sociedad que había logrado la ayuda de 2,48 millones de Industria. El administrador único de Pellex Energía SL era Enrique Pelegrín, el socio de Serrano en Bio Wood Niebla SL. Serrano no abandonó abandonó Proyectos e Inversiones Serralba SL hasta el 4 de octubre de 2017, cuando Pelegrín le compró a Serrano el 66,6% del capital que seguía en manos del juez y se quedó con la administración única. de octubre de 2017, cuando P Es el mismo día en que salió de Bio Wood Niebla. Más de nueve meses después de la reducción de capital. Recordemos la frase de Serrano: "Cuanto [sic] detecté irregularidades por parte del otro socio que era quien administraba, me desvinculé".

El documento oficial que demuestra que el juez Serrano participó en el engaño para obtener una ayuda pública de 2,4 millones

El documento oficial que demuestra que el juez Serrano participó en el engaño para obtener una ayuda pública de 2,4 millones

De modo que pasaron muchas cosas decisivas con Serrano implicado en las empresas: 1) La falsa aportación de maquinaria al capital social de Bio Wood Niebla SL (30 de marzo de 2016). 2) La solicitud de la ayuda a Industria por parte de Bio Wood Niebla SL, que llevaba la firma del juez (31 de mayo de 2016). 3) La concesión de dicha ayuda (24 de noviembre de 2016). 4) El ingreso de la ayuda en cuenta, que Serrano dice que no era suyo y el fiscal dice que sí (22 de diciembre de 2016). 5) La reducción del 99,43% del capital de Bio Wood Niebla SL, realizado mediante la devolución de la maquinaria a Serrano y Pelegrín (30 de diciembre de 2016). 6) La ratificación de Serrano como administrador único de Proyectos e Inversiones Serralba SL, a su vez accionista de Bio Wood Niebla SL (23 de mayo de 2017). 6) La inyección de Proyectos e Inversiones Serralba SL, siendo Serrano administrador único y máximo accionista, de un millón de euros a Pellex Energía SL (21 de junio de 2017). Y ahora, en su hilo, Serrano afirma: "Sufrí engaño y perjuicio económico para entrar en la sociedad y cuanto detecté irregularidades por parte del otro socio que era quien administraba, me desvinculé cuando aún había fondos para el proyecto por el que sea dio el crédito". Mención aparte merece la afirmación de que era el otro socio el que "administraba", cuando Serrano también fue administrador. Es más, la solicitud de la ayuda pública lleva la firma de Serrano, según el último escrito de la Fiscalía Superior de Andalucía.

"Ante el acoso y persecución que sufro, me gustaría agradecer a mi familia y a los miles de españoles que me están transmitiendo su cariño y su apoyo incondicional. También a mis ex-compañeros de Vox que me han ofrecido su afecto y respaldo, no lo olvidaré", indica también Serrano en su hilo. Precisamente este mismo miércoles el portavoz parlamentario de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, advirtió de que su grupo no tendrá "complacencia" con Serrano si no entrega el acta de parlamentario. "Todos los cargos electos de Vox firmamos un documento en el que nos comprometemos a devolver el acta en el momento de abandonar el partido", añadió. Y eso mientras Serrano agradecía el "respaldo" de sus "ex-compañeros". El juez afirma también en su hilo: "Voy a centrarme ahora en recopilar todas las pruebas que demuestran mi inocencia, con plena confianza en el Estado de Derecho y profesionalidad de jueces y fiscales. Es ahí donde debo defenderme en tiempo y forma y no en malintencionados juicios mediáticos paralelos". Este periódico ha reclamado la versión de Serrano sobre las fechas aquí expuestas, así como sobre el destino del dinero, sin respuesta.

 

Más sobre este tema
stats