Crisis en IU

IU Madrid desacata la orden de la dirección federal de cortar cabezas por Bankia y deja en evidencia a Lara

Cayo Lara, defendiendo su informe ante la Presidencia Federal, con José Luis Centella y Miguel Reneses, este 14 de diciembre de 2014.

La dirección de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid (IU-CM) sigue negándose a asumir responsabilidades políticas por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid y Bankia. Estaba previsto que este tema, que lleva arrastrándose desde hace más de dos meses, se debatiera –entre otras cuestiones– en una Presidencia Regional que iba a celebrarse este martes. Pero no pudo ser. Se suspendió ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre los dos principales sectores de la federación: el identificado con el cambio y que ha obtenido una contundente victoria en las primarias celebradas recientemente, liderado por Tania Sánchez, y el antiguo sector mayoritario, conformado por los afines a Ángel Pérez (SomosIU).

Este domingo, vista la inacción de los órganos de dirección madrileños, la Presidencia Federal pidió la dimisión de los excoordinadores Ángel Pérez (1993-2000) y Gregorio Gordo (líder entre 2009-2012), actuales portavoces de IU en la Asamblea y en el Consistorio madrileño. Pero no pidió que entregaran sus actas de diputado y concejal, respectivamente. El equipo de Cayo Lara se implicó de forma directa en una resolución que es algo menos exigente que otra anterior elaborada también por la Presidencia Federal, fechada el 10 de noviembre. 

En la del 10 de noviembre, a pesar de que no daba nombres –este domingo sí los dio– IU federal pedía la caída de aquellos coordinadores madrileños que tomaron decisiones sustanciales en la entidad y que tuvieron que ver con la "inadecuada gestión" de Fundeste, la fundación de la organización. Y les pedía que entregaran sus actas. Por tanto, la resolución de este domingo era considerada una pequeña vía de escape para la vieja guardia de IC-CM, pues pedía a Pérez y Gordo que renunciaran a ser portavoces, pero no que entregaran sus actas. Y en esa resolución se implicó directamente Cayo Lara y su equipo.

Pero los afines a Sánchez y los de Pérez llegaron con posturas encontradas sobre este asunto a las reuniones previas a la finalmente abortada Presidencia Regional. El sector renovador pide que se cumplan las decisiones adoptadas en la Presidencia federal de IU y que dimitan ambos excoordinadores. Y planteó aprobar un texto, al que tuvo acceso este diario, en el que reclama "acatar el contenido de la resolución de la Presidencia Federal, en particular el mandato a esta federación de 'actuar y adoptar, de manera urgente, las medidas necesarias que se derivan de las conclusiones del informe de la Comisión de Transparencia", así como "solicitar, en consecuencia, a los portavoces de los grupos municipal de Madrid y parlamentario de la Asamblea de Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo su dimisión de tales portavocías como expresión de su responsabilidad política y trasladar a sendos grupos institucionales esta resolución para que en todo caso se produzcan sus ceses".

Mientras, la vieja guardia mantiene que el tema de las responsabilidades políticas sobre la gestión de Caja Madrid y Bankia está "zanjado" e insiste en su voluntad de trasladar a los grupos parlamentarios en Ayuntamiento y cámara regional la decisión de qué hacer con sus respectivos portavoces. En su propuesta, el sector de Ángel Pérez dice esperar que la finalización de los trabajos de la comisión de transparencia federal, el órgano compuesto por cuatro miembros del equipo de Lara y que en las últimas semanas ha ido entrevistando a dirigentes de IU-CM y recibiendo ingente documentación, "ponga fin a las especulaciones que han venido produciéndose". Y reitera que como "la totalidad" de los cargos públicos de la federación "tienen puesto el mismo a disposición de la organización, planteará a los grupos institucionales señalados en la resolución federal la toma en consideración de las recomendaciones en la misma".

Los dos sectores de la federación madrileña no se pusieron de acuerdo ni sobre cómo votar ambas propuestas. Los afines a Ángel Pérez pidieron que se votara una alternativa contra la otra, mientras que el sector de Tania Sánchez reclamó que se votara cada una de forma independiente.

El coordinador de la Presidencia, Daniel Morcillo, señaló a infoLibre que él mismo tomó la decisión de "aplazar, no suspender" la reunión de este martes ante la constatación de que "no había los suficientes acuerdos". Tras hablar con las partes, será la comisión ejecutiva de IU-CM la que tendrá que fijar una nueva fecha y orden del día para este encuentro. 

En un comunicado, el sector de Sánchez explicó que el hecho de que "no se daban condiciones mínimas de acuerdo para cumplir la resolución federal relativa al 'caso Bankia'" y de que no hubiera habido acuerdo "en la forma de resolver la dimisión del coordinador", fueron los motivos que derivaron en la "imposibilidad" de celebrar la Presidencia Regional. 

Lo que sí está claro es que el antiguo sector mayoritario volvió a hacer oídos sordos a una resolución de la Presidencia Federal aprobada por 24 votos a favor, 4 en contra y 5 abstenciones en la que se constató que en IU-CM hubo "actuaciones políticas no acordes con el código ético y la práctica política de IU".

Una organización descabezada 

El aplazamiento de la reunión también dejó sin resolver el vacío de liderazgo en el que está sumida IU-CM desde el pasado 1 de diciembre, cuando dimitió el hasta entonces coordinador regional, Eddy Sánchez. Las primarias del 30 de noviembre evidenciaron un cambio de escenario en la federación madrileña. El contundente resultado –Sánchez y Valiente cosecharon una victoria arrolladora tanto en la urna de militantes como en la de afiliados– dejó en una posición de debilidad a una vieja guardia que, además, se quedó sin cabeza tras la dimisión de Sánchez.

Estaba previsto que el cambio de escenario se articulara a través de la elección de una nueva dirección colegiada hasta que se celebre la próxima Asamblea, el máximo órgano de representación de IU-CM. Pero el asunto sigue en standby. El sector de Tania Sánchez y Mauricio Valiente pedían que se les ratificase como candidatos en un Consejo Político Regional el próximo 22 de diciembre. SomosIU (afín a Pérez), sin embargo, maneja un calendario con el que pretende retrasar esta ratificación hasta mediados de enero. Esta propuesta, a juicio del sector afín de la vencedora de las primarias, "no respeta el espíritu de apertura y participación democrática de las primarias abiertas celebradas recientemente para la elección de las cabezas de lista".

La vieja guardia de IU Madrid acusa a Garzón de “profeta” y de trabajar poco

La vieja guardia de IU Madrid acusa a Garzón de actuar de “profeta” y trabajar poco

Más sobre este tema
stats