LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Educación

Fuera de las becas, expulsados de la Universidad

Manifestación contra la subida de las tasas en La Laguna.

El decreto de ayudas al estudio para el próximo curso es otro de los frentes que mantiene abierto el titular de Educación, José Ignacio Wert, con alumnos, padres y docentes. Sin embargo, ni el rechazo de los estudiantes y los sindicatos, ni la oposición de los rectores y el clamor de las autonomías –incluidas algunas del PP– han llevado al ministro a reconsiderar algunas de las exigencias para acceder a ayudas al estudio en la Universidad para el próximo curso. El último escollo encontrado por Wert es un informe del Consejo de Estado en el que el órgano consultivo le recrimina no haber hecho un estudio profundo sobre las consecuencias que para la igualdad de oportunidades y la mejora del rendimiento del alumnado que tendrán los nuevos requisitos. El ministro explicará el miércoles en el Congreso su polémico decreto. Y también está previsto que este lunes, el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalaca, presida en la sede federal una reunión centrada en temas educativos con algunos miembros de su partido. 

De la observación de los umbrales de renta y requisitos recogidos en esta resolución para acceder a las becas universitarias para el curso 2013-2014 se deducen varias circunstacias que vendrían a evidenciar cómo –tal y como han denunciado incluso los propios rectores de las universidades– lo ceñido de estos requerimientos hará que miles de universitarios sean expulsados del sistema de ayudas y, por tanto, de la Universidad. Aunque los umbrales de renta no se han tocado respecto a la convocatoria anterior, sí ha cambiado la cantidad de dinero a la que tienen derecho los becarios. 

Este montante reducirá entre 500 y 2.000 euros para todos los alumnos, si bien se completará con una cuantía de dinero variable que dependerá de la renta, los resultados académicos y el presupuesto que el Ejecutivo decida destinar a la convocatoria. Los requisitos académicos para acceder a las becas también se endurecen. 

Con esta norma, una unidad familiar de dos miembros –por ejemplo una madre soltera con un hijo en edad universitaria– con ingresos de poco más de 500 euros al mes (7.278 euros brutos anuales) se quedará sin la beca máxima. Esta ayuda se compone de un máximo de 3.000 euros anuales si reúne los requisitos para combinar las ayudas por renta y residencia, a los que se uniría el precio de la matrícula y la nueva parte variable, que tiene un mínimo de 60 euros y se establece a través de una fórumla matemática que tiene en cuenta la cantidad asignada por el ministerio para esta partida, el número de preceptores de la cuantía variable, la nota media del becario y su renta. Al superar esos ingresos de 7.278 euros brutos anuales pasaría al umbral dos y perdería los 1.500 euros de la ayuda fija por renta que sólo se recibe en el primer umbral. 

Esto supone una reducción de más del 50% con respecto a las cifras de 2012, que situaban en 6.056 euros el ingreso de los estudiantes que recibían la máxima beca de residencia más beca salario, si bien es verdad que a la cantidad fija estipulada para este curso habrá que añadirle el porcentaje que varía en función del rendimiento, la renta familiar y la disponibilidad presupuestaria.

Si se tiene en cuenta la familia tipo –cuatro miembros–, el umbral de renta para acceder a las ayudas más cuantiosas también es muy ajustado. En este caso, los ingresos totales de la unidad familiar no podrán superar los 13.909 euros brutos anuales, es decir, menos de 1.000 euros netos al mes.

Pago de la matrícula 

Las universidades privadas crecen sin parar mientras las públicas se estancan

Las universidades privadas crecen sin parar mientras las públicas se estancan

El precio de las matrículas universitarias también seguirá subiendo el próximo curso. De hecho, subirán por encima de la inflación en cinco autonomías y en algunas, como Madrid, este aumento será del media del 20%. Sin embargo, no habrá modificación en los umbrales máximos de renta para acceder a la exención del pago de las tasas, que permanecen igual que en la convocatoria anterior. Seguirá siendo de 24.089 euros brutos anuales (menos de 1.500 netos al mes) de ingresos máximos para una familia de dos miembros y de 38.831 brutos anuales (alrededor de 2.050 netos al mes) para una de cuatro. 

Otra de las novedades del sistema de ayudas al estudio del próximo curso es la desaparición de las becas de transporte para sufragar los gastos de desplazamiento de más de 5 kilómetros dentro de una misma comunidad autónoma. Hasta ahora reportaban una ayuda de entre 192 y 937 euros anuales, en función de la renta. Estos estudiantes que ahora, tendrán, por ejemplo, que hacer frente sin ningún tipo de ayuda a los 61,80 euros al mes que cuesta el abono mensual de la zona C2 en Madrid y que cubre la llegada a las poblaciones más alejadas de la capital. Si el estudiante es mayor de 23 años esta cantidad aumenta hasta los 99,30 euros mensuales. 

También habrá cambios en la adjudicación de las becas universitarias ligadas a la necesidad de cambio de residencia. Se otorgarán según el domicilio más próximo al centro en el que resida de forma habitual algún miembro de la unidad familiar, aunque no coincida con el domicilio legal del solicitante. Según el decreto son miembros computables de la unidad familiar el padre, la madre, el tutor o persona encargada de la guarda y protección del solicitante y los hermanos solteros menores de 25 años. 

Más sobre este tema
stats