Podemos

Ni Iglesias ni Errejón controlarán la nueva Comisión de Garantías, el tribunal interno de Podemos

Los números uno y dos de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, el miércoles en el Congreso.

La mayoría de los focos que apuntaron al congreso de Podemos del pasado fin de semana estuvieron centrados en la elección de los nuevos órganos de dirección del partido. Pero en Vistalegre II también se escogió a los integrantes de la Comisión de Garantías, el tribunal interno de la formación, que en los últimos meses se ha visto salpicado por varias polémicas y ha sido acusado por el sector errejonista de falta de independencia. Al contrario de lo que ocurría hasta ahora, esta nueva Comisión estará formada por militantes que no se adscriben, al menos explícitamente, a ninguna de las principales corrientes de Podemos.

Los episodios controvertidos que han rodeado a la Comisión de Garantías en los últimos tiempos son variados, aunque los dos que mayor eco mediático han generado han tenido que ver con el congreso de Podemos Comunidad de Madrid que tuvo lugar a finales de 2016 y que acabó con la elección de Ramón Espinar como secretario general. En ese proceso, el órgano decidió anular el sistema de votación escogido por las bases, y también permitió a Espinar mantener sus tres cargos públicos a pesar de que la militancia aprobó una limitación de un máximo de dos puestos por dirigente. Estos episodios levantaron ampollas en el sector errejonista de Podemos.

Y es que los dirigentes más próximos al todavía número dos del partido, Íñigo Errejón, ponían en tela de juicio la independencia de la anterior Comisión de Garantías porque estaba controlada por una mayoría de dirigentes afines al secretario general, Pablo Iglesias. Su presidenta hasta este domingo fue la vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Elizo, que concurrió –y fue elegida– en el cuarto puesto de la lista liderada por Iglesias en Vistalegre II, al igual que otros exintegrantes del órgano, como Pablo Fernández –que también fue escogido para el Consejo Ciudadano– o Denis Thomas Maguire –que concurrió en la candidatura del secretario general pero no obtuvo los votos suficientes–.

Por ello, tras duras y largas negociaciones, las corrientes acordaron a pocos días de Vistalegre II presentar a sus candidatos al órgano individualmente en lugar de el listas. No obstante, en el proceso de elección sí hubo dos candidaturas agrupadas en planchas, compuestas por militantes de base, y son precisamente esas las que se han hecho con la práctica totalidad de los miembros de la nueva Comisión de Garantías, que de esta manera no estará controlada ni por los pablistas ni por los errejonistaspablistas errejonistas.

Sólo una electa se adscribe a un sector

Así lo confirma un dirigente próximo a Iglesias, que asegura que los nuevos integrantes del tribunal de Podemos son "completamente outsiders, para bien o para mal"outsiders. Los electos son diez, cinco titulares y cinco suplentes, aunque estas fuentes explican que lo habitual es que los diez nuevos miembros de la Comisión de Garantáis trabajen conjuntamente a causa de la gran acumulación de expedientes abiertos: las denuncias complejas que ahora mismo se están estudiando son escasas, señalan, pero el órgano tiene en torno a 20.000 expedientes abiertos por cuestiones de poca importancia.

De entre los cinco titulares elegidos, tres pertenecen a la lista Profesionales de la justicia –Olga Jiménez, Rafael Carlos Pellicer y María del Rosario Rodero– y otros dos a la candidatura L@s Republican@s –Argiro Giraldo e Isabel Serrano–. Todos ellos, salvo Serrano, son abogados y juristas. De la misma forma, cuatro de los cinco suplentes –Nuria Martín, Paloma Del Llano, Jesús Calpe y Ana De Castro– fueron elegidos dentro de estas dos listas de base: la única dirigente que se identifica explícitamente con una corriente, en su caso la pablista, es Miren Gorrotxategi, que además es la única que ocupa ahora mismo un cargo público (es senadora por Bizkaia).

 

Los integrantes de la nueva Comisión de Garantías se reunirán este viernes para su sesión constitutiva, un día antes de que lo haga el nuevo Consejo Ciudadano. Así lo confirma Argiro Giraldo en conversación con infoLibre, en la que insiste en que los miembros electos del tribunal interno de Podemos "no están vinculados con ninguna de las listas" principales que concurrieron a los puestos de dirección del partido. "La nueva Comisión va a estar compuesta por profesionales muy cualificados e independientes, y no vamos a responder a ninguno de los intereses que se debatieron en Vistalegre", asegura Giraldo, que asegura que su intención es "trabajar muy calladamente" y tratar de alejar al órgano de las polémicas que lo han rodeado últimamente.

El dirigente apunta la "acumulación de casos" como uno de los grandes problemas de la Comisión. "Con el crecimiento del partido", explica Giraldo, el número de quejas y denuncias se "desbordó" y ha llegado a sobrepasar la capacidad del órgano. "Hablan de 80.000 o 50.000 casos, pero esos datos pueden ser los de los procesos radicados; otra cosa es cuántos faltan por resolver y su situación", señala el nuevo miembro de Garantías. Fuentes del partido, por su parte, cifran en unos 20.000 el número de expedientes abiertos, aunque apuntan que la inmensa mayoría de ellos se refieren a cuestiones de escasa relevancia.

Quién es quién en la nueva ejecutiva

Quién es quién en la nueva ejecutiva de Podemos

Más sobre este tema
stats