LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El trato de los diputados con los lobistas sigue oculto pese a la obligación de publicar las reuniones fijada en 2020

Igualdad

La igualdad falla en la cúpula de Ciudadanos: Rivera dirige el partido con otros ocho hombres

El líder del partido, Albert Rivera, lo ha defendido de forma recurrente. Él no es partidario de las cuotas de paridad. Entiende que la "auténtica desigualdad" es que las mujeres cobren entre un 20 y 25% menos que sus compañeros hombres por hacer el mismo trabajo y no "si hay más o menos mujeres en un consejo de administración".

Y a la vista de cómo se organiza su formación, el presidente de Ciudadanos mantiene esta máxima también de puertas para adentro. De hecho, las nueve personas que forman el comité de estrategia del partido a nivel nacional –el círculo de máxima confianza de Rivera– son hombres. De los 13 candidatos que Ciudadanos presenta en las comunidades autónomas en las que hay elecciones el 24-M cuatro son mujeres. Es el mismo número de mujeres candidatas que hay en los 20 municipios con más población. 

Begoña Villacís, candidata al Ayuntamiento de Madrid y encargada por la formación para tratar temas de igualdad, quita hierro a la ausencia de mujeres en el comité de estrategia nacional. "Es una casualidad, de verdad que no hay ninguna otra razón de ser. Por ejemplo, en Madrid ocurre lo contrario, todas somos mujeres. Como decía Freud, a veces una corbata sólo es una corbata", desliza en declaraciones a infoLibre

En este grupo, que se reúne los lunes y en el que se tratan aspectos relevantes para el devenir de la formación, están junto a Rivera el secretario general, Matías Alonso; el vicesecretario general, José Manuel Villegas; el secretario de Organización, Fran Hervías; el secretario de Comunicación, Fernando de Páramo; el secretario de Relaciones con Instituciones y Partidos, Juan Carlos Girauta; el secretario de Acción Política, Antonio Espinosa; el subsecretario de Organización y Relaciones con Partidos, José María Espejo; y el subsecretario de Organización Municipal, Carlos Carrizosa

Sobre el tema de los candidatos, Villacís recuerda que en Ciudadanos los cinco primeros puestos de cada lista electoral son elegidos por primarias y que "ahí no hay cuota que valga". "En la lista de Madrid en los cinco puestos que han sido elegidos por primarias somos tres mujeres y dos hombres. Si funcionásemos con designación digital sí que podríamos intervenir mejor o peor, pero no es nuestro modelo...", señala. Sin embargo, hay partidos como Ahora Madrid, que eligen a todos sus candidatos en primarias y en los que el resultado de las primarias se modifica para que hombres y mujeres se repartan las candidaturas al 50% y en puestos alternos. 

Pero en Ciudadanos no convence este modelo. "A mí no me gustaría ser elegida sólo por el hecho de ser mujer. Si hay un candidato mejor que yo que es hombre, pues que sea él. Yo quiero ser elegida por mi valía y todo lo que maquille eso es reconocer que no nos valemos por nuestros propios méritos. Ese momento ya lo hemos superado y no podemos actuar con complejos", asevera Villacís. 

Actualmente, son más de 60 los países que cuentan con cuotas electorales de género legisladas, según explica el politólogo Pablo Simón en este artículo de Politikon. En España la ley de igualdad modificó la ley electoral para que las listas, para ser proclamadas, incluyan un mínimo del 40% y un máximo del 60% de cualquiera de los dos sexos. Esta proporción se aplica tanto en el conjunto de las listas como en cada tramo de cinco puestos.

"Medidas concretas" 

En el partido de Albert Rivera insisten, sin embargo, en que lo importante es remover los verdaderos obstáculos para la igualdad, como las diferencias de salarios entre ambos sexos. "Hay que tomar medidas concretas para que las mujeres puedan llegar a lo más alto en igualdad de condiciones. La baja por maternidad es un ejemplo. Estoy a favor de que sea equitativa entre padres y madres (...) pero para eso tiene que haber condiciones laborales equitativas", señaló Albert Rivera en respuesta a la periodista Pilar Portero en el libro El cambio sensato [Espasa]. 

Villacís reafirma este argumento. "No soy partidaria de las cuotas de participación obligatorias porque a mí personalmente como mujer me humilla que me elijan como relleno. Creo que hemos demostrado lo suficiente como para que seamos escogidas por nuestra valía. Lo que frena a las mujeres a participar en puestos de dirección es la escasa compatibilización y escasa conciliación que existe entre la vida familiar y laboral", señala. Y apuesta por hacer de la corresponsabilidad entre ambos géneros, la conciliación y el teletrabajo los ejes de una óptima política de igualdad, sin olvidar que los hijos son "el principal bien jurídico que hay que proteger".

A su juicio, la actual Ley de Igualdad, aprobada por el PSOE en 2007, no ha funcionado. "Tenemos que sentarnos a reflexionar, la política de parches y cortoplacista puede ser muy sensacionalista y puede tener muy buena acogida pero luego a largo plazo fracasa como está fracasando. Los planes de conciliación no se han materializado ni desarrollado en prácticamente ninguna empresa. En el mismo Ayuntamiento de Madrid no se ha materializado. Tenemos que aspirar a leyes que tengan una vocación no solo de permanencia sino de cumplimiento real", sentencia. 

Más sobre este tema
stats