Financiación

Iglesias, en el Senado: "Ni Marchena ha encontrado el menor resquicio para acusar a Podemos de financiación ilegal"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, comparece en la Comisión de investigación sobre la financiación de los partidos políticos.

"Si ni el juez [Manuel] Marchena ha encontrado el más mínimo resquicio para hacer una acusación contra Podemos" a raíz de las denuncias y querellas presentadas contra la formación morada, "usted y yo tenemos bastante claro que Podemos no se ha financiado ilegalmente, porque si no todo el peso de la justicia hubiera caído sobre nosotros". Así lo expresó este jueves el secretario general del partido, Pablo Iglesias, en su comparecencia en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos del Senado, una comisión que monopoliza el PP ya que el resto de los partidos se niegan a acudir a ella por considerarla partidista.

Desde el principio, la sesión fue un cara a cara entre Iglesias y el portavoz del PP en la comisión, Luis Aznar. Y, pese a que Aznar hizo continuas referencias a Venezuela, Irán o la Fundación CEPS y su supuesta relación con la financiación de Podemos, el mensaje que mantuvo el líder de la formación fue el que ya ha defendido en ocasiones anteriores: Podemos no se ha financiado ilegalmente y una decena de querellas y denuncias en los tribunales a este respecto han sido desestimadas, muchas de ellas por el juez Marchena, que hace unas semanas se vio en el centro de la polémica cuando el portavoz conservador en el Senado, Ignacio Cosidó, aseguró que ayudaría al PP a controlar la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo "por detrás".

"Todas las querellas que se han presentado relacionando la financiación de CEPS o de Venezuela con mi partido han tenido un resultado inequívoco", insistió Iglesias en varias ocasiones. Y precisó que "hasta diez querellas han sido rechazadas por la justicia, tanto las que hablan de CEPS como las que hablan de Granadinas", un paraíso fiscal donde se ha acusado al secretario general de Podemos de recibir pagos de Venezuela. "Si la pregunta es [...] si Podemos ha tenido algún tipo de financiación ilegal, la respuesta es no", zanjó Iglesias.

Las preguntas de Aznar giraron en torno a la supuesta ejecución de pagos procedentes de Venezuela e Irán a Iglesias y sus colaboradores antes de la constitución de Podemos, y aunque el portavoz del PP se cuidó de vincularlos directa y expresamente con la financiación del partido, sí que aseguró que “es ofender a la inteligencia de la gente pensar que el dinero de Venezuela no tuvo que ver” en la fundación de Podemos. Sin embargo, Iglesias aseguró que no es objeto de la comisión estudiar sus trabajos previos a la constitución del partido, sostuvo que “jamás” ha “cometido un delito” y aseguró que no hay ningún indicio sobre que Podemos se haya financiado irregularmente porque así lo ha determinado la justicia.

Durante el interrogatorio, el PP ha pedido que se proyectasen varios vídeos –todos ellos de antes de la fundación de Podemos– para demostrar las simpatías de Iglesias por el gobierno venezolano: uno de ellos mostraba a los presentadores felicitándose por el surgimiento de Podemos en España, mientras en otro el propio Iglesias señalaba la “envidia” que le daba Venezuela. Fue entonces cuando Iglesias hizo una de las pocas concesiones a hablar del país en toda su comparecencia al asegurar que no comparte "algunas de las cosas” que él mismo dijo "en el pasado”.

“Creo que la situación económica en Venezuela es nefasta, y estaré encantado, en cualquier foro político o espacio de debate y discusión política, de debatir cosas que pude decir en el pasado y en las que me equivoqué”, sostuvo Iglesias, que también se reconoció avergonzado por “haber hecho una broma machista imperdonable en un telegram privado” cuando recibió los reproches de los senadores del PP por el mensaje en el que aseguró que “azotaría” a la presentadora Mariló Montero. “En muchas opiniones políticas, a veces alguno puede decir que lo que dijo hace unos años no se corresponde con lo que piensa ahora. Pero […] las tonterías que hayamos dicho o las opiniones que hayamos tenido difícilmente tienen que ver con el objeto de esta comisión, que es la financiación de mi partido”, criticó Iglesias.

Tras varias horas de sesión, la comisión subió de tono cuando Iglesias aseguró que el hecho de que Aznar no quedara satisfecho con sus explicaciones y las continuas alusiones de los conservadores a Venezuela e Irán tenían que ver con “la vergüenza que sienten” esos senadores de “formar parte del PP”. Entonces, el murmullo se convirtió en un gallinero: el propio Aznar tachó en varias ocasiones de “falso” a Iglesias y le exigió que le mirara “a los ojos”, mientras que varios de los vocales presentes se enzarzaron en un intercambio de reproches con él –le acusaron de “jeta”– y con la portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, que se encontraba entre el público.

La sede de Podem Catalunya amanece pintada con símbolos falangistas y banderas de España

La sede de Podem Catalunya amanece pintada con símbolos falangistas y banderas de España

Más sobre este tema
stats