La Fiscalía de Ceuta cita a seis guardias por la expulsión de dos menores solos a Marruecos

Un grupo de menores migrantes en el tejado de una nave industrial, a 27 de agosto de 2021, en Ceuta, (España).

infoLibre

La Fiscalía de Ceuta ha citado a testificar en calidad de investigados por un presunto delito de prevaricación a seis guardias civiles de la Compañía Fiscal que estaban de servicio la tarde del pasado 28 de noviembre, cuando dos funcionarios de la Benemérita supuestamente expulsaron ilegalmente a Marruecos a dos menores migrantes no acompañados nacionales del país vecino de 15 y 16 años cuya devolución al país vecino estaba, además, suspendida desde agosto por orden del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de la ciudad.

Según han informado fuentes judiciales a Europa Press, el Ministerio Público también tomará declaración, en este caso como testigos, a varios efectivos del Servicio Marítimo del Instituto Armado en el marco de la investigación abierta después de que a principios de diciembre recibiese una denuncia de Andalucía Acoge, Coordinadora de Barrios, NoNameKitchen, Maakum y Fundación Raíces.

La Fiscalía ha revisado ya "más de diez horas" de grabaciones de las cámaras de seguridad tanto de la Autoridad Portuaria, donde supuestamente los dos chicos fueron rescatados del agua por una embarcación oficial, como de la Benemérita, a la que también se le pidieron los audios de todas las comunicaciones de su Centro Operativo de Servicios, la identificación de los agentes de guardia aquel día y las minutas de intervención en prevención de intrusión indebida en los muelles o en buques.

En las cintas se ve un rescate en el mar y, posteriormente la llegada de un vehículo oficial que posteriormente llega a la frontera para abandonarla poco después sin que se pueda apreciar con claridad su interior.

Según la denuncia de las oenegés, los dos adolescentes se encontraban en el puerto junto a un amigo intentando subir a un ferry como polizones cuando fueron interceptados por una lancha de la Guardia Civil y llevados a dependencias del Instituto Armado, donde dieron cuenta de sus datos y de que estaban alojados en el equipamiento de emergencia de Piniers habilitado tras la crisis migratoria de mayo "sin que en ningún momento fueran asistidos por intérprete, abogado o representante del Área de Menores".

Acto seguido, "empapados", habrían sido subidos a un coche de la Benemérita para, acompañados por dos agentes, ser llevados hasta la frontera. Allí "imploraron llorando a los agentes que no les expulsaran, que eran menores y que querían quedarse en España", pero aún así "los dos guardias civiles les cogieron de las manos y les forzaron a salir por una puerta para entregarlos a los policías marroquíes".

Las entidades denunciantes consideran que, de confirmarse lo relatado, supondría "un grave incumplimiento del procedimiento establecido y una intolerable vulneración de los derechos de estos niños", así como un "grave desacato" de resoluciones judiciales.

El Tarajal, la frontera olvidada

Más sobre este tema
stats