LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así camuflan los diputados los datos sobre sus intereses económicos y esconden su agenda de reuniones

La gran incógnita de Madrid marca el proceso de primarias del PSOE para las locales y autonómicas

Pedro Sánchez, en el Congreso

Las elecciones municipales y autonómicas serán cruciales. En mayo del año que viene se repartirá la mayoría del poder territorial español. Y el PSOE va a por todas. A pesar de las encuestas generales en contra, en Ferraz y los territorios se preparan para la gran batalla local. Confían los de Pedro Sánchez en retener sus principales plazas y frenar la sensación de cambio de ciclo que vende el Partido Popular. Con la obsesión de lograr alguna de las grandes ciudades. 

Los socialistas quieren preparar a conciencia esta cita electoral, teniendo como principales bazas la gestión de sus barones y la impronta de los presidentes autonómicos y los alcaldes. El propio jefe del Ejecutivo lleva tiempo analizando la situación, valorando escenarios sobre candidatos y tomando decisiones. Tiene la última palabra: “Sólo lo sabe él”, señalan fuentes del partido. Todos son conscientes de que esta competición en las urnas estará marcada también por la incertidumbre económica y por un invierno que se avecina duro por los efectos de la guerra de Ucrania y la inflación.

Orgánicamente la maquinaria arranca ya. A partir de la semana que viene se abre el plazo de presentación de candidaturas para las primarias. El partido, no obstante, volverá a llevar a todos los presidentes autonómicos que gobiernan actualmente: Adrián Barbón (Asturias), Javier Lambán (Aragón), Concha Andreu (La Rioja), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Ximo Puig (Comunidad Valenciana), Ángel Víctor Torres (Canarias), Francina Armengol (Baleares) y María Chivite (Navarra).

Las autonomías que no gobiernan

En el resto de autonomías que no gobierna el PSOE se tienen que enfrentar a primarias los aspirantes, aunque la idea que se baraja es llegar con la máxima unidad y con un candidato bendecido. En Madrid, según varias fuentes socialistas, la idea es que Juan Lobato, actual líder del PSOE-M, sea el cabeza de lista y nadie ha levantado la mano hasta el momento para disputarle ese puesto. Fuentes conocedoras dicen que la apuesta por Lobato está ya pactada con la dirección nacional y el exalcalde de Soto del Real no tiene temor a que le presenten a un rival. El ayuntamiento ya es otra historia.

En el caso de la candidatura autonómica de Murcia, también está todo despejado para que el actual líder socialista regional, José Vélez, luche el próximo 28 de mayo contra Fernando López Miras. Él ya ha anunciado su intención de presentarse a este proceso. En Cantabria, también todo apunta, según fuentes socialistas, a que resultará vencedor en este proceso su secretario general y vicepresidente del Gobierno autonómico, Pablo Zuloaga, aunque ha pedido retrasar el calendario a noviembre. No hay grupo alternativo con fuerza para arrebatarle esta posición ni hay visos de pudieran intentarlo figuras como Pedro Casares o Ainoa Quiñones.

Las grandes capitales: Madrid, el eterno enigma

El problema ahora mismo para el PSOE es la elección en las grandes capitales. Técnicamente el proceso debe arrancar ya la misma semana que viene. El calendario aprobado por el Comité Federal marca que los aspirantes deben presentarse entre los días 19 y 20 de septiembre. Luego tendrían para recoger avales hasta el 27 de septiembre, con la consiguiente proclamación de candidaturas el 28 de septiembre. La campaña se alargaría entre el 29 de septiembre y el 8 de octubre. El 9 de octubre sería la primera votación y se iría a una segunda vuelta el 16 de octubre si no se supera un 50%.

Pero Ferraz también ha dado la opción de un calendario más tardío si lo solicita la dirección local. Entonces, los plazos serían: presentación de candidaturas (21-22 de noviembre), avales (23-29 de noviembre), proclamación de candidaturas (30 de noviembre), campaña (1-10 de diciembre), primera vuelta (11 de diciembre) y segunda votación si es necesaria (18 de diciembre). 

El PSOE, según fuentes de Ferraz, comunicará oficialmente durante esta semana qué calendario de primarias se fijará para cada territorio. Pero ya ha trascendido que la agrupación de Las Palmas lo ha solicitado, lo que ha llevado a ganar peso la idea de que irá la ministra Carolina Darias a ese proceso, además de Cantabria. También puede ser utilizado el calendario más tardío por parte de Ferraz ante dudas en algunos casos, como en Madrid, aunque la dirección regional todavía no se ha pronunciado.

Madrid es el principal enigma en estos momentos. Si en las autonómicas todo apunta a Lobato, el problema reside principalmente en estos momentos en la candidatura para el ayuntamiento de la capital. La gran favorita, hasta el momento, era Mercedes González, delegada del Gobierno. Una apuesta de Pedro Sánchez y que lleva las riendas de la recién inaugurada federación de Madrid ciudad. Ella no ha revelado públicamente si optará, pero nunca lo ha negado y su vida de partido ha estado enfocada a ello durante estos meses. También han surgido nombres dentro del grupo municipal, como los de las concejalas Mar Espinar y Emma López.

Pero conforme pasan los días los nervios y las dudas dominan el PSOE madrileño. Hay sectores entre los que no terminan de convencer las anteriores posibilidades en un momento en el que ven muy tocado a José Luis Martínez-Almedia. Una parte del partido cree que debería mover Pedro Sánchez una ficha gorda y apostar a lo grande por Madrid, incluso con nombres que salgan del Consejo de Ministros. Se citan, entre otros, a Félix Bolaños, Pilar Llop, Margarita Robles -que siempre ha rechazado la petición-, Fernando Grande-Marlaska y Reyes Maroto. Incluso alguna sorpresa de las que le gusta al presidente y que sacuda completamente el tablero político. “El presidente se lo está pensando todo”, como indica una persona que lo conoce. 

Los ojos también están puestos en Barcelona, donde los socialistas creen que tiene posibilidades ante la caída de la imagen de Ada Colau y con la idea de que el “efecto Illa” está todavía presente en la política catalana. El favorito para encabezar la papeleta es Jaume Collboni, actual teniente de alcalde. Él ya ha dicho que se va a presentar en un proceso que organiza el propio PSC en octubre. Los suyos creen que no habrá otro aspirante y que se quedará solo en una recogida de avales. Durante meses ha habido un runrún en la capital condal de que el ministro de Cultura, Miquel Iceta, podría ser la gran apuesta, pero él lo ha rechazado públicamente en varias ocasiones.

Valencia es otra plaza que se mira con especial atención, allí actualmente se gobierna en coalición con Compromís, partido del que es el alcalde (Joan Ribó). En el PSOE le dan mucha importancia a esta elección y ha habido dudas en Madrid sobre si debe ser Sandra Gómez la aspirante -actualmente es la vicealcaldesa-. Hasta ha llegado a sonar el nombre de la ministra de Ciencia, Diana Morant, pero esta opción es desdeñada por parte del PSPV porque es de Gandía y no de la capital.

El corazón socialista siempre ha estado en Sevilla. Es, además, la ciudad más poblada con alcalde del PSOE. La apuesta será la del actual regidor, Antonio Muñoz, que llegó al puesto en enero de este mismo año tras la marcha de Juan Espadas para presentarse en las elecciones andaluzas. Era una operación difícil, pero ha conseguido calar bien en la ciudad en apenas unos meses, como reconocen fuentes del PSOE. Cuenta con el apoyo del líder regional, son amigos desde hace años y ha sido una apuesta personal suya. Además, ha conectado bien con La Moncloa y con Ferraz (Pedro Sánchez inauguró su nueva estrategia de pisar más calle en un acto con él y se hicieron hasta fotografías viajando juntos en el tranvía de la capital hispalense). Es crucial para el socialismo mantener esa llama encendida.

Y es que Andalucía es clave para el socialismo en estas municipales -las autonómicas se celebraron este febrero y tienen otro calendario-. El PSOE necesita al sur para salvar los muebles y su objetivo es revalidar los 458 ayuntamientos en esta comunidad que se lograron en 2019. Repetirán como candidatos los alcaldes de capitales de provincia: Francisco Cuenca (Granada), Gabriel Cruz (Huelva) y Julio Millán (Jaén). Por Málaga, otra capital clave, la apuesta pasa por Dani Pérez en un bastión simbólico para el Partido Popular.

El caso de Zaragoza también es especialmente importante para el PSOE. Actualmente gobierna Jorge Azcón, del Partido Popular, gracias al acuerdo que alcanzó con Cs y Vox. La federación socialista ha estado durante tiempo buscando un mirlo blanco, ya que no repetirá la anterior aspirante y ahora ministra de Educación, Pilar Alegría, que ganó en número de votos en aquella cita. Ha dado el paso para presentarse a las primarias la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, que cuenta con el apoyo de Javier Lambán, según fuentes del PSOE aragonés.

Las primarias de Las Palmas son otro de los platos fuertes de la temporada en el PSOE. La agrupación ha pedido ir al calendario más tardío. Esto ha reforzado el escenario que se maneja de que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, dé el salto para intentar retener esta Alcaldía. El actual regidor, Augusto Hidalgo, luchará por el Cabildo. Ella aparece como la mejor situada, justo empezó su carrera política como concejala en el consistorio de su ciudad natal. La decisión de aplazar hasta noviembre y diciembre ese proceso ha llevado a que sectores del partido, según fuentes consultadas, lo interpreten como una manera de que Pedro Sánchez gane tiempo y puede hacer coincidir las candidaturas para hacer una crisis de Gobierno a finales de año para impulsarse de cara a las elecciones.

Moncloa, convencida de que el escrutinio sepultará la imagen de hombre de Estado que proyecta Feijóo

Moncloa, convencida de que el escrutinio sepultará la imagen de hombre de Estado que proyecta Feijóo

El runrún sobre una crisis de Gobierno aparece y desaparece constantemente. En julio hizo los cambios en el partido y varios sectores del partido entienden que también se deben hacer modificaciones en el Consejo de Ministros, pues se diseñó para un escenario completamente diferente al actual. Las candidaturas pueden servirle para acompasar un nuevo Gobierno.

Desde Ferraz no se quieren dar nombres ni hablar de crisis de Gobierno. Y a lo largo de la semana revelarán el calendario que ha solicitado cada autonomía. Pero hacen estas reflexiones desde el cuartel general: “Nosotros salimos a ganar en todos los territorios que gobernamos y a ganar donde no gobernamos”. El análisis que lanzan en el cuartel general socialista es que en las encuestas en las comunidades donde tienen el poder no hay efecto Feijóo ni efecto Andalucía. Consideran que están “muy bien” en muchas como Asturias, Extremadura, Navarra y Castilla-La Mancha, por ejemplo. Pero hay otras en las que puede haber más problemas, como en la Comunidad Valenciana, señalan las fuentes, que explican: “Ximo Puig está muy fuerte, pero es una comunidad en la que hay batalla. Hay que ver cómo están los socios de Compromís”.

Y luego están los escenarios “interesantes”, como señalan en Ferraz, de los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. En el primero entienden que “Almeida es muy vulnerable” y sobre el segundo manifiestan que es factible la posibilidad de que haya un alcalde socialista. Lo que tienen claro en la sede del PSOE es que se va a dar la batalla y que hay que ir a la calle a hacer pedagogía, explicar las medidas y defender las recetas socialdemócratas. Días clave para ultimar las candidaturas. El próximo sábado Sánchez se verá ‘cara a cara’ con los barones en el Consejo Territorial en Zaragoza. Y sólo les vale ganar.

Más sobre este tema
stats