Podemos

Irene Montero asegura que el resultado de la consulta "cierra el debate" sobre su "credibilidad"

Irene Montero, durante la rueda de prensa.

Una vez sorteado el peligro, toca pasar página. Así lo defendió este lunes la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, que aseguró que los resultados que obtuvieron ella y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en la consulta realizada entre las bases por la compra de su chalé sirven para cerrar "con contundencia" el "debate" abierto sobre su "credibilidad". Montero, de hecho, puso la consulta –a la que se refirió como "revocatorio", pese a que formalmente no lo fue– como ejemplo para la "política española", en la que señaló que queda marcado "un antes y un después".

La portavoz quiso dar por zanjada así la polémica iniciada hace unos días, cuando se conoció que ella e Iglesias habían adquirido un chalé en la localidad madrileña de Galapagar por más de 600.000 euros. Después de la polémica que levantó dicha compra, ambos dirigentes decidieron promover una consulta entre las bases de Podemos al entender que su "credibilidad" había quedado tocada, y este domingo se conocieron los resultados: 188.176 inscritos del partido votaron en la misma –récord histórico en Podemos– y el 68,42% de los participantes apoyaron a Iglesias y Montero, mientras un 31,58% optaron por exigir su dimisión.

Pablo Iglesias niega que salga dañado de la consulta y evita la autocrítica: "No tengo nada de que arrepentirme"

Pablo Iglesias niega que salga dañado de la consulta y evita la autocrítica: "No tengo nada de que arrepentirme"

Con esa participación y esos resultados, Montero aseguró que se "cierra con contundencia" la controversia y que Podemos sale "más fuerte" de la misma, ya que ha quedado demostrado –a su juicio– que sus dirigentes hacen aquello que prometen. "Se equivocaban aquellos que decían que no había que consultar a las bases", señaló igualmente la portavoz en referencia a los dirigentes de su partido que consideraron un error la convocatoria de la consulta.

En cuanto a los casi 60.000 afiliados que pidieron su renuncia y la de Iglesias, Montero aseguró que tomará "nota, no tanto para hacer cambios orgánicos sino para incorporar esas críticas" a su "práctica política cotidiana". La portavoz tampoco quiso valorar cuál cree que sería el nivel de rechazo entre los votantes, y no solo los militantes, de Unidos Podemos a la compra de su chalé. "Antes de coger la bola de cristal, prefiero comprobarlo en las elecciones", se limitó a señalar Montero, que apuntó que "hace unos meses muchos nos daban por muertos y ahora resulta que no".

La dirigente, además, reiteró en la rueda de prensa que Unidos Podemos apuesta por apoyar "sin ninguna condición" la moción de censura presentada por el PSOE, que se debatirá y votará el jueves y el viernes. La formación morada celebrará una consulta entre sus bases este jueves para ratificar su apoyo a esta medida: la pregunta a los militantes será "¿Apoyas que Podemos vote a favor de una moción de censura para echar al PP y a M.Rajoy del Gobierno?", y sólo se podrá contestar con "sí" o "no". Montero señaló que la dirección apoya sin ambages el voto favorable, pero también planteó que, de fracasar la moción, Sánchez sufriría un "fracaso" sin paliativos, ya que su moción no es "de dignidad" –es decir, sin opciones de salir adelante, como la que presentó Podemos hace unos meses–.

Más sobre este tema
stats