PRESUPUESTOS GENERALES

El Gobierno sube un 25% el gasto en Defensa pese al malestar en Podemos

Calviño, Rodríguez y Montero

La incógnita numérica se despejó. El Gobierno sube un 25,8% el gasto en Defensa en el marco de los presupuestos generales del año que viene, justificándolo en el compromiso con la OTAN y la creación de nuevos empleos principalmente, pese al malestar mostrado por Podemos durante los últimos meses a este tipo de incrementos.

El Consejo de Ministros aprobó este martes tras una negociación in extremis el proyecto de ley de los presupuestos generales. Según consta en la información proporcionada por el Ministerio de Hacienda, los gastos en Defensa pasan de los 9.791 millones de euros de 2022 a los 12.317 millones de euros previstos para el año que viene, lo que supone un incremento del 25,8%.

Este aumento, según explicó la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se debe a los compromisos adquiridos por el Gobierno ante la OTAN (en 2030 hay que tener una inversión del 2% del PIB), la creación de puestos de trabajo, la modernización tecnológica y contratos plurianuales.

La titular de Hacienda detalló que el propio Ministerio de Defensa aumenta su presupuesto en un 6,5%, cifra que se incrementa hasta el 8,4% si se incluyen los fondos europeos. Pero la política en defensa sube más al contemplar, explicó Montero, los programas especiales de modernización que no computan en el límite de gasto no financiero, sino que van en distintas anualidades. Para 2023 ascienden estas partidas a 4.900 millones. La mayor parte de esta cifra corresponden a contratos para la industria nacional. Se crearán, a tenor del Ejecutivo, 22.667 empleos de forma directa o indirecta. 

“Superamos esa visión excesivamente militarista de los gastos en defensa”, apostilló Montero.

Malestar en Podemos, visto bueno del Consejo

Los presupuestos salen del Consejo de Ministros con el aval de los miembros del Gobierno de coalición, a pesar del malestar de Podemos durante los últimos meses por un posible incremento. En un vídeo difundido en redes,  la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, aseguró que UP ha mostrado su oposición total durante la negociación presupuestaria a cualquier aumento del gasto militar, al hacer “más difícil” revalidar la mayoría progresista.

El portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, se refirió también a lo largo de la mañana del martes al asunto, asegurando que estarán vigilantes para controlar que el PSOE no incremente de forma unilateral el gasto militar.

Para Montero, lo importante es el dato de empleo, con beneficios, por ejemplo, para Navantia, Airbus, Indra y otras compañías, que se benefician de la creación de tecnologías híbridas y con un alto valor añadido. “Invertir en tecnología es invertir en I+D+i y en sector de vanguardia que es punta de lanza para otras áreas digitales”, sostuvo la ministra, con otro mensaje muy claro: “Los compromisos del presidente se cumplen”. Sánchez se adhirió a los principales líderes mundiales durante la cumbre de la OTAN en Madrid a incrementar ese gasto hasta el 2% del PIB en 2030, en un contexto de total incertidumbre con la guerra de Ucrania.

De hecho, fuentes de Hacienda explican que parte del grueso de ese aumento se debe al compromiso. Pero, además, señalan desde el Ministerio que España tenía comprometido ya para este año el pago de anualidades por valor de 3.011 millones de euros. “Cuando el presidente se compromete, los presupuestos le dan cobertura a ese cumplimiento de la palabra”, remachó la dirigente socialista. Si se mantiene este ritmo, se alcanzará lo estimado por la organización trasatlántica. 

Hacienda no piensa tocar ese gasto en el Congreso

Fuentes del ala socialista comentan que en Podemos “entienden” la inclusión de este presupuesto. Hacienda también avisa de que no piensa retocar esa cantidad del proyecto de presupuestos durante el trámite parlamentario. Es un aviso a los diputados de UP y también a los socios, con los que ahora empezarán a negociar.

El Gobierno espera poder sacar adelante las cuentas públicas en las Cortes con el apoyo de sus socios de investidura. Estos, por el momento, han rebajado las expectativas de un acuerdo pronto. El siguiente paso será la presentación del libro amarillo en la Cámara Baja y teniendo como principal prueba de fuego las enmiendas a la totalidad que se puedan presentar. ERC y el PNV son ahora los principales objetivos.

Este martes supuso un nuevo paso para la coalición al dar luz verde a los terceros presupuestos consecutivos. Pero fuera del acuerdo político se quedó la exigencia de Unidas Podemos de desbloquear la ley de vivienda, que está estancada en el trámite parlamentario en el Congreso desde hace ocho meses. La ministra Montero dijo que no era lógico volver a hablar sobre esto dentro del seno de la coalición, cuando su texto fue acordado el año pasado por los dos socios y ahora se debe dirimir en las Cortes Generales. “Era una magnífica ley y ojalá pronto pueda ver la luz”, sentenció.

Belarra dará la batalla con este tema, y fue más dura con esto que con defensa en el vídeo difundido en redes, llamando directamente a la movilización. “Quiero pediros que en los próximos meses, todas las que pensáis que se debería poder intervenir y limitar los precios de los alquileres, que no es humano echar de sus casas a familias vulnerables sin alternativa habitacional, o que la SAREB, ese banco malo que los españoles compraron con dinero público, debería poner todas sus viviendas al servicio del parque público de vivienda, nos ayudéis a empujar, que os movilicéis y exijáis el desbloqueo inmediato de la ley de vivienda", lanzó a sus seguidores.

La coalición pacta los presupuestos con los que apuntalará la legislatura más estable desde 2011

La coalición pacta los presupuestos con los que apuntalará la legislatura más estable desde 2011

Más sobre este tema
stats