La estrategia del PP

García Egea empuja el adelanto electoral en Andalucía

El número dos del PP, Teodoro García Egea, contempla un caqui durante una visita a una cooperativa en Castellón.

La dirección del PP necesita un punto de inflexión que relance definitivamente las posibilidades de su presidente, Pablo Casado, de llegar a la Moncloa. Y ya trabaja para que ese trampolín sea un adelanto de las elecciones en Andalucía.

El número dos de Casado, Teodoro García Egea, dejó claro este jueves en un acto en Castellón lo que Génova espera del presidente andaluz: “tendrá que convocar elecciones” anticipadas porque sin presupuestos no tiene sentido prolongar la legislatura. 

La derrota del proyecto presupuestario sufrida por Juanma Moreno “sin duda complica las cosas”, subrayó García Egea. “Complica la legislatura” y abre la puerta a “que la legislatura pueda agotarse”. 

Génova deja al presidente Juanma Moreno la decisión sobre la fecha. Cuando “considere oportuno”, concedió la mano derecha de Casado. Pero apenas puede disimular su deseo de hacer frente cuanto antes a unas elecciones que da por ganadas y que quiere convertir, como ya lo fueron las de Madrid el pasado mes de mayo, en una plataforma que impulse definitivamente al PP y a su candidato en las encuestas de cara a las generales de 2023.

García Egea confirmó que Génova quiere hacer de la victoria en Andalucía un triunfo de Casado, En coherencia con esa estrategia, no dudó en vincular la legislatura autonómica que está a punto de concluir más al líder del PP que al presidente de la comunidad. 

Sus declaraciones son muy reveladoras. El actual, subrayó, es “el Gobierno que Pablo Casado quiso para Andalucía”. Y se consiguió después de una campaña en la que protagonizó “75 actos”. Y eso que “no se presentaba a las elecciones”, remarcó.

Ni siquiera se resistió a atribuirse a sí mismo una parte sustancial del cambio en Andalucía. “Yo fui el que confirmé ese pacto con dos socios que no se hablaban [en referencia a Ciudadanos y Vox] para tener por primera vez un Gobierno de libertad en Andalucía. Yo fui”, insistió, “el que negocié con el resto de fuerzas políticas ese Gobierno”. 

Génova ya tiene listo el argumentario con el que piensa explicar el adelanto en cuanto “se con convoquen elecciones” y que pasa por culpar a “Vox, PSOE y Podemos” de que la legislatura se interrumpa. “Han hecho imposible la gobernabilidad en Andalucía”.

Ahí también hay, aparentemente, una novedad. Esta vez, a diferencia de lo ocurrido en Madrid, y a juzgar por las palabras de García Egea en Castellón, el PP incluirá a Vox en el grupo de los adversarios. “PSOE, Podemos y Vox han votado juntos. Todos se han juntado. En contra de un Gobierno que funciona”. En vez de unos presupuestos de los que, según él, dependía la contratación de nuevos sanitarios y profesores, “ahora tenemos esa pinza del PSOE, Vox y Podemos, Pedro Sánchez, Santiago Abascal y Yolanda Díaz”, apostilló.

Advertencia a Ayuso

El acto en el que García Egea participaba trataba de impulsar las reivindicaciones del PP en la Comunitat Valenciana y de criticar al presidente Ximo Puig (PSOE), pero la situación en Andalucía y, sobre todo, el pulso de Ayuso en Madrid acabaron por aguar la convocatoria

La crisis madrileña se prolonga desde hace dos meses y aunque los dirigentes del PP miden con mucho cuidado sus comparecencias públicas y lo que dicen sobre este asunto siguen sin conseguir que desparezca del foco de los medios.

Esta vez García Egea hizo dos intentos de desviar el tiro pero, a la tercera, acabó entrando de lleno en el tema para dejar claro que no sólo Génova no va a cambiar los plazos del congreso madrileño sino que tiene intención de mantener la exigencia “a militantes y cargos públicos” de que eviten hablar de la batalla interna.

“Quiero decir como secretario general”, remarcó haciendo valer su responsabilidad orgánica, “que el partido tiene que estar centrado en resolver los problemas de la gente y en hacer frente a las nefastas políticas de Pedro Sánchez”. “Estos temas son los únicos que deben ocupar a los militantes y cargos públicos del PP. Ningún otro tema”, remarcó señalando sin mencionarla la pelea entre Casado y Ayuso por el control del partido de Madrid, “debe ocupar ni un minuto del tiempo de los militantes o de los cargos públicos del PP”. 

Para conseguirlo, hizo valer su condición de máximo responsable del funcionamiento interno del partido. “Me encargaré personalmente de que el PP esté centrado en bajar la factura de la luz y el precio de la cesta de la compra y en absolutamente nada más”, zanjó. “Pedro Sánchez puede esperar de nosotros una oposición dura y contundente. El PP no le va a pasar ni una”.

La breve charla, de menos de un minuto, que Casado y Ayuso mantuvieron el miércoles en la presentación del último libro de Mariano Rajoy no parece haber calmado los ánimos. Génova sabe que cuanto más tiempo la presidenta madrileña siga alimentando la pelea y trasladándola a los medios más difícil lo va a tener Casado para aparecer ante la opinión pública como un líder y un candidato sólido. Así que lo que único que esperan de Ayuso, más allá de que al final haya dos candidaturas pugnando por la presidencia del PP de Madrid, es que Ayuso y los suyos guarden silencio.

Moreno amaga con un adelanto electoral en Andalucía si no logra aprobar los presupuestos

Moreno amaga con un adelanto electoral en Andalucía si no logra aprobar los presupuestos

Más sobre este tema
stats