El futuro del PSOE

IU minimiza el acercamiento al PSOE de exdirigentes vinculados a Llamazares

Gaspar Llamazares, el pasado 29 de octubre en el pleno del Congreso de los Diputados.

Un profundo "estupor" y hasta "cabreo" inundó este domingo a Izquierda Abierta y a su principal referente, Gaspar Llamazares. El diputado se encontró desde primera hora con la noticia de que el exjuez Baltasar Garzón y exdirigentes de Izquierda Unida, vinculados estrechamente a él mismo, habían publicado en El País una carta abierta de cara a la Conferencia Política del PSOE, un manifiesto en el que los firmantes, que estarán presentes en la cumbre, apuestan por la "colaboración" y el entendimiento de las izquierdas con el objetivo de "derrotar a la derecha". Los socialistas se apuntaron el tanto y se felicitaron del triunfo de su opa al entorno gasparista, y el propio Alfredo Pérez Rubalcaba dio a los integrantes del grupo su "cordial bienvenida". La dirección de IU, mientras, minimizó lo sucedido y lo atribuyó a una "operación del PSOE para dar brillo" a su convención de la próxima semana. "Eso sí, consiguen el efecto de la repercusión mediática, aunque sean retales, no figurones como lo era Rosa Aguilar", analizaba un dirigente cercano a Cayo Lara. Llamazares y su partido, IzAb, reaccionaron con un contundente comunicado con el que se desmarcaron del movimiento y lo calificaron de decisión "unilateral y ajena a la organización" y a la estrategia política de frente amplio. Izquierda Abierta está integrada en IU, como el PCE. 

Los movimientos comenzaron hace varias semanas, "meses", incluso, según el relato del PSOE. Nace del "acercamiento mutuo" de un grupo de exdirigentes, Espacio Abierto, con los socialistas. Un "grupo de amigos" que son los que ahora firman el manifiesto. Algunos fueron hombres de confianza de Llamazares en sus tiempos de coordinador: Rubén Fernández, número dos; José Francisco Mendi, secretario de Comunicación; Pedro Antonio Ríos, coordinador del grupo parlamentario y asesor de Rubalcaba en el Ministerio del Interior, y Félix Taberna, exlíder de IU en Navarra. Pero otros proceden de otros mundos: Mariano Santiso era número dos de Julio Anguita y ahora afiliado al PSOE; José Carrillo, hijo del exlíder del PCE Santiago Carrillo, es hoy rector de la Universidad Complutense; Héctor Maravall, sindicalista de CCOO y exconsejero de RTVE; Manuel González, abogado del entorno de Garzón; Eugenio Domínguez Vilches, rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA); Orencio Osuna, periodista y miembro de la ejecutiva de Izquierda Abierta (como Mendi); Eduardo Tamarit (Andalucía), cercano a la exministra y exdirigente de IU Rosa Aguilar; Ángel García Castillejo, exmiembro de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones a propuesta de IU; Francisco Román González (Melilla) y Pilar del Río, periodista, presidenta de la Fundación José Saramago y viuda del premio Nobel de Literatura. 

De todos, al menos tiene carné aún en IzAb y en IU Mendi, Fernández en IU y Osuna en IzAb. Mendi es a su vez secretario de Comunicación y Redes Sociales de la ejecutiva del partido de Llamazares, y Osuna, su responsable de Regeneración Democrática. Fernández y Mendi venían manifestando en los últimos años su apuesta por el trabajo conjunto con el PSOE, cada uno en su espacio. 

Pronto fue cobrando fuerza la idea de que había que redactar un documento, muy medido, donde se animase a la construcción de una "alternativa" conjunta con la socialdemocracia y frente al PP, aprovechando la Conferencia Política del PSOE, empujando a este a que dé "un paso hacia delante, hacia la izquierda". Fuentes de Espacio Abierto relataron a infoLibre que, cuando ya el texto estaba maduro, se lo enviaron a Garzón. El exjuez remitió sus aportaciones y, cuando todo el grupo dio su visto bueno, se decidió su publicación [ver aquí el PDF]. De camino, se habían profundizado los contactos con diversos sectores del PSOE (Eduardo Madina y Carme Chacón, posibles candidatos, estaban al tanto) y con la dirección federal. El trabajo con Ferraz descansó durante meses, y con absoluto sigilo, enElena Valenciano, la vicesecretaria general, y su equipo. "Lo que se busca es construir juntos desde el espacio que ha abierto el PSOE para acabar con la hegemonía del PP. Hemos trabajado muchos, muchos meses, con Rubén, con Mendi, con Santiso... y con Rosa Aguilar. Se ha creado una relación de confianza y respeto increíble", aseguraron fuentes muy próximas a la número dos. Espacio Abierto también citaba el nombre de Aguilar como puente. Desde el círculo de la diputada y exalcaldesa de Córdoba reconocieron su labor de "contacto" entre unos dirigentes y otros. 

A la Conferencia Política del PSOE acudirá "la mayoría" de los firmantes del manifiesto, pero no su principal cabeza, Baltasar Garzón, según ratificaron desde Espacio Abierto. 

Llamazares y Muñoz no estaban al tanto

De estos movimientos no estuvo informado "en ningún momento" Llamazares y Montse Muñoz, coportavoces de Izquierda Abierta. Ni siquiera fueron prevenidos de la publicación de la carta abierta en el rotativo de Prisa, según confirmaron ambas partes. 

El diputado respondió desde su cuenta de Twitter, desautorizando el acercamiento y desvinculándose de él. Preludió así el rotundo comunicado de IzAb que se difundió este domingo hacia las 13.30 horas. Igual hicieron dirigentes de su partido como Tasio Oliver. "Son gente adulta que ha tomado su decisión", replicó el círculo de Rubalcaba.

"La participación de algunos miembros" de Izquierda Abierta "en la Conferencia Política del PSOE, así como la suscripción de un manifiesto vinculado al mismo partido, es una decisión absolutamente ajena a los órganos de dirección de IzAb y tomada de forma unilateral, sin vínculo de decisión, ni información o debate alguno en el seno de nuestra formación", declaró el partido de Llamazares y Muñoz en el comunicado [ver PDF]. La nota subrayó que la estrategia principal de IzAb es una apuesta por "el engrose y la pluralidad de Izquierda Unida" y la consecución de un frente amplio de izquierdas que, "en ningún caso", puede contar con el PSOE, "cómplice y muñidor del actual estado de cosas y de la deriva antisocial" de los últimos años, y en la que se enmarca "su actuación en el Gobierno andaluz [del que forma parte IU], justificando importantes recortes" y rechazando "la regeneración política en Asturias", donde se ha negado a impulsar el cambio de la Ley Electoral. El partido señala que su defensa de la "regeneración política" y la "democracia participativa", con el PSOE, "casan mal", dados los "casos de corrupción" que han estallado en su seno. 

Llamazares y Muñoz lamentaron, por último, que algunos de sus miembros hayan suscrito el manifiesto, porque "no se corresponde con las líneas de trabajo" de IzAb, que no buscan la "refundación" del PSOE, y porque faltan el "respeto" a sus militantes y simpatizantes. 

"Instrumentos para el cambio social"

Rubalcaba saludó los acercamientos desde su cuenta de Facebook, post del que fueron avisados los medios. El secretario general escribió que "nunca en la historia de España" ningún partido había hecho un "mayor esfuerzo de participación y apertura" que el PSOE en su Conferencia Política, que se celebrará en Madrid del 8 al 10 de noviembre. Los socialistas, dijo, tienen la "certeza de que los partidos de izquierda deben abrirse a los ciudadanos si quieren seguir siendo instrumentos para el cambio social". "Son tiempos para la colaboración, la suma y la implicación, como bien dicen los integrantes de Espacio Abierto. A ellos les doy las gracias y mi cordial bienvenida a nuestra Conferencia Política, que es también suya". 

Fuentes del PSOE aseguraron que el movimiento no había sido protagonizado por Garzón. No obstante, el exjuez sí fue llamado a principios de octubre por Rubalcaba. Este le preguntó si la plataforma de la que forma parte con el poeta Luis García Montero, Convocatoria Cívica, se iba a presentar a las elecciones europeas. En realidad, Convocatoria Cívica forma parte del colectivo de organizaciones sociales con las que trabaja IU de cara a los comicios a la Eurocámara del próximo 25 de mayo. 

La dirección de IU no salió al paso. Sintomáticamente, los integrantes del equipo de Lara no se cruzaron llamadas durante toda la mañana, prueba de que la noticia no había causado "preocupación". "No entramos a valorar lo que hacen otros partidos. El PSOE intenta dar brillo a su Conferencia Política. Pues ellos sabrán. No vamos a perder un minuto en comentar esto, ni hemos comentado nada entre nosotros. Estamos en nuestro trabajo", apuntó José Luis Centella, mano derecha del coordinador y coordinador de la Presidencia de IU. Ramón Luque, secretario federal de Acción Política de IU, ahondaba en la misma valoración: 

Un veterano afilaba más el colmillo: "No tenemos por qué inquietarnos de un problema que es del PSOE. No son tiempos de preocupación en IU. El PSOE sabe que su Conferencia va a ser un fracaso y por eso ponen en marcha esta operación con gente que no es dirigente de IU. Esta es una operación del PSOE, no de quienes la han firmado. Huele a lo peor del aparato del PSOE, y ellos se dejan utilizar". 

Estrategia "recurrente"

Este peso pesado de la dirección señalaba que el más perjudicado es Llamazares, razón por la que "él tuvo que salir a cortarlo de raíz", "y también el exjuez", porque él era la apuesta del diputado para europeas. "Pero en lo interno no sale dañado, porque sabemos que la operación no nace de él". "El PSOE siempre ha jugado a llevarse a dirigentes de IU. A veces se apuntan un tanto sonado, como lo fue Rosa [Aguilar, exalcaldesa de Córdoba con IU cuando José Antonio Griñán la nombró consejera y después José Luis Rodríguez Zapatero la hizo ministra]. Es recurrente su estrategia. consiguen el efecto de la repercusión mediática, aunque sean retales, no figurones como lo era Rosa. Ellos no están en primera fila. Por ese efecto sale Gaspar rápidamente. Y por eso el PSOE lo vende a bombo y platillo. Es de manual. Pero nosotros estamos tranquilos", analizaba esta fuente. 

Llamazares no quiso hacer declaraciones. Pero sí las hizo Muñoz, quien también entrevió, como el aparato de IU, la mano del PSOE: "Hace unos días tuvimos Consejo Federal de IzAb y nadie dijo nada de esto. Es una cuestión puramente personal, pero ni siquiera tuvieron la deferencia de contárnoslo antes. Al PSOE, desde luego, le viene bien hacer ver que se le acerca gente del espectro de la izquierda. Pero ellos no representan a nadie". 

Muñoz cargó, en declaraciones a infoLibre, contra sus compañeros de IzAb que firmaron el manifiesto: "Hay gente que sigue viviendo de su vinculación con Gaspar y es injusto. Gaspar se lo ha tomado muy mal. Está muy harto. Cuando tiene que decir algo, lo dice. No necesita correveidiles. Y ya ha dicho que ni está ni estará en este tipo de operaciones. El PSOE no es un interlocutor válido para el frente de izquierdas en el que creemos. Apostamos por un frente amplio no para dar fuerza al PSOE, sino para romper el bipartidismo. No vamos a lavar la cara al PSOE o darle una pátina de izquierdas. Lo que demuestran estos compañeros es falta de cortesía y escaso aprecio a Gaspar. Lo que sentimos hoy es estupor porque son fórmulas que no compartimos y que erradicamos". 

Espacio Abierto no quiere "polemizar"

Entonces, ¿se les expulsará? IzAb convocará su ejecutiva el próximo martes y allí espera que se expliquen Fernández y Osuna, porque exdirigentes como Ríos, Taberna o Santiso no están en IU ni en IzAb. De momento, no habla de expulsiones, pero sí les enseña la puerta de salida. "Si creen que esa es la estrategia, si quieren dejar su carné en IzAb y en IU, que lo hagan. Pero las expulsiones no sirven para nada salvo para justificar a los que se quieren ir. No vamos a ponerles puente de plata", afirmó Muñoz, quien reiteraba que "nunca, en ningún órgano de IU, se ha planteado la estrategia de acercamiento al PSOE". 

Fuentes de Espacio Abierto advirtieron de que no van a "polemizar" con nadie. Que se atienen a la letra del manifiesto. Que ven compatible firmar la carta abierta y seguir en IzAb y en IU. Que lo importante no es combatir el bipartidismo, como quieren IU e IzAb, porque eso es "un neoanguitismo, una vuelta a las dos orillas", a la teoría de que PSOE y PP están a un lado e IU, al otro. "Creemos firmemente en el entendimiento de las izquierdas. Que cada uno haga su valoración. Vendrán más compañeros. Somos un punto de encuentro con vocación de caminar más", rubricaron. Varios miembros consultados por este periódico insistieron en la idea de que no les mueve el "oportunismo", ni mudar de barco para arañar un cargo. "Lo bueno del momento es que hay un PSOE tan débil que no hay sospecha de cambio de carné", sostenía uno. Igual que este otro: "Ellos dicen que es el peor momento de la historia del PSOE, y así es, y que IU va a ganar al PSOE. Pues entonces no será por oportunismo que hacemos esto, ¿no?". 

Desde IU apuntaban a otro efecto negativo: "Se equivoca el PSOE si cree que tiene credibilidad al pensar en una casa común de la izquierda [lo que ocurrió con Nueva Izquierda en los noventa] o en una causa común, porque ese tipo de actitudes son refractarias en IU. Ellos no leen las encuestas. No se dan cuenta de que en año y medio, con las elecciones municipales y autonómicas, va a darse un cambio de norte a sur, y no sólo porque IU va a ser decisiva en muchos gobiernos, sino porque IU puede quedar por delante y el PSOE deberá apoyarnos si quiere". Muñoz convergió con ese planteamiento: "Esto no ayuda a nadie. Tampoco al PSOE, aunque en un principio crea que sí. El PSOE no ha comprendido que estamos en otro momento. No sirve ya buscar descontentos en IU. Es como el bipartidismo cutre. Están en el pasado".

Los socialistas afrontan otro problema al quedarse en minoría su Gobierno en Asturias

Los socialistas afrontan otro problema al quedarse en minoría su Gobierno en Asturias

Más sobre este tema
stats