Podemos

Iglesias se ofrece para ser el "socio principal" de Sánchez y le pide que mire "a su izquierda"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Podemos insiste en buscar un acuerdo de estabilidad parlamentaria con el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Este viernes, el secretario general del partido morado, Pablo Iglesias, planteó de nuevo al líder socialista "iniciar una colaboración parlamentaria estrecha" para lo que queda de legislatura, con el fin de impulsar una agenda de 20 medidas sociales entre las que se encuentran la "recuperación del dinero del rescate bancario", la subida del salario mínimo a 1.000 euros, la reforma electoral o la reversión de los recortes en Sanidad y Educación llevados a cabo por el PP en los últimos años.

Iglesias compareció al inicio de la reunión que mantiene este viernes el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos -su máximo órgano entre congresos- con un discurso en el que únicamente abordó un tema: la posición de la formación morada en el nuevo escenario abierto tras la llegada de Sánchez a la Moncloa. Para el líder de Podemos, resulta fundamental no "dar por muerta la legislatura", y por ello pidió al nuevo Gobierno que colabore con la formación morada "para consensuar un proyecto de cambio" que sea "una referencia en Europa". "Queremos pedir al presidente Sánchez que mire a su izquierda, y sobre todo que mire por su pueblo", planteó Iglesias.

Podemos es consciente de la "ilusión" generada por la llegada de Sánchez a la Presidencia del Gobierno, y por ello la formación ha decidido adoptar una estrategia de colaboración con el nuevo Ejecutivo sin que eso signifique dejar de marcar su posición en asuntos sociales. De ahí que Iglesias plantease que, "si el presidente quiere", Podemos está dispuesto a ser "su principal socio": "Bastará con que cumpla su programa y hable con nosotros para impulsarlo", defendió el secretario general, que insistió en que su "proyecto es muy diferente al del PSOE" y que, pese a ello, está "dispuesto a aportar y acordar".

Pero eso, sostuvo, no implica que Podemos vaya a prestar su apoyo acrítico al PSOE. La negociación de los Presupuestos Generales del Estado del año que viene, apuntó Iglesias, será clave para determinar el rumbo del nuevo Gobierno. "No estamos dispuestos es apoyar medidas gubernamentales, presupuestarias o legislativas que vayan en contra de la agenda de la España del 15M y del 8M", planteó Iglesias. Por el contrario, la agenda de propuestas de la formación morada pasa por 20 medidas, que responden "básicamente a las demandas de cambio de las calles de la sociedad civil organizada", sostuvo Iglesias, que incluyó entre estas iniciativas planteamientos de corte social y de regeneración democrática.

Una batería de 20 medidas

La idea es tirar del Gobierno hacia la izquierda a través de propuestas concretas. En materia de pensiones, por ejemplo, Iglesias propone "blindar la subida vinculada al IPC" y subir las prestaciones "no contributivas", mientras que en relación al mercado laboral la propuesta de Podemos pasa por la derogación de las reformas laborales de 2012 y 2010 -por ahora el Gobierno solo se plantea modificar la legislación de 2012-, la "reducción de las jornadas laborales" o la subida del salario mínimo hasta los 1.000 euros mensuales.

Asimismo, la formación morada propone poner en marcha medidas de igualdad como la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad o la aprobación de una ley de igualdad retributiva. Y, en el campo social, Iglesias planteó la necesidad de "revertir los recortes en sanidad, educación, dependencia, servicios sociales, ciencia, i+D y cooperación internacional", la eliminación de los "copagos sanitarios y farmacéuticos", la implantación de una "ley de lucha contra la pobreza energética" o la obligación de "garantizar por ley que toda persona con una dependencia reconocida reciba de inmediato la prestación recogida en la Ley de Dependencia".

La "derogación de leyes mordaza" y el "impuesto al sol", la implantación de una "ley de rentas garantizadas para que ninguna persona carezca de un ingreso vital digno", la reforma de la ley de arrentamientos "para acabar con la burbuja del alquiler" o el blindaje del carácter público de la Sareb y las cajas nacionalizadas también forman parte de esta batería de 20 medidas. Y, asimismo, también están entre las propuestas dos que el Gobierno, a priori, no parece dispuesto a aceptar: el "cierre de los CIE" y la "reforma de la ley electoral para ajustar el voto popular a una mayor proporcionalidad".

Sánchez e Iglesias se reúnen en secreto para acercar posiciones

Sánchez e Iglesias se reúnen en secreto para acercar posiciones

Más sobre este tema
stats