La situación en el PP

Feijóo desdeña la decisión de Casado de deshacerse de Génova e insiste en que lo que hace falta es “un buen diagnóstico”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en un acto en Vigo.

La decisión de Pablo Casado de abandonar la sede que el PP ha ocupado los últimos 38 años como consecuencia del fracaso electoral en Cataluña no es, en opinión del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la respuesta más adecuada a lo ocurrido.

Un día después de participar en la reunión en la que Casado anunció la medida —lo supo al mismo tiempo que el conjunto de los ciudadanos—, Feijóo dejó claro que le parece “una cuestión interna de intendencia del partido”. Y que no tiene intención de hablar del asunto más allá de los órganos de gobierno del PP.

En una comparecencia ante los medios en Vigo, el barón gallego —el único con mayoría absoluta y al que muchos dentro del partido consideran el principal representante de las posiciones moderadas que Casado barrió de la dirección del PP tras el congreso de 2018— subrayó que lo que el partido necesita es, primero, “aceptar” el “mal resultado” obtenido en Cataluña y, después, “buscar estrategias” para "ganar" o, en todo caso, “mejorar” esos resultados.

En contraste con el discurso de Casado de este martes, en el que el presidente del PP no sólo no asumió responsabilidad alguna en lo ocurrido sino que tampoco planteó ningún cambio para evitar que el fracaso en Cataluña pueda repetirse en el futuro, Feijóo remarcó que lo que el partido necesita “es ganar”. Algo que no sucede desde los tiempos de Mariano Rajoy. Casado ha perdido todas las elecciones celebradas desde que ocupa la presidencia del PP con la única excepción de las de Galicia.

“Y si no ganamos, mejorar los resultados”, añadió. “Cuando hay malos resultados” hay que “aceptarlos y establecer una estrategia para remontar”. “Es lo que hacemos siempre los partidos, las organizaciones, todos”.

Una vez “aceptados” esos malos resultados, informa Europa Press, lo que toca es hacer “un buen diagnóstico” de lo ocurrido, antes de “buscar alternativas y estrategias para mejorar los resultados electorales”, algo que es “el objetivo de cualquier partido democrático”.

Cuando hay unos buenos resultados electorales “hay que celebrarlo y gobernar”, pero cuando son adversos, como los del pasado domingo, hay que aceptar “la decisión de los ciudadanos” y “buscar las fórmulas para volver a obtener un mayor respaldo electoral”.

En su discurso del martes Casado culpó de lo ocurrido a Pedro Sánchez y a los medios de comunicación, así como a la baja participación, alegando que en el electorado del PP hay muchas personas mayores.

La posición de Feijóo sobre la renuncia al edificio de Génova 13 es compartida por el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, también alineado en las mismas posiciones que el barón gallego. Moreno evitó opinar: “Es una decisión de la dirección nacional a la que yo respeto, y por tanto, no tengo nada más que añadir”. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, también se limitó el martes a mostrar su “respeto” por la decisión.

A favor de la decisión de Casado sí tomaron partido los presidentes de Madrid y Murcia, Isabel Díaz Ayuso y Fernando López Miras. La primera tuiteó: “Adiós, Génova. Es el momento de nuevas ideas”. El segundo escribió: “El futuro de todos no puede verse lastrado por los actos de unos pocos. Acertada decisión del presidente Casado. El cambio de sede es un paso necesario en el camino emprendido, el de un proyecto serio, moderado y liberal en el que todos tengan su casa, su nueva casa”.

El Congreso cita a Bárcenas en la comisión sobre la 'Kitchen'

El Congreso cita a Bárcenas en la comisión sobre la 'Kitchen'

Más sobre este tema
stats