IU

Garzón da a Podemos un plazo de tres meses para negociar su alianza para las elecciones de 2019

Alberto Garzón, junto a Pablo Iglesias en una imagen de archivo.

IU quiere dejar cerrados en el primer trimestre de 2018 los acuerdos para concurrir en alianza con Podemos a las próximas elecciones municipales y autonómicas. Y el encargado de instar al partido morado a sentarse en la mesa de negociaciones será el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que este sábado presentará las líneas maestras de la estrategia de IU para 2018 y pedirá a Podemos concretar "el cómo" se van a definir las candidaturas de confluencia para los comicios que tendrán lugar en 2019.

Garzón expondrá su informe político para 2018 a los miembros de la Coordinadora Federal de IU –el máximo órgano ejecutivo de la organización– este sábado, el mismo día en el que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, hará lo propio ante la cúpula de su partido. En el borrador del documento elaborado por Garzón, al que ha tenido acceso infoLibre, el coordinador federal de IU resalta que la apuesta de la formación por la confluencia para los comicios de 2019 "es tan firme como mayoritaria", pero exige no dejar para última hora la concreción de las candidaturas. Y pone una fecha tope: el mes de marzo.

"Es necesario que empiece a concretarse el cómo [de la confluencia para las autonómicas y locales] lo antes posible para beneficio de la izquierda y como una rápida reacción ante el nuevo contexto. Lo óptimo sería dentro del primer trimestre de 2018, para iniciar el año previo a las elecciones con un horizonte claro y definido", sostiene Garzón, que plantea expresamente que "una mayor fragmentación de las fuerzas de izquierdas puede ser demoledora para el futuro del país". 

Este "nuevo contexto" al que se refiere el líder de IU se caracteriza por "un peso mayor de las fuerzas de derechas en nuestro país, alimentado por la cuestión catalana", pero también por la mejora de la "percepción sobre la situación económica", una mejora que se traduce en un "periodo de bonanza macroeconómica y miseria microeconómica" pero que, admite Garzón, está perjudicando a Unidos Podemos, cuyo "espacio político" se está "estrechando". "Creemos que es posible revertir este proceso y abrir una fase de esperanza para las clases populares en la que la izquierda recupere la iniciativa política", porque "en nuestro país hay un importante nicho de votantes de izquierdas que están desmovilizados y que debemos tratar de atraer con nuestra propuesta", apunta el líder de IU.

No obstante, pese a su llamamiento a cerrar los pactos preelectorales con Podemos, Garzón avisa de que "es imposible pretender que se mantengan las cosas de la misma forma que hasta ahora". "El nuevo contexto obliga a cambiar, por eso consideramos necesario hacer un llamamiento abierto a la confluencia que implique la construcción de espacios ricos y vivos y desde la radicalidad democrática", apunta el borrador del informe del dirigente. Eso significa, aclaran fuentes de la dirección, que IU exige para confluir que se celebren primarias con un sistema proporcional, a diferencia de lo que ocurrió en las elecciones generales de junio de 2016, cuando las listas de Unidos Podemos se conformaron sumando a algunos candidatos de IU en puestos clave de las mismas listas que presentó Podemos del 20D.

Podemos a la baja mientras IU resiste

En su borrador, Garzón deja la puerta abierta a utilizar diferentes fórmulas jurídicas para las candidaturas de confluencia –Unidos Podemos, por ejemplo, es formalmente una coalición, mientras Ahora Madrid es jurídicamente un partido en el que están presentes dirigentes de Podemos, IU y otras organizaciones–. Pero insiste en que IU será "tan flexible en la táctica como inflexible en los principios", y exige que en los pactos de confluencia se incluyan "mecanismos que garanticen el cumplimiento de los programas". En las últimas semanas, IU ha chocado recientemente con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, por la destitución de su exconcejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, dirigente de IU, al negarse éste a apoyar un programa de recortes para evitar la intervención del ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda.

Asimismo, Garzón plantea que debe garantizarse "la visibilidad justa de todos los actores" en las alianzas. Y eso implica que IU, a juicio de su líder, debe ganar peso en las listas, entre otras cosas porque Podemos, tal y como se encarga de recordar el borrador del informe, ha sufrido mucho más desgaste que la federación de izquierdas en los últimos meses. "La simpatía hacia Podemos ha descendido de forma significativa en los dos últimos años, mientras que la de IU se ha mantenido estable en niveles más bajos. Este no es un indicador de cómo se distribuirían los apoyos en una hipotética competición electoral, pero refleja un cierto y preocupante desgaste de nuestro aliado", analiza Garzón, que afirma que esa realidad debe "constituir el fundamento" de la "apuesta política" de Podemos e IU.

Para sostener esta afirmación, el máximo dirigente de IU adjunta en su informe la evolución de la simpatía que generan tanto Podemos como IU, según los barómetros del CIS entre octubre de 2015 y octubre de 2017. En ellos se advierte la pérdida de apoyos de la formación morada, que tuvo mejor momento en enero de 2016, cuando el 13,6% de los encuestados la elegía como su partido favorito, y que ahora mismo sólo es la preferida por el 6,3% de los que respondieron al CIS. Por su parte, IU se ha mantenido estable en el entorno del 4,5%.

"No cabe la ambigüedad" con el problema territorial

Garzón también dedica parte del borrador de su informe a analizar la situación en Cataluña y el papel de Catalunya en Comú Podem en las últimas elecciones, en las que la coalición obtuvo un mal resultado perdiendo tres de los 11 escaños que tenía. "Nuestro espacio político ha mantenido una posición política correcta y adecuada durante la campaña electoral, con un candidato excelente como Xavi Domènech, acentuando el conflicto de clase y la cuestión social", considera el líder de IU, uno de los actores que, junto a ICV, Barcelona en Comú y Podemos, formó parte de la alianza.

Pero no todo es de color de rosa en el balance. "El cambio de acento" a nivel discursivo "se ha producido demasiado tarde y sin la existencia de un relato homogéneo mantenido en el tiempo", analiza Garzón, que insiste en que "no se trata sólo de situar la cuestión social encima de la mesa" –la clave de la campaña de Catalunya en Comú Podem–, "sino también de ofrecer una propuesta clara y en positivo a la cuestión territorial". Y en ese proyecto, plantea el líder de IU, "no cabe la ambigüedad", sino una apuesta por "la soberanía popular, los derechos humanos, el federalismo y el derecho de autodeterminación".

En los últimos meses, Garzón ha sido uno de los dirigentes de Unidos Podemos que más ha criticado a los independentistas, cuyo proyecto ha negado que tenga que ver con la izquierda. En su borrador de análisis, el dirigente carga de nuevo contra ellos, afirmando que "el proceso independentista catalán carecía y carece de una hoja de ruta viable que pueda canalizar las legítimas aspiraciones de una parte de la población catalana". Pero aunque las propuestas secesionistas, resalta, "no cuentan hasta el momento con el apoyo de la mayoría de la población", sus resultados electorales son "muy altos, lo que refleja con claridad la magnitud del problema político". Un problema cuya resolución "en ningún caso vendrá del lado de la mera actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o de los jueces".

Iglesias pide a Podemos "trabajar más fuera del parlamento" y critica el "espíritu autoritario" del rey

Iglesias pide a Podemos "trabajar más fuera del parlamento" y critica el "espíritu autoritario" del rey

Más sobre este tema
stats