La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Barómetro del CIS

La intención directa de voto del CIS prevé una nueva victoria del PSOE y un batacazo de Cs si hubiera generales

El líder de Cs, Albert Rivera, este miércoles en el Congreso.

Dos meses después de las elecciones autonómicas y municipales de mayo la negociación para formar un Gobierno a nivel estatal avanzaba muy lentamente, pero aún no estaba a punto de fracasar. Y el reparto de fuerzas entonces, al menos según el CIS, seguría siendo más o menos el mismo que hubo el pasado 26 de mayo salvo por el desplome de Ciudadanos. El barómetro poselectoral del instituto [consúltalo en PDF], hecho público este jueves pero realizado entre el 17 de junio y el 16 de julio, da un 29,7% de intención directa de voto al PSOE, por un 11,6% del PP, un 8,9% de Unidas Podemos y sus confluencias, un 7,4% de Ciudadanos y un 3,3% para Vox.

Estas cifras, no obstante, solo reflejan las respuestas ofrecidas directamente por los encuestados, sin aplicarles posteriormente ningún tipo de cocina que los corrija, por lo que no pueden considerarse una proyección fiable de lo que ocurriría en unas eventuales elecciones. En esta ocasión, el CIS ni siquiera ha ponderado las cifras descontando la abstención prevista, como sí había hecho en los últimos barómetros.

El PSOE cree que Iglesias "disfraza" de nuevas propuestas su exigencia de una coalición y le pide que explore alternativas

El PSOE cree que Iglesias "disfraza" de nuevas propuestas su exigencia de una coalición y le pide que explore alternativas

Con respecto al estudio hecho público en julio –y sin descontar, como ocurre en el de este jueves, la abstención–, el PSOE pierde un punto en intención directa de voto sin ponderar, mientras el PP ganaría nueve décimas, Unidas Podemos también subiría un punto. Ciudadanos se desplomaría perdiendo casi cinco puntos de intención directa desde el 12,3% que tenía en junio. Vox, por su parte, pierde siete décimas de punto.

Si se tienen en cuenta los bloques, el batacazo de Ciudadanos amplía la ventaja con la que contaría la izquierda sobre la derecha, según el CIS. El bloque progresista, sumada la intención directa de voto sin ponderación de PSOE y Unidas Podemos, alcanzaría un 38,6% de los votos, por el 22,3% de encuestados en el barómetro que aseguran que votarán a alguno de los partidos conservadores o ultraconservadores.

Tomando como referencia los datos de intención directa de voto sumados a la simpatía que genera cada partido a los encuestados –una información que es una de las que se utiliza a la hora de hacer la cocina–, los datos son similares. El PSOE obtendría en voto más simpatía un 32,2%, por el 12,8% del PP, el 9,9% de Unidas Podemos y sus confluencias, el 8,6% de Ciudadanos y el 3,5% de Vox.

Más sobre este tema
stats