Candidaturas políticas

La fiebre de las primarias contagia a la izquierda

Franceses votan en la segunda vuelta de las primarias del Partido Socialista, el 16 de octubre de 2011.

El PSOE ya tiene fecha para elegir un nuevo referente. El PSC confía en salir de su depresión y recuperar uno de sus bastiones históricos, Barcelona. Izquierda Unida implanta un sistema mixto y no descarta abrir una reflexión más profunda. Equo saca las urnas a la calle para dar a conocer su método y consigue que se apunten hasta 70 candidatos. Podemos, la nueva iniciativa de la izquierda, lo sitúa en un lugar preferente. Todo aboca al mismo concepto: primarias

Primarias abiertas, cerradas, a la carta, corregidas... De todo hay. Y, en el fondo, todas, sean como sean, remiten a la elección participativa del candidato de un partido a una institución. Un "invento norteamericano", como decía Cayo Lara a principios de esta semana, cierto, pero que se ha extendido al Viejo Continente y que en su modalidad abierta ya se ha ensayado en Francia, Italia y ahora en EspañaItalia , seduciendo cada vez más a la izquierda. Aquí el debate político se ha visto anegado por ese proceso, primarias, en buena medida por la intensa discusión pública en el PSOE y su tortuoso proceso de renovación del liderazgo.

Otros partidos pequeños –el PP ni las contempla– levantan la mano y recuerdan que las tienen, incluso abiertas, caso de Equo. Otros, como Izquierda Unida, recelan en principio de un sistema que permita a todos los ciudadanos elegir a sus aspirantes, aunque se muestran dispuestos a estudiar y ensayar y correr riesgos. Diferencias aparte, todos coinciden en que la sociedad demanda nuevos formatos de participación, y sienten que los partidos, especialmente de izquierda, no pueden quedarse al margen. Y convergen asimismo en otro aspecto sustancial: la apertura de las formaciones políticas no se mide exclusivamente por las primarias, a la elección de los candidatos. Son una pata clave. Aunque no la única

01. EL PSOE Y SU CONFIANZA EN QUE ABRIRÁ CAMINO

Los socialistas suelen repetir que ellos marcaron el camino a finales de los noventa, cuando convocaron primarias entre militantes –o sea, cerradas– para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, y cuando abrieron la mano a que se extendiera el mecanismo a los grandes municipios y las autonomías. Y ahora asumen otro nuevo salto "histórico", un "antes y un después": las primarias abiertas a los ciudadanos, "la mayor cesión de soberanía que hace el partido", como refrenda la secretaria de Participación, Redes e Innovación, María González Veracruz

El Comité Federal, su máximo órgano de dirección entre congresos, aprobó el pasado 18 de enero el reglamento de las primarias abiertas. Podrán inscribirse todos los mayores de 16 años de nacionalidad española que paguen dos euros y firmen una declaración de apoyo a los principios del partido. Lo tendrán que hacer, eso sí, seis días antes de la votación, en urna y, en principio, en las sedes de las agrupaciones socialistas. Podrán competir aquellos militantes que recaben entre un 5% y un 10% de avales. El PSOE celebrará sus elecciones a finales de noviembre de 2014 para elegir a su candidato a la Moncloa. No las tendrá, sin embargo, para designar a su cabeza de lista en los próximos comicios, los del Parlamento Europeo, el 25 de mayo. La responsabilidad recaerá en el Comité Federal. Los cabezas de cartel de las municipales se nombrarán en primarias cerradas –es decir, circunscritas sólo a militantes– sólo si se trata de localidades de más de 20.000 habitantes. Las primarias autonómicas serán igualmente cerradas, salvo si la ejecutiva regional pide abrir el procedimiento a todos los ciudadanos. Los aspirantes locales se elegirán en septiembre, como los autonómicos, excepto si la federación pide a Ferraz salirse del calendario ordinario. 

"Las primarias abiertas caminan a la par de lo que los ciudadanos piden. Una mayor democracia interna fue una de esas demandas que se oyeron en el 15-M. El partido escucha y reacciona. Y no todos los partidos están dispuestos. Nosotros, aun siendo conscientes de los riesgos, somos valientes. Marcamos la diferencia una vez más. El resto de partidos acabarán también implantándolas. Los dedazos como los del PP son anacrónicos", asegura González Veracruz. El PSOE cree tener motivos para sacar pecho incluso frente a Izquierda Unida, cuyo coordinador, Cayo Lara, rechazó el pasado lunes el procedimiento abierto por miedo a que "cualquier empresario" pueda "poner" un candidato, en función de sus intereses. "IU tendría que mirárselo. Hay que ser coherente con el discurso. Que haya riesgos no quiere decir que tengas que estar en el siglo XIX. De cara a la opinión pública es difícil negarse a ellas, porque son el proceso más transformador".

Aplicación "progresiva" y de arriba abajo

El mecanismo aprobado por el PSOE, sin embargo, sí contaría, a ojos de los expertos, con algunas flaquezas, como el censo previo, que podría mermar la participación. González Veracruz, como ha hecho todo el núcleo duro de Alfredo Pérez Rubalcaba, defiende la adopción de un sistema "absolutamente garantista", porque el PSOE, como principal partido de la oposición y como principal fuerza de la izquierda, "no puede equivocarse". Además, los barones territoriales han mostrado serias reservas a extender el método a sus federaciones. Por ahora, sólo Valencia está embarcada en las primarias abiertas, y dos candidatos, Ximo Puig –el secretario general– y Toni Gaspar –alcalde de Faura–, se hallan enfrascados en la recogida de 1.643 avales, el 10% del volumen de afiliados. "Yo no tengo ansiedad. Mejor aplicarlas de forma progresiva y de arriba abajo, para las elecciones que generan una mayor participación, las generales, para después ir extendiéndolas". 

González Veracruz reconoce que las primarias no son el fin último. Ni una panacea. "Son un instrumento importante, necesario, pero no son una varita mágica. La mesa estaría coja si sólo tuviera esa pata. El PSOE ha hecho también un ejercicio de apertura y de debate colectivo para definir su proyecto, que culminó en la Conferencia Política".

02. EL PSC YA TIENE 'FEEDBACK' POSITIVO

El PSC también está inmerso en un proceso de primarias abiertas, en este caso para designar al candidato a alcalde de Barcelona. Ya hay seis aspirantes. Para convertirse en candidatos, deberán recoger avales internos (entre 18 y 25 firmas del Consell de Federació o entre 150 y 200 rúbricas de militantes de la federación, que tiene 3.000 afiliados) y externos (entre 1.000 y 1.500 apoyos de barceloneses mayores de 16 años). Los ciudadanos mayores de 16 años que quieran ya se pueden inscribir en el censo, adhiriéndose a una declaración de principios y pagando un euro, y podrán seguir haciéndolo hasta el mismo día de la votación, el 29 de marzo en primera vuelta. Y, si ningún aspirante logra un 40% o más de los votos válidos y saca diez puntos o más de ventaja al segundo competidor, habrá una segunda ronda, el 5 de abril. Habrá debates entre los aspirantes en ambas rondas, y todos tendrán un tope de financiación de 50.000 euros: 10.000 los podrán aportar de sus propios recursos, el resto procederán de ayudas de un máximo de 500 euros por persona física (nunca empresas). Los que compitan deberán revertir un 5% de lo ingresado en el partido, para contribuir a la organización del proceso. 

Después del registro, el pasado lunes, de los seis precandidatos –el jefe de la oposición en Barcelona, Jordi Martí; la concejala Carmen Andrés; el médico Manel Fernández; la exdiputada Laia Bonet y los parlamentarios autonómicos Jaume Collboni y Rocío Martínez-Sampere–, la federación dice haber recibido "un feedback muy positivo"feedback . "El chat que hicimos en El Periódico de Catalunya, según nos dijeron, fue un éxito total de preguntas, y también se han acercado a pedir información en las sedes. El primer termómetro de esta semana nos permite ver que, como mínimo, hay curiosidad, que suena bien", asegura Lourdes Muñoz, secretaria de Organización del PSC de Barcelona y coordinadora del comité organizador de las primarias. 

Hacia la democracia deliberativa

Los seis candidatos a las primarias abiertas del PSC en Barcelona, Rocío Martínez-Sempere, Jaume Collboni y Jordi Martí, en la izquierda, y Manel Fernández, Laia Bonet y Carmén Andrés, a la derecha, con la responsable del comité organizador, Lourdes Muñoz | EFE

La dirigente, como sus compañeros del PSOE, observa con cierta delectación cómo el resto de partidos "no comentan nada". "Es un debate incómodo para ellos. CiU y ERC, que tanto están a favor del derecho a decidir, eligen a sus candidatos a dedo. Les interesa el silencio". ¿Qué ocurre? ¿Hay reservas en los partidos? "A cualquier organización humana les resultan difíciles de asimilar los cambios. No sólo ocurre en los partidos. Pero estamos en una nueva sociedad. Entre el 'me gusta' que pinchamos en Facebook y el voto cada cuatro años hay demasiada distancia, y hoy las nuevas tecnologías generan demandas sociales y nos ayudan a darles respuesta". 

El PSC barcelonés presume de que su apertura no se limita a las primarias. Está poniendo en marcha su proyecto de partit obert, donde ofrece transparencia sobre sus cuentas, pregunta cómo articular su reglamento, recibe propuestas para el pleno municipal.... "La apuesta es más transversal que la de la elección del cabeza de lista, porque las primarias, por sí mismas, no solucionan todo, son un paso más dentro de la cadena. Hemos de abrir nuestras decisiones, si no, nos equivocaremos. Estamos hablando de democracia deliberativa, de generar canales de participación, sin caer en el populismo de la democracia directa".

03. IU, ABIERTA A "NUEVAS FÓRMULAS"

En los últimos estatutos federales de IU, aprobados en diciembre de 2012, no había rastro de primarias abiertas, aunque el debate ya había aterrizado en España, pues el PSOE ya adquirió ese compromiso meses atrás, en febrero, en el congreso que eligió a Rubalcaba como secretario general. Las normas internas quedaron, en ese punto, más o menos como estaban: las primarias, siempre entre militantes, se reservaban para los casos en los que hubiera competición de candidatos. 

Para las elecciones europeas, ni siquiera estaba prevista esa fórmula, sino la posibilidad de votación de listas distintas en el Consejo Político Federal. Pero algo cambió el pasado 11 de enero. Dada la presión interna, visible en aquella reunión del máximo órgano de poder entre asambleas, la dirección abrió la mano e implantó un sistema a la carta: las federaciones serían las encargadas de hacer llegar a Olimpo, la sede federal, una doble propuesta de hombre y mujer para sumarse a la candidatura, y deberían opinar además sobre el cabeza de cartel. Los territorios podrían elegir a su tándem hombre-mujer de la forma que quisieran. Si querían primarias, pues primarias. Durante el debate, Izquierda Abierta (IzAb), el partido de Gaspar Llamazares y Montse Muñoz, al igual que la corriente EnComún, demandaron un formato de primarias abiertas, pero se desechó. 

La federación es consciente de los inputs que recibe del exteriorinputs . De su militancia y sus cuadros, de las plataformas sociales con las que comparte la elaboración del programa, del proyecto Podemos, de Pablo Iglesias, que pide que el número uno se someta a la votación de la gente, de otras fuerzas políticas. Y sabe que tiene un debate pendiente. 

El lunes pasado, Lara respondió a varias preguntas de los periodistas sobre las primarias abiertas. Recalcó que sería una decisión que tomarán, en su momento, los órganos de IU, pero su opinión de partida era contraria

Pero la federación, en palabras de Miguel Reneses, su secretario de Organización, y José Luis Centella, coordinador de la Presidencia y portavoz de Izquierda Plural en el Congreso, no rehúye la discusión. "Una formación que está en la realidad está atenta a las demandas ciudadanas. ¿Cómo no vamos a ser sensibles? Estamos abiertos a profundizar en la mayor participación de afiliados y ciudadanos. No nos negamos al debate. Lo hemos tenido y lo tendremos. Reticencias, ninguna", afirma el jefe del aparato. "Es momento de experimentar, de ensayar y probar nuevas fórmulas", apuntala Centella. 

Más fuerza a los militantes

Sin embargo, la dirigencia de IU opone varias objeciones a la asunción sin más de las primarias abiertas. Para empezar, porque el modelo de elección de candidatos debe acompasarse, según Reneses, al sistema político. Las elecciones entre las bases son, en consecuencia, "más coherentes" con la arquitectura norteamericana. Para seguir, porque la federación ha primado siempre "lo colectivo y el contenido sobre las personas". El secretario de Organización recuerda los ejemplos de la Convocatoria Social que precedió a las generales de 2011, donde Lara fue ratificado como candidato por fuerzas y colectivos sociales aliados, o la asamblea de refundación de 2010, donde puso en común la reflexión de su proyecto con activistas y movimientos sociales. Por esa razón IU se muestra más proclive a abrir la participación a aquellos simpatizantes y plataformas que colaboran en la redacción de sus programas y sus contenidos, y a que "se realce", primero, "el papel del militante"

Centella añade que limitar el debate a la celebración de las primarias es "muy parcial". El secretario general del PCE cree que debe hablarse no sólo de designación de candidatos, sino también del modo de revocar sus cargos, o arbitrar la rendición de cuentas periódica. Un conjunto de medidas de control que, para IU, ha de extenderse a las instituciones. El portavoz de IU-ICV-CHA pone el ejemplo de François Hollande. "Lo nombraron en primarias, sí, ¿y ahora qué? No se le puede cambiar". 

Cayo Lara, con un grupo de mujeres de IU, el pasado 11 de enero en la reunión del Consejo Político Federal | EFE

Reneses incide en que no hay "miedo" de la cúpula por perder poder. "Nosotros somos muy plurales y hacemos de ello un valor. El objetivo del aparato es ordenar los debates, no impedirlos". El líder del PCE concede que pueda haber algo de "temor", pero más por la trayectoria historia de la formación y por el vértigo que siempre tiene "la sociedad a los cambios". Y asume la deteriorada imagen de los aparatos, su cierto "déficit" de apertura de cara a la militancia y la ciudadanía. De ahí que defienda que "hace falta empujar, abrir debates y ser audaz, pero no con superficialidad". 

Seis candidatos ya en Izquierda Abierta

Quien presiona desde fuera a IU es Podemos. El proyecto de Iglesias busca una candidatura de unidad de la izquierda alternativa, pero exige que su número uno se someta a votación ciudadana. Por ahí pasaría el acuerdo con IU. Si no transigiera, la plataforma se presentará a los comicios europeos por sí misma. 

Antes de la irrupción de Podemos, la federación había diseñado una confección de su candidatura a partir de tres componentes: sus nombres, los que pusieran los partidos socios (ICV, Anocha, Chunta, Batzarre...) y los elegidos en primarias por los colectivos agrupados en la plataforma Suma, la gente primero –por eso se hablaba de primarias corregidas–. Pero esta última pata fracasó

Desde dentro, presiona IzAb. De hecho, está sumergida estos días en sus propias primarias abiertas para elegir a quienes luego se integrarán en las listas de IU. El domingo, 26 de enero, acaba el plazo para que recojan de 50 a 70 avales los candidatos. Se han postulado seis: Marta Ávila, Mar Cambrollé, Pedro Chaves, Juanma García Arcos, Paco González de Tena y Tasio Oliver. El censo para la inscripción de ciudadanos está ya operativo y se clausurará el 22 de febrero. La votación online podrá hacerse del 17 al mismo día 22. Presencial, el 23. "Los aparatos están acostumbrados a funcionar de forma cerrada. Pero ese modo está muy denostado. Nosotros apostamos desde nuestra fundación, en 2011, por las primarias, también para dar más legitimidad a los candidatos", precisa Antonio Cortés, corresponsable de Participación. IzAb, como parte de IU, cree que la federación "no puede estar ajena" a ese debate, y ve "contradictorio abrir la elaboración del programa y no las candidaturas". A diferencia de Equo, el partido de Llamazares y Muñoz defiende unos avales mínimos para que no haya overbooking de aspirantes, porque eso "favorece al más conocido" e impide "la contrastación de ideas". 

04. EQUO: "¿De qué tienen miedo?"

Equo estrena las primarias abiertas de cara a los comicios europeos de mayo. Los 1.898 ciudadanos que se han inscrito, junto con los 15.553militantes y simpatizantes del partido ecosocialista, tendrán hasta el 31 de enero para votar en primera vuelta entre los 70 candidatos –44 hombres y 26 mujeres– que se han presentado a estas elecciones. El alto número de aspirantes se explica porque no había exigencia de avales previos, ni hacía falta para competir ser militante de Equo. La dirección, además, optó por no dar cobertura a ninguno de ellos. Los ciudadanos, para apuntarse, debían hacer constar su nombre, apellidos, e-mail, teléfono, DNI y provincia. De la primera ronda saldrán dos hombres y dos mujeres, y ellos se jugarán en una segunda fase, entre el 1 y el 10 de marzo, la ordenación definitiva de los cuatro primeros puestos de la lista cremallera.

Pepa López, secretaria federal de Comunicación, explica que el criterio adoptado por Equo a partir de ahora es que todas las elecciones a cargos institucionales se harán por el procedimiento de primarias abiertas a los ciudadanos –las anteriores, cuando concurrieron a generales o a las autonómicas andaluzas o vascas, fueron entre militantes y simpatizantes–, y las designaciones de los órganos de dirección, en primarias para afiliados y simpatizantes. Como defiende esta dirigente, que participó del nacimiento del partido, "las primarias están en el ADN de Equo, y no sólo para el cabeza de cartel, sino para toda la lista. Son imprescindibles, aunque no suficientes, porque hay que predicar con la transparencia, las cuentas publicadas, las agendas públicas...". No obstante, la cúpula ya está planteándose mejoras en el método. Por ejemplo, para estas elecciones a las europeas, el censo se cierra en cada vuelta 40 días antes de la votación, porque así lo prescribían los estatutos en su artículo 49. Se discutirá si apurar los plazos o dejar mejor el censo abierto. 

Equo tiene una posición crítica respecto a las "reticencias" de otras fuerzas, especialmente de IU. "¿De qué tienen tanto miedo? De la participación de la gente. No de los trolls. No nos confundamos. Tienen miedo a perder control, a que se cambien los equilibrios internos. Igual que ocurre en el PSOE. ¿Qué es eso de que no se haga en todos los territorios? Es inaudito", opina. López cree que al final la ola de las primarias abiertas acabará llegando a todos, por la "obligación social", porque el debate está poniendo a los renuentes "contra la espada y la pared". 

05. ICV, COORDINADORES ELEGIDOS POR LAS BASES

Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), partido socio de IU, designa a sus cabezas de lista y a sus coordinadores nacionales por primarias cerradas entre militantes y "amigos" –simpatizantes–. El último ejemplo es la designación del representante ecosocialista para las europeas: venció el joven diplomático Ernest Urtasun frente al diputado Salvador Milà, por un 64,4%

"Aplicamos la democracia participativa en todo, en las nominaciones, pero también en las cuestiones de referendos, por ejemplo. No hay que confundir métodos con contenido, porque si los primeros están vacíos de contenido son poco útiles. Por ejemplo, en las europeas es fundamental implicar a la ciudadanía en el combate a las políticas contra la troika. También soin importantes la rendición de cuentas o el compromiso ético de los ciudadanos, el no incumplir los programas, porque eso crea también desafección en la gente", reflexiona Laia Ortiz, portavoz de ICV y diputada en el Congreso. 

Los ecosocialistas tampoco "descartan" adoptar procesos de primarias abiertas en el futuro para designar al número uno. Otra cosa es el resto de la lista, donde Ortiz comprende que haya que jugar con equilibrios "territoriales y de género", para montar "un equipo plural y especializado en áreas". Ortiz, por cierto, destaca una paradoja: las primarias tienen un "riesgo de confrontación", sí. Pero si no lo hay, "si hay buen rollo entre los candidatos, resulta que no interesa a la prensa". Pero eso es ya otro debate. 

El alcalde de Faura entrega más del 10% de avales necesarios para ser candidato del PSPV

El alcalde de Faura entrega más del 10% de avales necesarios para ser candidato del PSPV

Más sobre este tema
stats