Política

González y Aznar coinciden en que no se van a "callar" ante los pactos con quienes quieren "desguazar España"

El expresidente del Gobierno Felipe González

infoLibre

El expresidente del Gobierno Felipe González ha avisado este jueves al Ejecutivo de Pedro Sánchez de que no se puede construir un "proyecto de futuro" en España como "Estado nación" con partidos como ERC y EH Bildu, partidarios de que "se desguace" el país "con supuestos derechos autodestructivos de autodeterminaciones". Además, ha reivindicado su derecho a seguir dando su opinión, y ha avisado de que no va a consentir que nadie le mande callar.

"Para mí no son interlocutores válidos", ha afirmando en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, en la que ha criticado el acuerdo sellado entre el Gobierno y ERC para los Presupuestos, y el apoyo que Bildu ya ha anunciado que va a prestar.

Según González, estos dos partidos quieren "acabar con España" y, por ello, no se les debe tener en cuenta a la hora de construir un horizonte a medio y largo plazo, sino que se debería apostar por alianzas con el PP y Ciudadanos, como está ocurriendo, a su juicio, en Europa. "No es progresista querer romper España o dividirla. Es tanto como dividir a los españoles", ha afirmado, al tiempo que ha confesado que a veces tiene "un sentimiento de orfandad" con la actual dirección del PSOE. "Ahora hay cosas que no entiendo y que creo que nos pasan a muchos y por eso esa no compresión y que a veces te preocupe e inquiete o ese sentimiento de orfandad representativa", ha ahondado.

Además, ha criticado que, a su parecer, cada vez hay menos debate interno en el PSOE y el resto de formaciones, pero ha asegurado que él va a seguir dando su opinión. "No voy a consentir nunca que nadie me mande callar", ha avisado, al ser preguntado por la respuesta de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, a las críticas de dirigentes históricos del partido, afirmando que ahora es el tiempo de su generación. 

Aznar echa en falta líderes liberales

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado por su parte que "faltan líderes liberales que sean capaces de mantener con coherencia sus posiciones" para hacer frente al "autoritatismo" y el "populismo" y ha subrayado que "callarse" ante la "deriva" de lo que está pasando en España supone convertirse "en cómplice".

Aznar ha afirmado que España vive un proceso de deconstrucción que "consiste en deslegitimar las instituciones". Además, ha resaltado que en este proceso "no hay límites" porque se está ante una "operación pura de destrucción y de poder". "Esto hay que decirlo, explicarlo y asumir esos riesgos", ha manifestado, para recordar lo que sucedió en Venezuela cuando nadie pensó que podía llegar a la situación actual.

Siguiendo sus argumentos, ha manifestado que la sociedad va a ir hacia "menos crecimiento y oportunidades". "¿Cuál es el terreno en el que un liberal se tiene que mover? No aceptar esto y decirlo. Callarse es hacerse en gran medida cómplice de unos procesos y unas derivas históricas que pueden conducir a muy mal destino a distintos países", ha avisado.

Aznar ha destacado además que para un liberal es "fundamental" no intentar "agradar a los demás" sino "defender su concepto de una sociedad libre y abierta". "En este mundo liberal faltan líderes liberales que sean capaces de mantener con coherencia sus posiciones. Y eso evidentemente es un problema", ha dicho, para agregar que eso hace que se planteen como "alternativas" los autoritarismos, nacionalismos y populismos, que son "lo contrario a una sociedad abierta, liberal y lo que necesita el mundo".

Aznar pide a Casado que una fuerzas con Vox en vez de apostar por su derrota electoral

Aznar pide a Casado que una fuerzas con Vox en vez de apostar por su derrota electoral

Más sobre este tema
stats