Entrevista

Illa: "El voto a Ciudadanos de 2017 no sirvió para nada y el voto a mi candidatura servirá para cambiar Cataluña"

Salvador Illa, candidato del PSC a las catalanas del 14F, en un acto de campaña sobre feminismo e igualdad.

A una semana de la hora de la verdad, de la cita ante las urnas, el candidato del PSC a la Generalitat atiende a infoLibre en un desplazamiento entre Granollers (Barcelona) y Girona, donde participaría en un mitin junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Salvador Illa dice tener la "íntima confianza" de que va a ser el próximo presidente de Cataluña. Percibe en la calle ganas de cambio, "unas ganas muy amplias de acabar con diez años de decadencia y de abrir un tiempo nuevo".

Sobre su política de pactos sigue inamovible. "Con un partido que tenga por objetivo la independencia de Cataluña, no tengo nada que hacer", dice al otro lado del teléfono. 

Desde que se conoció que usted dejaba el Ministerio de Sanidad para ser candidato del PSC, se acuñó la idea del 'efecto Illa' ¿Qué es el ‘efecto Illa’?

No lo sé. Lo que sí sé es que en Cataluña hay una mayoría muy amplia, que estoy constatando día a día, que quiere pasar página. Que quiere cambiar, que quiere abrir un tiempo nuevo y que ve en la candidatura que encabezo la posibilidad real, incluso diría más, la única posibilidad real de hacer efectivo ese cambio. Algunos a esto le llaman ‘efecto Illa’. No voy a entrar en un debate nominalista, me parece bien.

¿No le dan vértigo las expectativas que se han depositado en en torno a su candidatura? 

Formo parte de un proyecto colectivo. Mis compañeros me pidieron que diera este paso y yo, como siempre he hecho, voy allí donde creo que puedo ser útil. Estoy esperanzado. Tengo los dos pies bien puestos en el suelo, sé perfectamente de las dificultades de la política catalana. Pero sinceramente creo que hay unas ganas muy amplias de acabar con diez años de decadencia y de abrir un tiempo nuevo, un tiempo nuevo que me parece que lo vamos a conseguir.

¿No ser presidente de la Generalitat sería un fracaso para usted?

No, no, no. Pero voy a ser presidente de la Generalitat. Siempre hay que aceptar el veredicto de las urnas. Soy una persona persistente. Tengo la íntima confianza de que voy a ser el próximo presidente de la Generalitat.

Habla de reeditar para Cataluña un gobierno de coalición PSC-Comuns, al estilo del Gobierno central PSOE-Unidas Podemos. Ni una encuesta a día de hoy da esto como posible. ¿Dónde buscaría el resto de apoyos?

Detecto una mayoría muy amplia de gente que quiere pasar página y quiere cambiar. Vamos a ver la dimensión de esta mayoría, que yo estoy seguro que va a depositar su voto en favor de mi candidatura. He dicho que quiero un gobierno de cambio, un gobierno progresista. No voy a hacer un gobierno independentista. Y la fórmula que estamos viendo en Madrid PSOE-Unidas Podemos, que tampoco es una mayoría absoluta, es una fórmula que me parece que se puede replicar en Cataluña. Luego buscaríamos los apoyos en función de la aritmética que acabe resultando el 14 de febrero.

Usted asegura tener totalmente decidido que no compartirá Govern con Esquerra. ¿No hay ninguna condición ni acuerdo previo que le llevaría a reconsiderarlo? Lo digo por la posibilidad de que ustedes pudieran acabar apoyando desde fuera, dando estabilidad a un Govern Esquerra-Comuns con pactos puntuales. Sabe que en Madrid Esquerra es un socio preferente y a lo mejor pueden intercambiar papeles en Cataluña.

Con un Gobierno independentista no tengo nada que hacer.

¿Nada? ¿Ni apoyo externo, ni apoyos puntuales?

Quiero dejar muy claro que con un partido que tenga por objetivo la independencia de Cataluña, no tengo nada que hacer. A partir de aquí hablaré, como he dicho siempre, con todos y de todo y no descarto que en materia social o en otras materias pueda haber acuerdos con otras formaciones políticas, en particular con Esquerra. Pero con un partido independentista, en materia de gobierno, no tengo nada que hacer, nada que hablar.

Con un partido que tenga por objetivo la independencia de Cataluña, no tengo nada que hacer

¿Por qué un votante de Inés Arrimadas de 2017 tiene ahora que apoyar al PSC o tiene que apostar por el PSC?

Muy corto y muy rápido: porque ella se fue y yo vuelvo. Porque el voto a Ciudadanos de 2017 no sirvió para nada y el voto que se va a depositar en mi candidatura servirá para cambiar Cataluña, para abrir un tiempo nuevo, un tiempo en el que nos reconozcamos todos. Un tiempo a favor del reencuentro.

Si el 14 de febrero usted es primera fuerza, ¿se compromete a ir a la investidura?

Sí, porque me sentiría legitimado para presentar mi alternativa, mi proyecto de gobierno.

¿Cree que es bueno que haya un sorpasso de Vox al PP, como vaticinan algunas encuestas?sorpasso

No lo sé. Son las primarias de la derecha aquí en Cataluña, que no me interesan nada. Me interesa abrir un tiempo nuevo en Cataluña, aire nuevo en la política catalana y la única opción para hacerlo es votar a mi candidatura. Los votos que usted ha mencionado son votos perdidos.

Entonces, ¿no aceptaría los votos de Vox para ser investido presidente? 

Han dicho que me quieren meter en la cárcel. Fíjese lo que puedo yo hablar con esta gente.

¿Y los votos de Ciudadanos y del PP? ¿Estaría usted dispuesto a llegar a un entendimiento?

Es que el voto de cambio, el voto para abrir un aire nuevo en Cataluña, el único voto que puede ser realmente útil para cambiar es el voto a mi candidatura. Entonces, mejor ir directo a quien puede cambiar las cosas. Yo apelo a esto, apelo a que se concentre el voto en aquella candidatura que puede hacer cambiar las cosas. Creo, y lo digo con toda la modestia y con todo el respeto a mis adversarios políticos, que soy yo. La prueba es que todos están lanzándome ataques desde ángulos muy distintos del tablero político.

Vox ha dicho que me quiere meter en la cárcel así que fíjese lo que puedo yo hablar con esta gente

¿Cómo lleva usted ese ‘todos contra Salvador Illa’ que estamos viendo desde días antes de que arrancara la campaña?

Es algo muy conseguido. Se han puesto de acuerdo, al menos en esto. Soy consciente de que para el resto de actores políticos es más cómodo mantenerse en sus posiciones, en sus trincheras, en la dinámica de confrontación. Yo quiero abrir una dinámica nueva en Cataluña. Por eso todos, desde distintos ángulos, incluso desde ángulos contrapuestos, están contra mi candidatura. Quiero superar esta etapa perdida de decadencia, de bloqueo, de parálisis en Cataluña. Para hacer esto hay que superar esta política de trincheras, no hacer reproches, no preguntar a nadie de dónde viene, ni qué piensa, ni qué habla, ni cómo se siente… Ir a las cosas que preocupan a los ciudadanos, que son básicamente tres: la protección de la salud, especialmente el plan de vacunación contra la covid, la recuperación de la economía y garantizar que nadie queda atrás. Esta es la fórmula para empezar a superar los bloques en Cataluña.

¿Cree como el presidente Pedro Sánchez que Abascal da lecciones de sentido de Estado a a Pablo Casado?

Lo que creo que es que Casado, el Partido Popular, Ciudadanos, Esquerra Republicana, el PDeCAT, Junts per Catalunya, tienen que explicar por qué se oponen a que tengamos instrumentos para poder aprovecharnos de 140.000 millones en seis años. Tienen que explicar su voto partidista y su voto contra el interés general de España y de los españoles, de los catalanes y de las catalanas, para poder aprovecharnos de este plan Marshall europeo.

De Abascal no voy a hablar. Voy a hablar de los que con su voto impiden que nos dotemos de un instrumento necesario para poder agilizar los trámites y canalizar estos fondos. Esto es una actitud partidista muy contraria a los intereses generales del Estado y muy reveladora de la altura de miras de esos partidos políticos, que en ir en contra de los intereses generales de los españoles y de los catalanes coinciden.

¿Entendió usted que ERC se desmarcara de esta votación de los fondos europeos? ¿A qué lo achaca? ¿A la campaña?

Va contra los intereses de los catalanes y las catalanas. Tienen que explicar por qué lo hacen. Esto ya lo viví con el estado de alarma. Pedían una cosa un día y al día siguiente votaban en contra de lo que habían pedido el día anterior. Pido coherencia, una cierta altura de miras, al menos en dos temas que son esenciales: la lucha contra la pandemia y la reactivación económica. Ahí no se entiende que haya esas actitudes de política de chimenea estrecha.

¿Qué le parecen las imágenes de Vic de la tarde de este sábado, las que afectan a la campaña electoral de Vox?

Lamentables y las condeno. Todo tipo de agresión y todo tipo de violencia, venga de donde venga y se dirija a quien se dirija, la condeno.

Asegura que un referéndum no tiene apoyo en la sociedad catalana. Sin embargo, las encuestas que se conocen hasta ahora muestran que una amplia mayoría de catalanes defienden el derecho a decidir. ¿En base a qué datos realiza usted esa afirmación?

Los catalanes, cada vez que votamos, decidimos. En base a esto. Cada vez que vamos a las urnas decidimos y ejercemos nuestro derecho a decidir. 

¿Y cree que esto es lo que se va a reflejar también en las urnas del 14 de febrero?

Si se refiere usted al planteamiento de un referéndum de autodeterminación, creo que esto es divisivo en la sociedad catalana. Lo que quiero es el reencuentro de la sociedad catalana. Tiene que haber planteamientos que sean objeto de consenso, no de división. Planteo centrar las energías en aquellos problemas reales que preocupan a los ciudadanos de Cataluña, que, repito, son la protección de la salud, la reactivación de la economía y no dejar a nadie atrás.

¿Qué le parece la propuesta de Junts de declarar la independencia si el bloque que integran los partidos independentistas obtiene más del 50% de los votos?

Están viviendo de este cuento. Y ya se ha acabado. La gente en Cataluña ha dicho “¡Basta¡” y vamos a pasar página de esto. Ni ellos mismos se creen esto que están diciendo.

¿Es usted partidario de los indultos?

Soy partidario de que nadie tenga privilegios ni perjuicios y de respetar el Estado de derecho, que obliga a tramitar los indultos cuando son solicitados. Es lo que está haciendo el Gobierno de España. Voy a esperar a la tramitación antes de dar mi opinión personal al respecto. Estoy a favor del Estado de derecho, de la justicia y en contra de la venganza.

Voy a esperar a la tramitación de los indultos antes de dar mi opinión personal al respecto

¿Cree que esta cuestión, la de los indultos, ayudaría a destensar el clima social en Cataluña?

Lo que ayuda siempre es cumplir con el Estado de derecho y con las resoluciones de los tribunales y si lo hubiéramos hecho, no habríamos llegado a donde hemos llegado.

¿Cuál es su posición sobre la reforma del delito de sedición?

Son delitos que tienen que homologarse a la norma europea. Por tanto, estoy a favor del compromiso que adquirió el presidente del Gobierno en su discurso de investidura de reformarlos para adaptarlos y homologarlos a la norma europea. Estoy a favor.

¿Aprueba usted al Govern en lo que tiene que ver con la gestión de la pandemia? ¿Lo ha hecho mejor Cataluña que otras comunidades?

Todas las comunidades autónomas han gozado de mi apoyo cuando era ministro de Sanidad en las las medidas que han ido adoptando para combatir la pandemia. Hemos trabajado muy coordinados, hemos trabajado en el marco de un plan de respuesta común, de un plan de vacunación que hicimos juntos. Yo no voy a variar mi posición ahora que soy candidato, voy a valorar el trabajo que se ha hecho y no voy a hacer como otros están haciendo, política de la pandemia. Por tanto, sobre eso no tengo nada más que decir.

¿Cuál sería su primera medida en materia de sanidad si es elegido presidente?

Asegurarme de que hay todos los medios necesarios para el desarrollo del plan de vacunación y potenciar y reforzar la sanidad catalana, dotándola de más recursos, garantizando que todo ciudadano de Cataluña sea atendido en un período de 48 horas como máximo en su centro de salud, reformando tecnológicamente la sanidad catalana, apostando por la Agencia de Salud pública de Cataluña, dotándola de los medios humanos y materiales que necesita e impulsando una cuestión que me parece fundamental y muy importante, que es la salud mental. 

También, coordinando toda la atención a los mayores que están en residencias con la atención sanitaria. Ahí hay que hacer un giro copernicano de 180 grados para garantizar que se trabaja coordinadamente.

 ¿Y en materia fiscal? ¿Cree que es urgente una armonización fiscal?

Creo urgente acabar con el dumping fiscal que hacen algunas comunidades autónomas en una práctica insolidaria que hay que acabar con ella. Creo también que hay que revisar el modelo de financiación de las comunidades de régimen general, tarea pendiente desde 2014. No voy a dejar la silla vacía. Voy a ir a las reuniones. Voy a enviar representantes de Cataluña a todas las reuniones. Voy a buscar aliados para que esto se haga con lealtad institucional, sin buscar privilegios para ninguna comunidad autónoma, pero en base a datos objetivos que garanticen que Cataluña tiene unos ingresos justos.

¿Cuando habla de dumping fiscal se refiere a la Comunidad de Madrid, por ejemplo?dumping

Por ejemplo.

¿Considera que Cataluña está infrafinanciada?

Hay que revisar el modelo desde los principios de la solidaridad, sin buscar privilegios, con bases objetivas, con lealtad institucional. Pero también le digo que Cataluña tiene que tener unos ingresos justos en base a las aportaciones que hace en términos de riqueza al conjunto de España. 

Desde Unidas Podemos se ha acusado estos días al Gobierno central de haber paralizado iniciativas como la Ley de Vivienda para no perjudicarle en la campaña. ¿Cómo responde a estas críticas?

El Gobierno de España hace su trabajo, ha sido un honor para mí formar parte del mismo y creo que las decisiones las toma en base al plan de trabajo que tienen fijado y no en base a coyunturas electorales.

El Gobierno de coalición tiene una salud de hierro

¿Cree usted, que ha estado dentro desde ese Gobierno de coalición, que pese a las tensiones, se va a agotar la legislatura?

Es un Gobierno que está haciendo frente a la mayor pandemia en cien años y con la consiguiente crisis económica y social, que ha desplegado unas ayudas para que nadie se quede atrás sin precedentes en nuestra democracia, que va a gestionar fondos sin precedentes en la historia de la Unión Europea… Creo que tiene una salud de hierro.

¿Cuál es su posición sobre sobre la ley trans? ¿Cree que es posible que los sectores de Unidos Podemos y del Partido Socialista acaben llegando a un entendimiento y que esta ley sea una realidad?

Yo me siento muy identificado con las posturas del feminismo que defendemos los socialistas y con las posiciones que mis compañeras feministas del PSC defienden al respecto.

Illa arrasa como opción no independentista en Cataluña: "¡El cambio es imparable!"

Illa arrasa como opción no independentista en Cataluña: "¡El cambio es imparable!"

Más sobre este tema
stats