El Gobierno ultima la reforma de la tarifa regulada de la luz que exigió Bruselas para aprobar la excepción ibérica

Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Yolanda Díaz y Teresa Ribera durante el pleno celebrado este miércoles en el Congreso de los Diputados.

infoLibre

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico sacará a consulta pública de manera inminente la modificación de la metodología de cálculo para la tarifa regulada eléctrica, el denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, con el que pretende dar estabilidad a los consumidores acogidos a esta tarifa, entre los que se encuentran los vulnerables, según informaron fuentes gubernamentales a Europa Press.

El Real Decreto-ley por el que se aprobó el pasado mes de mayo el mecanismo ibérico, por el que Bruselas permitía a España y Portugal la excepción de limitar el precio del gas y rebajar la electricidad, ya incluía el mandato de modificar la metodología de cálculo del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor para incorporar referencias basadas en una cesta de productos a plazo y del mercado diario e intradiario.

En ese Real-Decreto, el Gobierno se comprometía a realizar, antes de este 1 de octubre, "las modificaciones necesarias en el Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los precios voluntarios para el pequeño consumidor de energía eléctrica y su régimen jurídico de contratación, para introducir una referencia a los precios de los mercados a plazo, incorporando en la formulación de cálculo del precio voluntario para el pequeño consumidor una componente de precio basada en una cesta de productos a plazo y del mercado diario e intradiario". No obstante, se preveía ya que la nueva metodología se empezara a aplicar desde el inicio de 2023.

En concreto, la cesta de productos incluirá productos de mercados a plazo, entre ellos, podrán utilizarse futuros anuales, futuros trimestrales y futuros mensuales, e incluirá una componente de precio del mercado diario e intradiario que garantice una cierta exposición de estos consumidores a la señal de precio de corto plazo e incentive la eficiencia energética, el almacenamiento y la gestión de la demanda.

Según adelanta la Cadena Ser, los cálculos del Gobierno apuntan a que con esta nueva metodología, que busca así dar más peso a las referencias más estables, las del año (hasta el 54%), para evitar los saltos del precio Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, frente a las oscilaciones actuales del diario, se reduciría hasta un tercio la volatilidad de la tarifa.

El Ejecutivo plantea introducir ese nuevo sistema de forma gradual desde el año que viene para que represente la mitad del mercado regulado, el 55%, en el año 2025.

Algo menos de 10 millones de consumidores se encuentran actualmente acogidos a la tarifa regulada, frente a los más de 19 millones que disponen de un suministro a precio fijo, que permite mantener los precios acordados hasta la fecha de revisión de sus contratos.

De hecho, ya a lo largo del final del año pasado se experimentó un incremento importante en el trasvase de clientes con tarifa regulada al mercado libre ante las oscilaciones al alza en el mercado eléctrico.

El Congreso triplica su factura eléctrica y tiene que recurrir a 3,5 millones de su remanente para pagar la luz

El Congreso triplica su factura eléctrica y tiene que recurrir a 3,5 millones de su remanente para pagar la luz

Más sobre este tema
stats