Vistalegre II

Iglesias apela a Errejon y Urbán para que formen parte de su ejecutiva entre gritos de "unidad"

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se dan un abrazo.

Daniel Ríos | Sabela Rodríguez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, lo tiene claro: el mensaje que quiere trasladar es que él y su equipo no pueden disociarse. Por ello, su discurso como candidato a revalidar su cargo consistió, únicamente, en nombrar a prácticamente todos los integrantes de su lista. Pero, al final, también lanzó un mensaje de integración: “Hablar de mi candidatura a la Secretaría General es hablar de muchos compañeros, pero también es hablar de Íñigo Errejón y de Miguel Urbán”.

La de Iglesias fue la última comparecencia antes de la pausa de mediodía este sábado en Vistalegre. Pero el secretario general no hizo un discurso al uso, sino que sólo quiso hacer hincapié en que necesita a su equipo para seguir dirigiendo el partido. Bajo esa afirmación, no obstante, subyace la advertencia que lleva varias semanas realizando: si su equipo y sus tesis no son las más votadas en el congreso, él dimitirá aunque sea reelegido -como parece seguro- secretario general. “Solamente un mensaje: a partir del día 13, unidad”, zanjó Iglesias.

Horas antes, el actual secretario general de Podemos, daba el pistoletazo de salida a la primera jornada de la Asamblea Ciudadana estatal del partido, conocida como Vistalegre II.

Iglesias hizo un llamamiento al partido gobernante con el objetivo de advertirles que “el viento del cambio sigue soplando”. “Nadie dijo que fuera a ser fácil, pero aquí seguimos”, celebró el secretario general de la formación morada, para a continuación añadir que existe una “nueva España que avanza sin pausa y sin miedo” y que “no tolera la corrupción y la mediocridad” del PP.

Criticó, asimismo, “la triple alianza” entre Ciudadanos, PSOE y PP, “basada en el inmovilismo”, y frente a ella defendió a un Podemos que debe “perfeccionarse como instrumento de las mayorías sociales”. Iglesias subrayó que España es “un país de gentes y pueblos diversos” y, entre gritos de “unidad” por parte de los asistentes, incidió en que “el ensimismamiento y la división trabajan para el enemigo”.

Finalmente, el líder del partido morado censuró los movimientos de extrema derecha que proliferan en UE y el actual Gobierno estadounidense. “Es un orgullo que la traducción de la crisis en España no fuera la mirada agresiva del penúltimo contra el último, sino la mirada orgullosa de los de abajo hacia los de arriba”, recalcó, para a continuación añadir que el resultado de la asamblea debe servir para “liderar un bloque histórico con las fuerzas hermanas y la sociedad civil”. Iglesias puso punto y final a su intervención con unos versos de L’Estaca.

Los inscritos de Podemos que asisten a la Asamblea Ciudadana del partido se han arrancado desde el principio a pedir "unidad" a gritos en el ruedo de la plaza de toros de Vistalegre. "Unidad, unidad", ha coreado la mayor parte del tendido a pocos minutos de la hora prevista para el inicio. Este lema se ha repetido a lo largo de toda la jornada.

Anticapistalistas se desmarca de la dirección de Podemos y apoya el referéndum de Puigdemont

Anticapistalistas se desmarca de la dirección de Podemos y apoya el referéndum de Puigdemont

Más sobre este tema
stats